EconomíaEspecial País

Venezolanos hacen magia para comer con 1800 Bs.S

La hiperinflación sigue adueñándose de  la economía venezolana y los precios de la comida no paran de subir. Los ciudadanos tratan de adquirir los productos de la cesta básica alimentaria como pueden con un sueldo mínimo de 1.800 Bs.S. Sin embargo, las críticas y quejas sobre la gestión del Gobierno nacional no han parado ni en las calles, ni en las redes sociales.

Tan solo un kilo de pimentón ya agota el incremento salarial del 5.900%  anunciado por el presidente Nicolás Maduro que entró en vigencia el pasado mes de septiembre, pues el vegetal se puede conseguir en los supermercados entre 1.800 Bs.S y 2.100 Bs.S.

Asimismo, un kilo de carne ronda los 1.400 Bs.S, el pollo puede llegar a costar 980 Bs.S, la harina de maíz está en algunos establecimientos en 490 Bs.S, el arroz y margarina en 400 Bs.S, la azúcar 350 Bs.S. Además, frutas como la parchita ya está en 900 Bs.S, guayaba 369 Bs.S y naranja 50 Bs.S.

Estos datos apuntan que para hacer un pequeño mercado se necesitan al menos 8 salarios mínimos, lo que equivale aproximadamente a 14.000 bolívares soberanos.

La pregunta de los venezolanos es ¿cuánto costarán estos alimentos en enero de 2019? Aunque no se tenga una respuesta clara, se pueden tomar en cuenta las consideraciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) que proyecta una inflación de 10.000.000% con una reducción del producto interno bruto de un 5% y la caída de la economía este año un 18%.

Venezolanos expresan su descontento

A través de la red social Twitter los usuarios han escrito sus quejas y se cuestionan cuándo va a parar esta situación. De igual manera, hacen referencia a los altos costos para la preparación de las hallacas, y el cumplimiento de otras tradiciones como los precios de los adornos de navidad, el plato navideño y los juguetes para el Niño Jesús.

Los docentes universitarios, quienes también han realizado diferentes protestas en el país para exigir mejoras salariales, han tenido que resolver como pueden para poder alimentarse.

A juicio de algunos ciudadanos el pueblo está «sobreviviendo» y les parece «insólito» cómo el Gobierno nacional quiere invertir en el sector turismo en el marco del «Plan de la Patria 2025» que pretende que “Venezuela dé un salto cualitativo en el turismo de captación para que el mundo pueda conocer de sus rizas naturales e históricas”, en vez de darle solución a los reales problemas de la nación.

Todo sube sin parar 

Según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), la Canasta Alimentaria Familiar se ubicó en 52.322,32 bolívares soberanos en el mes de octubre, lo que representó un incremento del 128,2% con respecto a septiembre. Para cubrir estos costos es necesario disponer de 29,2 salarios mínimos, lo que se traduce en prácticamente un ingreso de 1.800 Bs.S diario.

Según datos ofrecidos por Ecoanalítica, cuando el salario mínimo entró en vigencia el 3 de septiembre, con 1.800 bolívares soberanos era posible adquirir el 36,5% de lo que se adquiría dos semanas antes del anuncio, e incluso, un mes después se podía obtener un 9,5% de lo que se compraba el 17 de agosto.

Esto se traduce que en un país en hiperinflación  no es necesario solamente un ajuste de sueldo, sino que también es pertinente que el Estado tome medidas económicas que brinden soluciones tangibles a los ciudadanos. El panorama no muestra mejorías para los próximos meses, e inclusive, hay economista que advierten que si sigue esta situación, la moneda podría recuperar los cinco ceros que perdió.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba