El Editorial

Qué significa el triunfo de Almagro

El resultado de la elección del nuevo Secretario General de la OEA fue muy importante ya que un resultado cerrado le habría hecho mucho daño a la organización.

La reelección de Luis Almagro fue contundente, ya que casi alcanza los 2/3 de los votos, y eso significa que más allá de la mayoría de los integrantes del Grupo de Lima, votaron también a favor del actual Secretario General, al menos 7 países del Caricom. Es relevante porque no se impuso, como se podía prever, el voto unánime caribeño. Pero también es significativo que el grupo conformado por los que aún son parte del Alba sólo obtuvo 5 votos adicionales. Uno de ellos, México, lo hizo manifiesto en una intervención innecesariamente agresiva contra Almagro. Tal vez, otros pudieron ser Argentina y Suriname y Trinidad y no nos aventuramos a señalar el quinto.

Quienes no deben estar contentos con este resultado son los miembros del Foro de São Paulo, particularmente Maduro y Raúl Castro, que llegaron a soñar con el triunfo de la Sra. Espinoza, o al menos una victoria pírrica de Almagro. Pero la realidad fue otra y esta es una derrota para la izquierda irredenta.

Almagro sale reforzado en su lucha por asegurar el respeto de los derechos humanos en el continente, así como en la defensa del orden democrático.

Ahora el camino para el retorno de la democracia en nuestro país se ve mucho más despejado.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Si ello contribuye a que Maduro renuncie y se nombrara un gobierno de transición, llegara ayuda en materia de salud y alimentos y se atendiera a la población más vulnerable de inmediato, todo sería perfecto ; pero no parece que la OEA sea un organismo donde se tenga el poder de trascender las decisiones políticas y optara por concretar otro tipo de acciones ni siquiera las más extremas y ahora menos, que se extiende la pandemia en países de la Europa occidental y los Estados Unidos. De hecho ya estamos algo hastiados de los cubanos y su Interferón, que es como su «pastillita azul» que lo cura todo y no cura nada ; de los chinos y sus ingestas de perros y murciélagos que, salen de un coronavirus y ya tienen que lidiar con el nuevo y nada que dan de una buena vez con la vacuna para la enfermedad ; de los rusos, con un Putin que quiere un poder absoluto para vegetar en él hasta su muerte biológica ; y, Trump, mentiroso compulsivo que por elecciones a la vuelta de la esquina regala cheques y unos superclap de primer mundo porque esta vez si puede perder las elecciones.

    En cuanto a nosotros, seguimos con las excentricidades de Maduro ; el joven Guaidó llevando el palo parejo y prometiendo lo que no puede cumplir ; los colectivos matando gente por un juego de dominó en la calle y avisando que los empresarios especuladores siguen en la lista de espera. Mientras tanto, a nosotros que nos coma el tigre, que José G. Hernández anda escondido porque se le olvidó cómo se hacen los milagros y así todo por el estilo. ¿Qué cuál es nuestro beneficio con Almagro y la OEA ?. Estoy seguro de que si se lo preguntamos al ciudadano común y corriente, a Juan Bimba … ¡ NOS DARÍA LA RESPUESTA CORRECTA !.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba