El Editorial

La irresponsabilidad como forma de gobernar

La manera en como desinforman a su población es algo común a los regímenes totalitarios, autoritarios o populistas, ya que no son considerados como ciudadanos, sino simplemente como súbditos a los cuales les imponen la verdad que a ellos mejor les conviene.

Hemos visto con interés, y sorpresa a la vez, los resultados obtenidos en países democráticos y en los que no lo son.

Comparemos cómo han manejado la crisis del coronavirus Irán, China, Cuba, quizás Venezuela también… y comparemos con Japón, Suiza, los países escandinavos y veremos cómo una vez surgida en unos y otros, las medidas y el manejo de la información tuvieron tratamientos diametralmente opuestos.

Los primeros se basaron en medidas de contención militar y con máxima restricción a la información sobre las causas y consecuencias de la pandemia, mientras que los otros tomaron las medidas adecuadas para contener la propagación de la enfermedad, pero sobre todo informar, a cada momento, a sus ciudadanos el por qué y el cómo de las restricciones asumidas.

La evaluación final de cuántos contagiados y cuántas muertes ocurridas y el balance que se podrá hacer una vez que desaparezca el flagelo nos lo dará el transcurrir del tiempo, solo entonces sabremos cuáles fueron los gobiernos responsables que supieron cuidar de sus habitantes y cuáles causaron más daños de los inevitables por su irresponsabilidad.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

3 comentarios

  1. El ocultamiento de una realidad es engaño y asume las características de daño intencional. Desde el surgimiento del castrismo los países sometidos al dogma que ni siquiera era el marxismo doctrinal, el mundo se volvió hacia la búsqueda de un sistema político que diera apoyo a la comunidad social y estimulara la creatividad. Nada de eso ocurrió y por el contrario fuimos sometidos como un Estado sin formas precisas. No se era marxista ni socialismo extremos. Ambos términos son de uso común en los debates sociales y políticos contemporáneos, y representan popularmente los dos modelos contrapuestos de dirección de las sociedades.
    Lo que hemos tenido es el aprovechamiento que el gobernante ha hecho del poder político, que cierra el uso de la riqueza del Estado en beneficio de la población. Se puso un muro contra la verdad para dar la apariencia de organización y respeto por la Constitución Nacional y las leyes.
    Todo quedó en un engaño que se ha extendido en nuestra América, no obstante la actitud libertaria de algunos Estados como Brasil, Chile y Colombia.

  2. Los italianos tomaron a juego el coronavirus, les encantaba ir a juergas, bailes y francachelas y ahora están cayendo como moscas. Ya han admitido que les faltó decisión y criterio para tomar las medidas correctas para cuidar a sus irresponsables ciudadanos y ahora, están practicando con criterio castrense la pena de muerte como si estuviesen en guerra : desconectan los enfermos irrecuperables y ya no les suministran morfina, los embolsan y en ataúdes standard los apiñan en depósitos y los camiones del Ejército los llevan a cremar.Una lección muy dura tomada con criterio bélico y tan eficiente como la eutanasia misma. También los mayores de 70 años los arruman y los dejan morir en cualquier rincón y hasta los embolsan debajo de escaleras estando aún medio respirando, y presumimos habrán muertos – vivos al lado de los indigentes de la calle que ni siquiera son tratados como seres humanos.

    Entre nosotros, apenas estamos comenzando la crisis, pero se insiste en lo de las 1000 camas y hasta de los hoteles por si acaso. Hasta los generales se han puesto duros y con las estaciones de gasolina han acabado con el incipiente negocio de la venta de vales para el consumo. Claramente expresaron : las bombas de gasolina las administraremos nosotros y punto. No hay gasolina que no sea para las FANB y los afectados lo han aceptado sin chistar. Hasta el gobierno ganó puntos y apachurró al joven Guaidó. Se apuntaron bien con los chinos y hasta los cubanos se posesionaron bien. Sin embargo, aquí lo que hay es hambre y desnutrición, y con el 2.900% de incremento en los servicios públicos y la gente ganando 3$, los precios ya altísimos se irán a la estratosfera. Pienso que con estas medidas de paquetero a lo FMI y sin compensaciones de ningún tipo, lo que veremos será el saqueo parejo. Además, por vida y obra de José Gregorio Hernández, ya puedes pedir te reinstalen tu Aba y teléfono fijo con las tarifas nuevas. ¡ Apareció el cablerio robado !, ¡ QUE MOLLEJA DE MILAGRO !.

    En nuestro caso, en democracia o dictadura, necesitamos actos administrativos aplicados con severidad pero con equidad. Los venezolanos están entendiendo con prontitud la gravedad del momento presente y están colaborando. Tienen miedo por ellos mismos y sus familias y ello es natural. El gobierno ha ganado un poco más de tiempo, pero ya están montados en la hoya y de eso no se salvarán. Claro, también a muchos opositores les van a cobrar tanto guachineo y tanto oportunismo. Todos vamos a pagar un precio alto o bajo por retomar el derecho de vivir en democracia y libertad pero de que lo vamos a pagar -eso ni lo duden- pues sobre los pobres ciudadanos no va a caer el peso total para cualquier futura recuperación. TIEMPO AL TIEMPO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba