El Editorial

¿Meritocracia oportunista?

Una nación es el reflejo de sus instituciones. Ésta será tan poderosa como sólidos y permanentes son los pilares que la sostienen. Sin espíritu de cuerpo, difícilmente se logra la cohesión necesaria para constituir instituciones que canalicen los intereses individuales hacia objetivos superiores que beneficien a la sociedad en su conjunto.

La » meritocracia» es una vara de medir que permite armonizar las ambiciones personales con los fines colectivos de los organismos. En Venezuela, pareciera que el espíritu de cuerpo es algo etéreo e invertebrado. Sólo se hace referencia a él para lograr resultados perentorios. Es lamentable observar como en momentos tan complejos para Venezuela , los pilares fundamentales de este país parecieran indiferentes frente a la crisis moral, política y económica, pues sólo se ocupan en preservar sus pequeños espacios particulares.

La sociedad civil, esa espontánea realidad que ha surgido del marasmo venezolano, no ha tenido miedo en defender, cuando ha sido necesario, a sus instituciones. ¿Serán éstas capaces de responder cuando las circunstancias lo requieran? O tendremos que resignarnos a parafrasear a (%=Link(«http://www.ortegaygasset.edu/»,»Ortega y Gasset»)%)
y conformarnos con proclamar que Venezuela es una nación invertebrada.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba