El Editorial

El resentimiento destruye al raciocinio

El resentimiento es una de los peores facetas de un ser humano porque obnubila la razón y hace de la persona que lo padece  esclavo de una situación vivida en el pasado y que seguramente le causó mucho enojo, pero que no lo deja vivir libremente ya que se ve impelido a re-sentir a diario aquello que tanto lo turbó en el pasado.

En la historia universal los grandes dramas han ocurrido, frecuentemente, cuando un resentido alcanza el poder. Un ejemplo clásico fue el descrito por el médico y escritor español Gregorio Marañón cuando escribió su fenomenal libro Tiberio, historia de un resentimiento.

Ese libro se puede leer a la vez como un texto de historia, como un tratado político o como una ficción, pero lo importante es que describe la tipología del resentido y el daño que puede causar cuando tiene el poder absoluto en sus manos.

Al principio del texto Marañón comenta: “ Entre los pecados capitales no figura el resentimiento y es el más grave de todos; más que la ira, más que la soberbia”, solía decir don Miguel de Unamuno. Y continua diciendo el autor “ En realidad, el resentimiento no es un pecado, sino una pasión; pasión de ánimo que puede conducir, es cierto, al pecado, y, a veces, a la locura o al crimen”.

Desgraciadamente en nuestro país muchos gobernantes han sido producto de un hondo resentimiento.

Peor aún es cuando esa pasión se convierte en el denominador común de una clase dirigente, ya que al igual que la ceguera ideológica, el resentimiento no solo impide pensar si no que no permite transigir y mucho menos concordar.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

5 comentarios

  1. Existen mecanismos de frustración- agresión que funcionan tanto para el individuo como para el colectivo y que actúan como desencadenantes de comportamientos ´´no deseados´´ o que atentan contra la estabilidad o la paz, tanto a nivel de la persona como de la sociedad. Entre mas poder tenga un sujeto sobre los demás, mas violento y virulento puede ser el efecto negativo que afecte a un mayor número de personas, llámense subordinados, sociedad o pueblo.
    La frustración puede expresarse por no haber alcanzado determinadas metas u objetivos ; o, porque están fuera de su alcance Lo cierto es que esta ´´impotencia´´ termina produciendo el resentimiento ( como manifestación de la frustración ) y que cuando se hace obsesivo puede que hasta raye en lo patológico, obnubilando la razón y dando paso conductas primarias e instintivas. Es decir, comportamientos ´´irracionales´´.
    Muchos amigos ex guerrilleros de los años 60 y pese a ser de avanzada edad, todavía conservan ese comportamiento patológico. Viven en una permanente angustia existencial porque son incapaces de olvidar y perdonar ; pero lo que mas los deprime es tener que admitir que les agrada vivir al mejor estilo burgués y defender sus propiedades como su bien mas preciado. Y lo mas grave, es que los acompaña esa sensación de haber podido perder la vida y la libertad en cualesquiera de los combates que participaron. Y es que la mayoría viven modestamente y hasta olvidados por sus ex camaradas que hoy en el poder viven mucho mejor que ellos.
    El ex Caudillo – y pese a querer vender en todo momento la imagen de ´´buena gente´´ -, era el ser mas ´´perverso´´ que se podía llegar a ser. Alimentó siempre un reconcomio y un odio mas que enfermizo contra quienes no le rendían obediencia absoluta y una pleitesía humillante. Muchos de sus serviles seguidores todavía hoy lo odian y hasta se alegran por su muerte, pero era tanto el miedo que les inspiraba que preferían obedecerle que contradecirlo. Lo del ex presidente era un resentimiento que con el poder se transformó en una pasión destructiva que terminó aniquilándolo. Mas que un ser racional, era una persona que se guiaba mas por la intuición y el instinto, pero incapaz de admitir que hasta los ´´dioses´´ se equivocan.
    Entre nosotros el resentimiento y la irracionalidad también existen y en grado sumo, solo que mas ocultos por el barniz de una buena educación y con un estilo mas rebuscado y menos directo en la confrontación, pero no por ello menos ´´peligroso´´. Y es que entre nosotros pareciera que la racionalidad entra por el ´´bolsillo´´ ; y en el plano político, no se anda con contemplaciones. Estamos diseñados para no olvidar ni perdonar. Tal vez por ello la confrontación es inevitable. Rómulo era implacable y Caldera no perdonaba una afrenta. Pareciera que la regla oculta del juego político es : ´´rendición incondicional´´, matizada con la palabra ´´negociación´´ y ´´dialogo´´, pero en el fondo todos sabemos que ´´la guerra sigue´´ hasta que haya un solo vencedor. ¡ Así somos y así vivimos y morimos !.

  2. Buenos días. Al inicio de la lectura del editorial pensé en redactar algo que tuviera relación con el resentimiento. Pero Jaime se ha encargado, coincidencialmente, de «leer mis pensamientos» y redactar, concordar situaciones y publicar lo que es menester decir. Sin embargo, es un deber de quienes pensamos en los hechos de estos años la OBLIGATORIEDAD, así con mayúsculas, que tenemos de desmontar toda la parafernalia gloriosa comunicacional sobre el fallecido Chavez. Evidentemente, los argumentos deben ser técnicos y no «afectados por el resentimiento generado a los lacayos del imperio», empleando el mismo calificativo suyo, porque se hace imperativo Más, ha de advertirse: dimensionar el daño causado a la patria que le dio la nacionalidad a él, es inconmensurable y este espacio es insuficiente.

  3. Muy interesante el tema. De primerísima importancia. Creo que el origen del resentimiento está en la ausencia de una categoría conductual primaria, que es el respeto por el otro, por los demás. Y eso, que es el cimiento de la civilización, lamentablemente se enseña en pocos hogares venezolanos. El respeto por el derecho ajeno, por la libertad de todos, y el sentimiento de verdadera igualdad están muy preteridos entre nosotros, disminuidos, si no desaparecidos

  4. En el plano político quizás no haya resentimiento sino afán por tener de todo rápidamente, sin hacer el menor esfuerzo de superación personal con estudios académicos que llevan tiempo y voluntad para desempeñarse
    bien. Nadie nace aprendido y lo saben. Por eso no propician educación de calidad y así no los tumben
    e inhiben a los competentes. Que este ciclo no pueda perdurar por más décadas en nuestro país.

  5. «es una de los peores facetas de un ser humano porque obnubila la razón y hace de la persona que lo padece esclavo de una situación vivida en el pasado». ACLARO: 1º NO es una faceta de los seres humanos, pues entonces estaríamos condenados TODOS a pasar por esa faceta. Se trata de una CONDICIÓN de una porción en cada grupo social (afortunadamente no de la totalidad, aunque es mayor en aquellas sociedades con mayor proporción de marginales). Y tampoco deriva exclusivamente de «una situación vivida en el pasado», entendida como una situación real y objetiva. La mayoría de los otros resentidos fundamenta su enfermiza condición en la torcida INTERPRETACIÓN que hacen del mundo que les rodea, mediante subjetividades que les permiten excusar a los reales culpables de su situación marginal, y achacarle esas presuntas culpas a terceros que nada o poco tienen qué ver con el desempeño del LUMPEN en el cual se desarrollan. Esos resentidos culpan a los que tienen (empleo, vehículo, casa, hogar, principios y ciudadanía) por sus carencias. Los otros resentidos, son los DERROTADOS de las Guerrillas, un hecho real y tangible, que no sólo rumian su enorme fracaso, sino que la REALIDAD se ha encargado de demostrar que estaban absolutamente EQUIVOCADOS (el «Socialismo» ha sido un FIASCO doquiera lo han impuesto. En China, Rusia, Vietnám, lo que impera es el CAPITALISMO, y para que les dé más dentera, el más SALVAJE, y para colmo, la dictadura castrista, con la cual están todos los chavistas hipotecados ideológicamente, en medio de declaraciones fatuas y saludos a la bandera, le ruega a los EEUU que retornen al Status Quo previo a la falsa revolución, a 1959. Pretenden, aunque no podrán, copiar el salto de talanquera que dieron en China, sólo que en Asia tienen capacidad y no sienten alergia por el trabajo, mientras que CUBA lleva 56 años PARASITANDO, y sabiendo que la teta venezolana se les escurre pronto, imploran que los inunde el turismo extranjero, para seguir viviendo sin trabajar y sin la Libreta de Racionamiento), y los ÑÁNGARAS jamás van a reconocer que la UTOPÍA comunista es una ESTAFA. Llevan en su ADN los genes del Titánic, pero ellos han chocado docenas de veces con ese Iceberg.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba