Economía

Que gran negocio

Venezuela ha sufrido grandes descalabros económicos producto de la ignorancia y de la insensatez de quienes tratan de conducirla. Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) fue la empresa petrolera latinoamericana más importante y quizás, la empresa latinoamericana más importante del mundo. Hoy, debido a las dudosas acciones de sus directivos, se encuentra metida en un berenjenal difícil de comprender. No existe información.

Hace un año, el 16 de agosto de 2006, con efectividad al 31 de julio anterior, CITGO, empresa filial de PDVSA vendió a Lyondell Chemical Corporation el 41,25% de las acciones que poseía en una refinería ubicada en Houston, Texas, U.S.A. (Lyondell-CITGO Refinary, LCR). Entendemos que la operación se realizó por 2.120 millones de dólares americanos y una de las características importantes de esa refinería es, que promovida y construida a partir de 1993, está diseñada para refinar petróleos pesados y de alto contenido de azufre como los que produce Venezuela.

Su capacidad de refinación es de 268.000 barriles diarios y es capaz de producir 120.000 barriles diarios de gasolina, 95.000 barriles diarios de diesel, 25.000 barriles diarios de combustible para la aviación y varios otros productos importantes para la industria química y afines.

La ubicación geográfica de la refinería es calificada de excelente. Además, cada día es más difícil construir refinerías de petróleo en los Estados Unidos, serán un bien escaso.

Amén de la sociedad entre CITGO y Lyondell para poseer a esta refinería, existía un contrato de suministro de petróleo que garantizaba el consumo de 230.000 barriles diarios producidos por Venezuela. Esa refinería sufrió pérdidas que fueron demandadas a PDVSA por incumplimiento del contrato de suministro de petróleo y un arbitraje condenó a la empresa venezolana a compensar dichos daños.

Durante la última semana los accionistas de Lyondell han recibido una oferta de la compañía holandesa Basell para comprar sus acciones por un precio de 48 $ cada una lo que da una capitalización de 11.82 billones de dólares para Lyondell. Hace un año, cuando CITGO le vendió la refinería a Lyondell, las acciones se cotizaban a 22 $ cada una lo que significa que para la fecha de la transacción la capitalización de la compañía era de 5.42 billones de dólares americanos. Menos de la mitad de ahora.

Como es imposible analizar los efectos de esta transacción a través del análisis de los informes que deberían suministrar tanto PDVSA como CITGO a sus accionistas, los veintitantos millones de ciudadanos venezolanos, recurrimos a los papeles de información de la compañía Lyondell Chemical Corp.

En la forma 8-K presentado por la compañía a la SEC, máxima reguladora del mercado de capitales norteamericano, amén de toda la información pertinente, vemos un cuadro que muestra que la adquisición de la refinería tendría el efecto de triplicar los ingresos trimestrales desde 100 millones a trescientos millones de dólares, es decir, que la operación significó para Lyondell, un incremento de ochocientos millones de ingresos al año.

Debemos concluir que la venta realizada por CITGO a Lyondell por el 41,25% de las acciones de la refinería LCR por 2.12 billones de dólares se realizó a apenas dos veces y media el incremento de ingresos que la adquisición produjo en las operaciones de la empresa adquirente. Además, los accionistas de dicha empresa vieron crecer su inversión hasta duplicarse en apenas un año. ¿Quién se responsabilizará de este negocio?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba