Economía

Refinerías Amuay y Cardón cerradas temporalmente por «falla operativa»

Las refinerías venezolanas de Amuay y Cardón, propiedad de la compañía estatal Pdvsa y que forman parte del llamado Complejo Refinador de Paraguaná (CRP), suspendieron sus operaciones temporalmente esta semana por una falla operativa, denunciaron a Efe varias fuentes del sector.

Varias de esas fuentes explicaron que en el caso de Amuay la reactivación se producirá en un menor plazo e incluso uno de los consultados indicó que este martes se inició el proceso de reactivación.

Efe consultó a Pdvsa acerca del caso sobre la situación de las dos refinerías y no obtuvo respuesta.

El secretario de la Federación Unitaria de Trabajadores y Trabajadoras del Petróleo de Venezuela (FUTPV), Iván Freites, detalló a Efe que las refinerías de Amuay y Cardón se paralizaron en la noche del sábado pasado por «problemas de unos equipos».

Freites dijo que la paralización de operaciones en Cardón «debe ser por varias semanas» pues se trata de «un daño mayor» que afecta a «una torre destiladora», mientras que en el caso de Amuay sería «por unos días».

El analista petrolero Rafael Quirós Serrano confirmó que la producción de Cardón se recuperará «en una o dos semanas» y apuntó que en el caso de Amuay la estatal «la echó a andar ayer (martes)».

Efecto dominó

La caída de la extracción de petróleo ha tenido un efecto directo sobre la producción de las refinerías, por cuanto las plantas no disponen de la materia prima local para procesar.

La merma de la producción de crudo venezolano ha sido compensada con la importación petróleo liviano y mediano o con productos casi terminados a los que se les procesa para incorporarles aditivos y hacerlos aptos para su comercialización.

De acuerdo con los analistas, las refinerías venezolanas producen entre el 10 % y el 15 % de su capacidad instalada.

Las refinerías de El Palito, estado Carabobo; y Puerto La Cruz, estado Anzoátegui, también presentan problemas operativos. En el caso de la segunda, no ha producido ni un litro de gasolina desde 2018, según las fuentes consultadas.

El origen de la situación

En los últimos diez años, advierten las fuentes, Pdvsa redujo paulatinamente las inversiones en sus refinerías, a lo que hay que añadir el efecto de las sanciones que entraron en rigor en 2019 y que implican una veda al acceso a repuestos y equipos de origen estadounidense.

La situación de las dos plantas refinadoras, sostuvo Freites, «es producto de la falta de mantenimiento, de que no hay repuestos, de que se no hacen las reparaciones que se requieren».

Recordó que «muy pocas veces» ambas refinerías han parado sus operaciones de manera simultánea como en esta oportunidad.

Si bien Pdvsa ha buscado que las empresas de servicio chinas o indias asuman esas tareas, al final se tropiezan con la limitación de que ciertas tecnologías son de origen estadounidense y no pueden acceder a ellas.

Otras de las razones que explican el estado actual de las refinerías es la falta de mano de obra calificada en la industria petrolera.

Freites precisó que en el CRP actualmente «acuden a trabajar» 300 personas, en unas plantas que una década atrás tenían una nómina de 5.700 empleados.

Rumores de activacción de ambas refinerías

Comienzo de está semana Petróleos de Venezuela, Pdvsa, informó que reiniciará parcialmente la refinería de Amuay, pero la destiladora de Cardón no podrá operar hasta finales de febrero.

En Amuay se venían refinando apenas 50.000 barriles diarios de crudo, que equivalen a 7,87% de su capacidad instalada, que alcanza a 635.000 barriles por día. Cardón, cuya capacidad es de 305.000 b/d, se mantiene paralizada.

De la capacidad instalada máxima de 1.300.000 barriles por día que tiene el parque refinador de Pdvsa en Venezuela, se llegó a un promedio de actividad de 15% a finales del año pasado. «Amuay había estado procesando alrededor de 50,000 b / d hasta que su única unidad operativa de destilación de crudo falló. El craqueador catalítico de 108,000 b / d de la planta se descompuso el mes pasado», revelan las fuentes consultadas por Argus.

Igualmente, Cardón también venía procesando alrededor de 50,000 b / d antes de que su única CDU operativa se descompusiera el 25 de julio pasado.

Falta de recursos para la adquisición de repuestos, reposición de equipos y gestionar operaciones de mantenimiento mayor y menor ponen en riesgo el suministro de combustibles al mercado interno, cuya demanda se ha reducido a menos de la mitad de su promedio histórico de 350.000 barriles diarios, con un consumo de entre 110.000 y 120.000 b/d, según estimaciones recientes.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar