Salud y Bienestar

A los niños se les deben contar los problemas, pero con límites

Son muchos los puntos de vista en cuanto a si a un niño debe contársele o no los problemas de su casa, comunidad o país. Hay quienes piensan que por ser tan pequeños están distantes de todo, así como que no oyen ni piensan sobre un tema. Otros que no se pueden encerrar en una bola de cristal, simplemente porque la vida es muy dura y enseñarles las dificultades y calamidades también forma parte de la protección.

Sin embargo, en este caso y luego de muchos estudios el punto medio es el que cuenta. “Considerar que a un niño se le deba tener alejado de lo que se está viviendo en la familia no es recomendable. Por ley y porque son seres humanos capaces de pensar, comprender y sacar sus propias conclusiones se les debe involucrar, claro no con la intensidad de un adulto, ese contarles debe tener un límite y lo más importante tiene que estar lleno de una solución y esperanza”, aduce el psicólogo Dalberto Méndez.

Advierte que al niño percibir la angustia de su familia, escuchar conversaciones y presenciar ciertos hechos lo llevan a sacar sus propias conclusiones, esas que en muchas ocasiones por no explicar crean ansiedad, angustias o tristezas. “Y eso es justamente lo que la familia le quiere evitar, pero al no decir o ocultar lo que hace es aumentar el sentimiento”.

Consejos

El psicólogo Dalberto Méndez da algunos consejos para manejar el trato de los problemas ante los niños. Estas son algunas de las circunstancias que se deben tomar en cuenta:

1) Se debe tener en cuenta cómo se le habla y la edad. Cómo se explica es muy importante, deben ser frases compresibles para el niño.

2) Hay situaciones, como los problemas económicos, que no logran comprender con facilidad; por eso las explicaciones tienen que ser muy superficiales. Simplemente, reconocer que pasa algo, pero que se solucionará.

3) La esperanza es uno de los factores más importantes. Siempre se debe decir que es una circunstancia pasajera y que tiene solución.

4) Siempre se debe buscar la recreación. Hay muchas maneras de divertirse sin invertir dinero. Juegos en familia en casa, visitar parques gratuitos, una película en el hogar o ir a actividades gratuitas de la ciudad, entre otros.

5) No discutir los problemas delante de los niños y menos lo relacionados con enfermedades o económicos.

6) Siempre preservar su espacio de niño, su disfrute de la infancia.

7) Es importante mantener la calma a la hora de conversar y hablar con mucho amor. Hacerles sabe que no son culpables de nada.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar