El Editorial

No habrá diálogo

Mientras sigan presos Simonovis y policías.

Mientras siga preso Leopoldo López y otros presos políticos.

Mientras no entiendan que la protesta pacífica es la única arma de la democracia.

Mientras siga un estudiante preso.

Mientras crean que la represión es la manera de gobernar un país.

Hasta que no entiendan que el diálogo es el mecanismo  pacífico de negociación para cambiar lo que no funciona y buscar vías para superar democráticamente la crisis política, económica y social.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Si los diferentes sectores integrantes de la UNIDAD hubiesen entendido meses atrás cual era la verdadera naturaleza del régimen castro – comunista que nos acogota, no hubieran sido tan complacientes ante la solicitud de »DIÁLOGO» de este gobierno socialista (comunista) que se esta desplomando ante nuestros ojos, y que ha estado caminando de espaldas a uno de los mayores desastres económicos, jamás vistos en la historia de nuestra nación. Y es que nunca tuvo la menor intención de construir un diálogo democrático, según los parámetros exigidos por una sociedad moderna y pujante ; todo lo contrario, pretendió imponer un modelo estalinista y de »tierra arrasada» al mejor estilo de Corea del Norte, porque hoy en día, ni siquiera Cuba, ha dejado de avanzar para reimplantar el modelo capitalista chino, aunque se encuentre a años luz de alcanzar tal objetivo. Pese a ello, nuestros gobernantes continúan erróneamente pensando que el modelo cubano que nos pretenden imponer, es el mismo de finales de la década de los años 50. Inaudito, pero cierto.

    Cómo no compartir lo planteado en el EDITORIAL de hoy, cuando contiene los elementos que ya se deberían haber concretado en negociaciones y acuerdos preliminares para poder asentar las bases de la paz y la reconciliación nacional, y un pronto regreso a formas de vida democráticas y así, poder consensuadamente iniciar el proceso de reconstrucción del cual estamos tan necesitados. Se ha ido por la contravía. Lo que hemos visto es mas represión, mayor pobreza, altos índices de criminalidad ; pero, sobre todo, unas ansias de poder y un deseo infinito de llevar al límite, la capacidad de respuesta a unos problemas que ya han rebasado la capacidad del gobierno y la paciencia del pueblo venezolano , y que han evidenciado la mas absoluta incapacidad para administrar la sociedad nacional y el Estado. Nacidos para mandar pero no para un buen gobernar.

    Algunos creemos que la vía que queda hasta alcanzar la salida del régimen y por consiguiente su caída, es el de la DESOBEDIENCIA CIVIL, traducido en un decirle »NO» a cualquier imposición inconsulta que se pretenda aplicar en menoscabo de los derechos civiles y las libertades que nos impiden alcanzar un desarrollo sustentable y sostenido. Cómo imponernos mas sacrificios si los que nos gobiernan no dan el ejemplo ? ; Cómo aceptar mas y mas absurdas imposiciones, mientras se subsidia el bienestar de terceros países ? ; Cómo hablar de libertades, si las prisiones se llenan de presos políticos ?. Eso no tiene sentido alguno. La libertad se conquista, no se mendiga.

    El camino para darle contenido a la DESOBEDIENCIA CIVIL es la resistencia expresada en la calle y extender el conflicto, con el apoyo irrestricto de la sociedad civil, sin distingos de clase social, actividad, credo o lo que sea. Así es como se doblegan las tiranías y se reconquista el derecho a ser ciudadanos y no esclavos, al servicio de una causa perdida. Todos debemos aportar nuestro pequeño grano de arena. No nos queda otra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba