Entretenimiento

Australia indignada por uso imágenes nacionales en publicidad de cigarrillos

EFE – La fiscal general de Australia, Nicola Roxon, arremetió hoy contra la empresa tabaquera British American Tobacco (BAT) por utilizar imágenes emblemáticas del país oceánico para promover sus cigarrillos en Europa.

Las envolturas de los cigarrillos Winfield tienen una imagen de un canguro en la parte delantera y el mapa de Australia en el reverso y, además, llevan inscrito el lema «uno de los favoritos australianos», informó la emisora local ABC.

«Creo que muchos australianos se van a sentir indignados de que una gran empresa tabaquera vaya por todo el mundo haciendo uso del estilo saludable de vida de Australia para vender sus productos letales», dijo Roxon a periodistas.

Pero Roxon admitió que es muy probable que el Gobierno no pueda hacer algo para evitar que estos paquetes se vendan en Europa, aunque junto a la ciudadanía puede instar a la BAT a que «no toque nuestros iconos», según declaraciones citadas por la agencia local AAP.

El Ejecutivo de Camberra y las gigantes tabaqueras están enfrentados debido a una ley que entrará en vigor en diciembre próximo en el país oceánico que obliga a las empresas a vender cigarrillos en cajetillas homogéneas de color verde oliva y con logotipos uniformes.

Además será obligatorio que las envolturas tengan las advertencias sobre los riesgos del tabaquismo para la salud deberán ocupar el 75 por ciento de la parte frontal de los envoltorios y el 90 por ciento de la posterior.

La ley fue aprobada en el Parlamento australiano a finales de noviembre y al mes siguiente la BAT demandó al Gobierno australiano ante el Tribunal Superior de Camberra.

La BAT, que comercializa marcas como Dunhill, Winfield y Benson & Hedges, considera que la ley es inconstitucional y, por tanto, inválida porque el Gobierno intenta adquirir la propiedad intelectual utilizada para identificar sus cigarrillos sin pagar una indemnización.

Por otro lado, la filial de la tabacalera estadounidense Philip Morris también presentó una demanda similar ante la justicia australiana y además entregó el 21 de noviembre pasado un aviso al Ejecutivo de Camberra comunicándole que somete el caso al arbitraje internacional.

En los años 90, Australia prohibió la publicidad del tabaco en cualquier medio de comunicación y soporte, así como el patrocinio de todo tipo de evento.

Unos 15.000 australianos mueren cada año a causa de dolencias relacionadas con el tabaquismo, un hábito que según fuentes oficiales cuesta cada año a la arcas de Estado australiano unos 31.871 millones de dólares.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba