Economía

Productores agrícolas pasan las de Caín ante la falta de gasoil en Venezuela

El productor agrícola de los pueblos del sur de Mérida, José Luis Guillén Méndez, explicó que a pocos días de cumplirse un año del inicio de la pandemia, no han parado de producir en el sector del campo, solo que han tenido muchos obstáculos para ejercer su labor.

Guillén manifestó que en esa región andina atraviesas una odisea para poder tener acceso al combustible y al gasoil y a veces les piden hasta 150 dólares para poder llenar el tanque con gasoil, así como también  «hacer colas de 2, 3 o más días para poder surtir un camión para poder sacar las cosechas y llevar las hortalizas al centro del país», apuntó a través de una entrevista telefónica ofrecida a Unión Radio este martes 2 de febrero.

El productor agrícola sugiere que el Gobierno tome en serio a este sector y además asegura que tras la desaparición (expropiación) de Agroisleña «no volvió a haber cartera crediticia para que los productores accedan a créditos para producir, la maquinaria está prácticamente obsoleta», dijo.

Adicionalmente, aprovechó la ocasión para denunciar la presencia de alcabalas las cuales no permiten que los productores realicen los traslados de sus productos  y señaló que solamente en el tramo Agua Viva desde el estado Trujillo, límite con Maracaibo, hay alrededor de 14 alcabalas y les hacen descargar las cosechas, los increpan a qué lugar las van a llevar, maltratan la mercancía con cabillas y luego, al final, el productor tiene que regalarles al menos un kilo de las legumbres que trasladan. «Eso es una falta de respeto», expresó.

Cabe destacar que a finales de enero, expertos en materia económica aseguraron que el Gobierno del presidente norteamericano Joe Biden podría levantar algunas sanciones que pesan sobre Venezuela. Sin embargo, al país solo le quedan dos meses de reserva de diésel, situación de escasez que podría aumentar la severa crisis actual, la cual se agravó con el decreto  de cuarentena implementado por Nicolás Maduro el 16 de marzo de 2020.

Desde ese entonces, el déficit por la gasolina –que estaba critica desde hace varios años en algunos estados-, se terminó de extender en todo el territorio nacional, así como también la falta de diésel.

Nicolás Maduro ha intentado “paliar” la crisis de la gasolina trayendo combustible desde Irán y diésel desde la India. Sin embargo, la falla continúa porque las plantas refinadoras del país siguen a media máquina. No hay producción puesto que la falta de inversión y mantenimiento en los principales sistemas de arranque.

El combustible iraní “alivió” de manera temporal la crisis, sobre todo en la ciudad de Caracas, pero la agonía no cesó en el resto de las ciudades. Solamente en agosto y septiembre se generaron varias protestas por las constantes fallas de los servicios públicos, específicamente la gasolina.

Entretanto, miles de venezolanos siguen pernoctando en las estaciones de servicio para ver si cuentan con la suerte de poder surtir sus vehículos bien sea pagando en bolívares o en dólares.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba