Economía

Terminó Semana Santa y el nuevo Dicom aún no arranca

Culminó la Semana Santa y aún la nueva fase del sistema de divisas complementarias (Dicom), que anunciara el presidente de la República Nicolás Maduro el mes pasado, no termina de arrancar.

El pasado 31 de marzo, el vicepresidente ejecutivo de la República, Tareck El Aissami, afirmó que el nuevo Dicom entraría en operaciones a mediados de abril, luego del asueto de Semana Santa.

Sin embrago, y por los acontecimientos no solo económicos, sino políticos, no parece una posibilidad real el inicio de operaciones del Dicom esta semana.

En medio de este contexto no son pocas las criticas y cuestionamientos por parte de los especialistas en el área económica, que no dudan en predecir el fracaso del próximo mecanismo de distribución de divisas.

Sin reservas

El economista Jesús Casique reiteró recientemente que no es posible aspirar a una mejora en la economía venezolana, con cuatro tipos de cambio, y mucho menos esperar que haya un respiro en la adjudicación de divisas al sector privado con el nuevo sistema anunciado por el Ejecutivo.

«Ninguno de los procesos cambiario que ha efectuado el gobierno central ha reactivado el aparato productivo nacional, porque para que las empresas tenga acceso a las divisas, sobre todo las privadas, debe haber dólares en la cartera, pero eso no lo tenemos; con el agravante de que no hay inversiones en el país por la desconfianza que esta gestión y la anterior han generado», señaló Casique en entrevista radial concedida a Unión Radio.

Hasta el 7 de abril, las reservas internacionales, de acuerdo con el último reporte del Banco Central de Venezuela (BCV), se ubicaban en 10.635 millones de dólares.

Pero Casique precisa que las reservas consideradas como operativas están en un monto que ronda los 2.200 millones de dólares.

«Tenemos unas exiguas reservas que se ubican en 10 mil 261 millones de dólares. Las operativas están alrededor de 2.200 millones de dólares. Este año las reservas han caído 734 millones de  dólares. Cómo vas a ofertar divisas si no hay los dólares que demanda el mercado; ahí es donde entra el protagonismo del mercado paralelo, que es un mercado muy pequeño pero que es muy volátil», afirmó Casique.

Las reservas internacionales, refiere el ente emisor, son los recursos financieros en divisas con los cuales cuenta un país para garantizar los pagos de los bienes que importa y el servicio de la deuda, así como para estabilizar la moneda.

Ningún funcionario del Ejecutivo ha aclarado qué pasará con el esquema de cambio Dipro, cuyo valor es de 10 bolívares por dólar, ni cuánto será el valor de arranque del nuevo Dicom.

«En su alocución, el día del anuncio, el presidente Maduro no indicó si va a continuar con el Dipro y esa es una gran duda, pero el subyacente es que tenemos un tipo de cambio fuertemente sobrevaluado y una economía que no puede funcionar con cuatro tipos de cambio, una economía que está dislocada y con enormes desequilibrios».

Un nuevo Dicom, un nuevo periodo de restricción

El director de la firma Ecoanalitica, Asdurbal Oliveros, señaló hace poco en un reciente foro realizado por la consultora, que el nuevo mecanismo inaugurará una nueva fase de restricciones.

Las liquidaciones de dólares al sector privado continúan en retroceso tal y como culminó en el último trimestre de 2016. De acuerdo con Oliveros, al cierre del primer trimestre de 2017 la adjudicación de divisas al sector privado se contrajo 44% en base internaual

«El nuevo Dicom lo que va a inaugurar es un nuevo período de restricción de divisas. Después de pagar las deudas de abril, el flujo de caja del Gobierno va a quedar muy limitado, así que no podemos ver que el Ejecutivo tenga la capacidad de dar grandes liquidaciones, por lo menos en el corto plazo, en términos de divisas con este nuevo esquema», explicó Oliveros.

El Aissami anunció el pasado 12 de abril que la estatal de hidrocarburos Pdvsa pagó de 2.557 millones de dólares en capital de sus bonos.

Uno de los pocos anuncios en torno al funcionamiento que tendrá el nuevo Dicom es que el se refiere a la realización de dos subastas semanales para la adjudicación de divisas.

«El Ejecutivo pasará de un esquema de dos subastas semanales mientras compensa un poco los problemas de caja, para después volver a subastas diarias con un ritmo de depreciación bastante agresivo, sobre todo si siguen manteniendo el tipo de cambio Dipro».

Alza del tipo de cambio paralelo

De acuerdo con Oliveros, independientemente de la forma en que el Ejecutivo ponga en marcha el nuevo Dicom, el contexto económico actual apunta a un alza irreductible, en el corto plazo, del tipo de cambio paralelo.

«Financiamiento monetario, restricción de divisas, problemas de flujo de caja, menos liquidación de dólares oficiales; todo eso apunta a que no hay razones para creer que va a haber una reducción importante, permanente en el tiempo, del tipo de cambio paralelo».

Según Oliveros, el Gobierno evalúa, desde hace un tiempo, una forma libre de estorbos, que permita despenalizar el uso de divisas propias.

«El Ejecutivo está evaluando un mecanismo más expedito de despenalizar el uso de dólares propios. La idea del Gobierno es: yo no tengo dólares, usa tus propios dólares y yo no me voy a meter en ese negocio de cómo traes esos dólares y cómo estás contabilizándolo. Hay mucha presión en el gabinete para que eso ocurra, de modo que puedan permitirle a cierto sector privado, porque no todos pueden, de mantenerse en este esquema de jugar al tipo de cambio paralelo como mecanismo de formación de precio, que sin duda alguna tienen unas implicaciones de economía real muy fuerte».

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba