Ediciones mensuales

Crecer sin dinero del estado

En Venezuela el ingreso de dolares petroleros hicieron y hacen perder la perspectiva de lo dificil que es lograr un crecimiento economico sostenible. El auge economico que requiere Venezuela solo puede provenir de sus ciudadanos o personas extranjeras que funden y/o fortalezcan cada vez un mayor numero de empresas que produzcan bienes y servicios que logren luchar en la economia mundial. Mientras mas empresas se funden en el pais – sin muletas ni proteccionismos del estado – mas prosperos seran nuestros ciudadanos. De otro modo, solo estaremos utilizando el petroleo para sembrar deudas, subsidiar ignorantes y crear cementerios de empresas.

Por esto, el crecimiento economico sostenible y la reduccion de la pobreza en Venezuela no pasa por redistribuir riquezas o cobrar impuestos por parte del estado. Antes pasa por hacer una reflexion que nos permita reconocer que crear empresas que se sostengan sin artificios desde el estado es una tarea individual y social y de un estado que no constituya un peso muerto para la sociedad. Crear empresas es una de las labores mas arduas de la humanidad. Este proceso de crear y fortalecer empresas supone que hay un suficiente numero de ciudadanos que tienen la libertad y la capacidad de preparar y ejecutar propuestas de negocios bien encadenadas a resultados concretos . Crear empleo pasa por tener suficientes venezolanos y extranjeros en el pais capaces de armar una vision de negocios con objetivos alcanzables, estrategias mejores que la de los competidores, proyecciones financieras bien estructuradas, planes de accion por area bien hilvanados y un personal motivado, creativo y entrenado para competir con sus colegas de otras regiones del mundo.

Ademas de todo lo anterior, estos promotores de empresas deben saber controlar las operaciones productivas – una vez puestos en marcha los planes – y gerenciar la lucha diaria con productos competidores que provienen de todas las regiones del mundo. Y para completar de describir el reto de montar y/o hacer crecer una empresa, no debemos olvidar que el promotor debe ser capaz de pagar sus deudas y obtener los niveles de rentabilidad esperados por sus inversionistas. Por lo tanto, para que Venezuela comience a tener crecimiento economico sano, todos los venezolanos tenemos que estar conscientes de lo titanica que es la tarea de crear empresas y empleos. Los politicos no pueden seguir reduciendo el problema a diferencias entre ricos y pobres. Es tan ardua la tarea de crear empresas, que no debemos extranarnos que haya tanta pobreza y desempleo en el mundo y en Venezuela. Y si el pasado venezolano algo nos ensena, es que ni el petroleo ni las riquezas naturales nos van a dar empleos a los venezolanos, sino lo contrario.

Una leccion que debemos sacar de nuestra historia economica reciente es que ingresos petroleros, prestamos blandos o amigos politicos de nada sirven para crear empresas y empleos para beneficiar al colectivo.

Una nueva oportunidad economica para los venezolanos : el capitalista de riesgo.

Pero hoy en dia, iniciar una empresa es una labor demasiado ardua. Incluso podriamos llegar al punto de decir que tener una buena idea de negocio es dificil. El promotor debe ser muy estudiado en algun tema y simultaneamente ser capaz de levantar fondos para comprar activos fijos productivos, cubrir requerimientos de capital de trabajo, tener experiencia gerencial suficiente para mercadear productos, manejarse con bancos,equipos y personas de produccion, etc.

Una de las caracteristicas mas importantes de nuestro sistema financiero es que no cuenta con los mecanismos necesarios para respaldar a los pocos promotores de negocios bien preparados pero con pocos activos que tenemos. Si una persona con buenas ideas y experiencia gerencial no tiene suficiente dinero y contacto social, entonces no podra conseguir fondos en Venezuela para promover nuevos negocios y empleo . El sistema financiero venezolano esta hecho solo para financiar a los que tienen activos que dar en garantias. De otro modo estos promotores con iniciativas tienen que hacer trampas (inventar facturas proformas, falsificar proyecciones financieras, pagar peajes etc.) como se ha hecho en el pasado. Y esto no trae mas que ruinas para el colectivo social y empresas sin dolientes que deambulan como fantasmas. Por lo tanto, la nueva Venezuela productiva tiene que contar con un nuevo tipo de financista: el capitalista de riesgo.

Lo que distingue al inversionista en capital de riesgo del resto de los prestamistas tradicionales es el grado de integracion que estos logran con la gerencia de la empresa donde inyectan sus fondos, a cambio de la incapacidad de los promotores a conceder garantias reales por el financiamiento solicitado. La estrecha colaboracion que exige el inversionista de riesgo con los gerentes-empresarios receptores de fondos, ademas implica un trabajo en equipo y por espacio de tiempo que en promedio es muy superior al que observamos en cualquier otro tipo de intermediacion financiera.

Adicional al financiamiento, el capitalista de riesgo juega un papel de apoyo gerencial muy trascendente que garantiza el uso eficiente de recursos y que se repita ewl despilfarro del pasado: a.– asistir en la seleccion y ubicacion de los miembros del equipo gerencial; b.– realizar conexiones entre la empresa y potenciales clientes y proveedores; c.- ayudar en los procesos de planificacion estrategica, definicion de esquemas de comercializacion, estructura y proyecciones financieras; d.– incrementar la credibilidad de la empresa receptora de fondos ante los clientes, bancos acreedores y suplidores.

Dada la importancia de los factores no monetarios descritos que provee el capitalista de riesgo, muchos de los receptores de fondos en los paises donde estan mas evolucionados estos mercados, se preocupan mas que en Venezuela, tanto por quien provee los fondos como por la cantidad de dinero a solicitar. Todo este proceso hace que las probabilidades de exito en los nuevos negocios sea mayor.

Algunos capitalistas de riesgo se circunscriben a trabajar con empresarios que quieren comenzar un proyecto desde sus origenes (capital semilla), o que tienen empresas en expansion, en crisis y/o en recuperaciones y para apoyarlo a hacer nuevas adquisiciones. Igualmente, muchas veces los profesionales que se dedican al capital de riesgo se capacitan en ciertos sectores con tecnologias sofisticadas o caracteristicas particulares que requieren gran concentracion de esfuerzos.

Sin tomar riesgos y sin nuevos capitalistas Venezuela no crece:

Mientras en Venezuela no surja la figura del capitalista de riesgo, en nuestro pais habran pocas oportunidades para que los ciudadanos sin recursos pero con gran talento empresarial puedan crear empresas. El estado venezolano hasta hace algunos anos intento sustituir al capitalista de riesgo de las naciones desarrolladas. Pero la historia ha demostrado que el estado no puede dedicarse a gerenciar empresas.


(*) Dedicaremos varios articulos al tema del capital de riesgo y gerencia. El autor es especialista en recuperacion de empresas en crisis.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba