El Editorial

De qué sirve no creer en nada ni en nadie

El resultado de esta larga crisis padecida por los venezolanos debido a un mal gobierno y por la pandemia, ha generado un estado de malestar que se expresa en las diversas encuestas en un rechazo manifiesto a los políticos, sean estos del régimen o de la oposición. Y muchos opinan que quien dirija los destinos del país no puede pertenecer a ninguno de los bandos que se contraponen, debe ser un personaje de ciencia ficción que tenga, además, la condición fundamental de ser apolítico.

Eso es simplemente una ilusión generada por un sentimiento antipolítico, como del que surgió Trump, y que constatamos ahora en Colombia, con Rodolfo Hernández.

La idea de celebrar unas primarias de la oposición, precedidas por un acuerdo de gobernabilidad, es un paso importante, ya que estas serán inclusivas, podrá participar quien se crea capaz de ganar y resolver la crisis y no excluiría, por ende, al mítico personaje que estaría más allá del bien y el mal.

Lo que no sirve para nada es descalificar a priori a todo el que quiera participar, porque en el fondo esa actitud no es otra cosa que una expresión perversa de nihilismo, y así nunca encontraremos acomodo en este país maltrecho.

Lo que si deberíamos exigir a los negadores sistemáticos es que nos presenten la fórmula mágica del candidato ideal para asumir el poder.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Pobre y decepcionante contribucion que hace una pluma que alguna vez considere merecedora de ser leida.
    Los Venezolanos con gentilicio CREEMOS en Moral y Luces, creemos en el Amor al Projimo, creemos en la vida honesta y esponsable, creemos en Jose Gregorio Hernandez, creemos en La Independencia y en sus Precursores…….CREEMOS en muchos Valores y Principios que construyeron la sociedad venezolana desde el Descubrimiento de America.
    Verguenza ajena da tener que leer un titular como el de este insulso articulo de alguien que lleva el apellido Figueredo. Debo asumir que quien se atrevio a escribir esta bolseria no es un Figueredo. Y si me equivoco y lo es, digamelo para continuar enumerandiole razones en contra de su insulto a la Venezolanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba