Noti-Tips

El PET-CT mide la actividad del cáncer

• El CDD es pionero en ofrecer a sus pacientes el PET-CT, único estudio en Venezuela con el que el médico puede conocer, con valores numéricos, si el tratamiento contra el cáncer es efectivo para combatirlo.

La medicina oncológica venezolana cuenta con tecnología de última generación para lograr más especificidad en el tratamiento contra el cáncer sobre la base de resultados cuantificables.

“El PET-CT mide la actividad metabólica celular de un órgano del cuerpo donde hay cáncer”, dijo la doctora Claudia Salazar, médico nuclear del Centro Diagnóstico Docente Las Mercedes (CDD), institución que lidera el doctor Wilson Mourad, y pionera en hacer evaluaciones en el campo de la medicina nuclear a través de exámenes con el PET-CT.

“Hay un valor de captación de glucosa que es el SUV, un marcador indirecto con el que se cuantifica la actividad tumoral. Si ese valor de captación de glucosa disminuye en un tumor, podemos pensar que, de igual forma, la actividad cancerosa ha descendido”, explicó Salazar.

El PET-CT es un equipo que fusiona el análisis metabólico celular y morfológico a partir de la información que arroja la tomografía por emisión de positrones (PET en sus siglas en inglés) con la tomografía computarizada (CT en sus siglas en inglés). El examen consiste en un escaneo que se hace del cuerpo completo del paciente, o la zona que se quiere estudiar según sea el caso, en el que se estudia el comportamiento de las células de los tumores ante la glucosa marcada con un isotopo radiactivo (Fluor18) que se utiliza para hacer el estudio.

El PET-CT permite evaluar la efectividad de un tratamiento de radioterapia o quimioterapia antes de que este culmine. “La disminución del consumo de glucosa por las células tumorales en una lesión indican que el tratamiento está siendo efectivo”, detalló la doctora Salazar. En caso contrario, con la información obtenida con el PET-CT, el oncólogo pueda redireccionarlo a tiempo si no es eficaz, evitando así exponer al paciente a los efectos de fármacos que no están logrando el objetivo deseado.

“Tenemos un análisis visual y un valor cuantitativo que es el (Standarize uptake value o valor de captacion de FDG) . Si un tumor tenía una captación de glucosa de 10 y después de dos ciclos de quimioterapia bajó a 5, se puede decir que el tumor está respondiendo al tratamiento y se debe seguir con ese esquema de quimioterapia decidido por los oncólogos hasta finalizarlo. Eso habla a favor de que la replicación celular está disminuyendo por lo que el proceso canceroso está disminuyendo”, detalló.

Salazar señaló que algunos protocolos contra el cáncer hacen un PET-CT basal y un nuevo estudio control después de dos ciclos de quimioterapia para observar si el esquema de tratamiento que se está aplicando al paciente es el adecuado o no, con base en la disminución del consumo de glucosa.
No hay método de imagen híbrida en Venezuela que permita medir la actividad tumoral como lo hace el PET-CT “Es la única prueba diagnóstica que tiene el médico para conocer de forma cuantitativa; es decir, con valores de medición, si el cáncer está cediendo al tratamiento porque el tumor va disminuyendo en su actividad metabólica”.

Cuando un médico tratante pide un PET-CT busca “diagnosticar, estadiar. Es decir, determinar en qué fase se encuentra la enfermedad, para decidir si va a cirugía, radioterapia o quimioterapia. Busca hacer seguimiento de la enfermedad y control de respuesta terapéutica. También se está usando para planificación de radioterapia”, concluyó Salazar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba