El Editorial

El mérito de una fórmula política

Mientras pasan los días, la situación política en Venezuela se vuelve cada vez más turbia. Las ambiciones de poder están desatadas, tanto en las filas del gobierno como en la oposición. Las agendas personales proliferan como la hierba mala. Hay acuerdos secretos para asegurar la viabilidad política de distintas fórmulas que se utilizarían en el momento en que, de una u otra manera, Chávez se vea forzado a abandonar la Presidencia de la República.

Gaviria, después de su estadía en Caracas, pareciera entender que la verdad es un bien por demás escaso en estos atribulados momentos. Su labor es aún más difícil si se toma en cuenta que su mandato está restringido, tanto por los intereses dominantes en la (%=Link(«http://www.oas.org/»,»OEA»)%)
, como por los protagonistas de la lucha política en el país. El temor prevaleciente es sobre lo que pueda suceder si se precipita un salto hacia el vacío. Por eso resulta tan complejo elaborar una fórmula política que garantice a todos los actores una solución satisfactoria

‘El mérito de una fórmula política no depende ni de su valor ni de su verdad, sino de su eficacia, Las ideas sólo son armas, medios de combate utilizados por hombres, que por definición están comprometidos en la batalla; ( lucha por el poder), ahora bien, como resulta obvio el fin de una batalla no puede ser otro que la obtención de la victoria.” Estas ideas, que en gran medida reflejan lo que está ocurriendo en Venezuela, no son nuestras, sino que fueron la expresión de el gran pensador político (%=Link(«http://fr.encyclopedia.yahoo.com/articles/ni/ni_886_p0.html»,»Raymond Aron»)%)
al referirse a la denominada filosofía maquiavélica en su texto “Democracia y Totalitarismo.”

Es obvio que lo que se está cocinando es, por un lado, una salida institucional a la grave crisis nacional, y por el otro, una lucha cruenta de poder entre dos bandos que desean excluir al otro del juego político. ¿Qué va a suceder? ¿Quiénes ganarán esta lucha? La única verdad es que si no hay entendimiento entre los principales protagonistas de esta enconada batalla, los perdedores serán la inmensa mayoría de los venezolanos, que no son otra cosa que una desesperada comparsa inmersa en una sociedad en la que prevalece cada vez más un altísimo grado de intolerancia .

En estos momentos, la crisis venezolana se parece a lo que ocurrió en España en la época de los (%=Link(«http://cervantesvirtual.com/historia/monarquia/felipe3.shtml»,»Austria»)%) en la que la locura colectiva de la sociedad española de ese momento fue la partera de lo que se conoció luego como el Siglo de Oro. ¿ Podrá ocurrir algo similar aquí? ¿Estas fuerzas desatadas y contradictorias serán la semilla de un verdadero resurgimiento democrático en esta tierra de gracia? O, por el contrario, ¿Sucumbiremos ante una anarquía que nos retrocederá en el tiempo para buscar un nuevo capataz que nos asegure paz sin libertad? Es casi imposible determinar hoy la respuesta .

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba