El Editorial

Un discurso vacío para una sala vacía

Usando la tecnología que le permitía, sin salir de Fuerte Tiuna, estar presente en una sala de la Asamblea General de las Naciones Unidas -más vacía de lo normal, incluso para tiempos de pandemia, Maduro repitió su eterno discurso de culpar a las sanciones de todos los males que aquejan a nuestro país y quedó demostrado, una vez más, el poco interés de la mayoría de los países que integran a la organización en escuchar algo que han oído mil veces, es decir, la letanía de que le retiren las sanciones, que, a su juicio, son las que impiden que el país se recupere y progrese.

Después, para estar a tono con el orden de los debates que de alguna manera expresan el malestar mundial, habló de la preservación del medio ambiente, haciendo caso omiso del ecocidio que ocurre en el Arco Minero. Por supuesto no podía faltar una referencia al cambio climático que amenaza la sobrevivencia de muchos países, aquí tampoco recordó la tala indiscriminada que está llevándose a cabo en los estados Bolívar y Amazonas con el afán de enriquecimiento rápido de los incontenibles depredadores que buscan oro o diamantes para resolver sus precarias existencias.

Nada dijo tampoco de las continuas violaciones a los DDHH que ocurren en Venezuela, ni mucho menos de la cantidad de personas que siguen presas por disentir o adversar al régimen.

En fin, solo fue un discurso vacío para un gran vacío internacional.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Kelsen, con su Teoría General del Derecho, contesta la pregunta acerca de la diferencia entre el Estado y la banda de ladrones en el sentido de que el orden de fuerza de la banda carece de la duradera eficacia necesaria para que se funde su validez objetiva.
    El Estado como ordenamiento jurídico, nos acerca a la teoría pura del derecho construida a partir de una norma fundamental como base del sistema jurídico. En este modelo una norma es válida sólo cuando fue producida por un poder jurídico autorizado para ese propósito por una norma válida preexistente. En esta concepción siempre hay un poder superior que crea y autoriza a los poderes inferiores.
    Aspectos jurídicos:
    Derecho es un determinado orden de fuerza y es también el origen de cada comunidad política que en todo el mundo. La naturaleza humana no sólo es sociable, sino que es también axiológica y orienta al hombre hacia determinados fines, permitiéndole determinadas valoraciones.
    De esto se desprende que, si el Derecho quiere obligar al hombre, entonces tiene que reconocerlo como persona. Si se niega, no hablaremos de obligación jurídica, sino de poder. Sólo cuando la ordenación del poder obliga y reconoce al hombre como persona son sus mandatos derecho. Por último, basándonos en lo anterior, y a mayor abundamiento de los
    La formulación teórica de la organización política justa de la humanidad no ha podido efectuarse hasta la fecha por problemas técnicos que hoy han sido superados, por lo menos en la mayor parte del mundo. Por eso hasta hoy tampoco ha podido haber una voluntad política mundial global.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba