Salud y Bienestar

Clima, contaminación y ejercicio: Cómo afectan a tu piel

Hasta el cansancio escuchamos a diario lo importante que es hacer ejercicios y lo valioso de hacer tomas de sol a ciertas horas porque ambas cosas nos permiten tener una vida sana y sentirnos bien.

Los rayos del sol nos llenan de energía, sin dudas, y la vitamina D que nos aportan es invaluable. Hacer ejercicios es fundamental, no solo para mantener la forma física, sino y sobre todo para la salud de nuestro organismo.

Pero ambas cosas, tomar el el sol y hacer deportes al aire libre, afectan nuestra piel. El primero porque los rayos UVB son cada vez más intensos sobre la superficie terrestre y el segundo porque el sudor corre por nuestra piel y si no la cuidaos y protegemos puede ser un impresionante tapa poros.

No se trata solo de usar protectores solares y cremas hidratantes o hacernos exfoliaciones. Cada vez se hace más necesario protegernos con ropa adecuada, que permita la sudoración, que libera a cuerpo de toxinas, pero que al mismo tiempo nos cubra de los rayos del sol y la contaminación ambiental a la que estamos expuestos y que es, además una importante generadora de los bruscos cambios en el clima que ocurren en estos tiempos.

Toma en cuenta que:

De acuerdo a dónde vivas la inclinación de la tierra hace que en ciertas épocas del año los rayos del sol sean más dañinos por radioactivos, por lo tanto, si vives en Europa o Estados Unidos lo mejor es que en tre junio, julio y agosto protejas tu piel al máximo con la mayor protección solar. Sabemos que nos gusta ponernos morenos, pero a la larga los daños en la piel será irreversible.

Además, usa ropas frescas pero que te cubran de manera que la piel respire y evita exponerte a l calor intenso en las horas del medio día. Mantente hidratada, consume vegetales frescos y frutas e intenta hacer ejercicios al final del día.

Pero no solo el verano nos afecta. En el invierno también hay que tomar medidas. Si bien es cierto, en esta temporada nos protegemos más la piel, siempre el rostro está expuesto y a quienes disfrutan de la nieve, la recomendación es usar factores de protección lo más altos posible. El reflejo del sol en el hielo hace un efecto similar al del sol sobre el agua del mar.

Además, el frio también deshidrata la piel y por eso, en la época de más frio los labios se cuartean, y la fina piel de las manos igual. Nos sometemos al choque termino del agua caliente en la ducha y estos contrastes son perjudiciales, por lo que, igual hay que intentar mantenernos hidratados, comer alimentos que nos mantengan caliente y consumir frutas, vegetales y verduras.

Cambiar las cosas

Lo ideal sería que cada uno hiciera un esfuerzo por no seguir dañando el planeta. cada día parecemos más consientes de ello y la pandemia del Covid 19 parece estar acelerando cambios en el mundo de la moda y la cosmética para hacerlas más sostenibles, pero mientras logramos el cambio, protege tu piel.

Usar productos naturales, sostenibles, que contengan menos plásticos y nada de aceite de palma, es fundamental para ayudar a la piel a mantenerse sana y al planeta también.

Lo mismo ocurre con los detergentes para la ropa y la formo en que consumimos lo que nos ponemos para vestirnos. El consejo es gastar un poco más en prendas que duren más y disminuir el consumo de ropa de «usar y tirar», porque en fin de cuentas es al agua que consumimos a donde van todos estos desperdicios.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba