Salud y Bienestar

Dr. Daniel Márquez:» Malformaciones fetales pueden detectarse y operarse antes del parto»

Desde el momento de la concepción de un bebé, hasta las primeras 10 semanas de desarrollo embrionario, pueden darse un conjunto de defectos o alteraciones anatómicas, morfológicas, estructurales o funcionales

Los fetos con malformaciones congénitas como hernia diafragmática, alteraciones de espina bífida abierta y obstructiva de la vía aérea o de la vía urinaria pueden ser tratados en el útero de la madre, según expone el doctor Daniel Márquez, gineco-obstetra perinatólogo del GMSP:

Desde el momento de la concepción de un bebé, hasta las primeras 10 semanas de desarrollo embrionario, pueden darse un conjunto de defectos o alteraciones anatómicas, morfológicas, estructurales o funcionales, que comprometen al bebé durante su etapa de formación  y, muchas de ellas, son susceptibles de tratamiento de forma intrauterina.

Así lo sostiene el doctor Daniel Márquez, gineco-obstetra, parte del equipo de la Unidad de Perinatología del Grupo Médico Santa Paula (GMSP), al tiempo que comenta de la cirugía de terapia para el intervencionismo fetal, que se viene practicando en el país.

Sobre este tipo de cirugía destaca que sirven para corregir algunas malformaciones congénitas, tales como: hernia diafragmática, alteraciones de espina bífida abierta, transfusión entre gemelos -en el caso de embarazos múltiples-,  alteraciones obstructivas de la vía aérea o de la vía urinaria. “Operamos al feto dentro del abdomen materno, para mejorar su condición pronostica. Hay otras malformaciones estructurales que son generalmente susceptibles de tratamiento luego del nacimiento, también existen algunas patologías que no lo tienen”.

Malformaciones recurrentes

Explica el especialista en medicina materno-fetal que “existe un grupo amplio de malformaciones congénitas, con una incidencia de alrededor de 60 por cada 1000 nacidos vivos; por lo general, se deben a factores múltiples.

 En cuanto a su origen, pueden ser por causa genética, cromosómica, infecciosa, ambiental o teratogénica. Este último corresponde a las malformaciones derivadas de algunos medicamentos y, en otros casos, adquiridas por agentes externos, como radiación”.

Explica que las malformaciones fetales más frecuentes son las que comprometen el sistema cardiovascular (cardiopatías congénitas), que pueden afectar entre 9 y 10 por cada 1000 nacidos vivos. “En segundo lugar están las malformaciones del sistema nervioso central, le siguen las genito-urinarias, las esqueléticas y las alteraciones cromosómicas y genéticas.”

Diagnósticos oportunos de imagenologia

Contar con los estudios de imágenes durante cada trimestre del embarazo les permite diagnosticar las posibles malformaciones fetales durante la vida intrauterina según expone el doctor Márquez, quien coloca  el eco perinatal como el  más importante de todos.

“Es importante realizar estudios especiales en cada uno de los tres trimestres de la gestación, comenzando por el eco genético que se realiza entre semana 11 y 14, para descartar malformaciones iniciales que puedan tener asociación con algún problema cromosómico. Entre la semana 16 y 22, el eco morfológico o estructural, para el descarte de malformaciones fetales. En este examen, hacemos énfasis en corazón, el sistema nervioso central, el sistema genitourinario y todos los demás aparatos y sistemas que puedan ser potencialmente susceptibles de tener o sufrir alguna afectación.”

Precisa el experto que, en el tercer trimestre realizan las evaluaciones hemodinámicas, cuyo objetivo fundamental es evaluar el intercambio de sangre entre mamá, placenta y bebé, “con la intención de determinar alguna disfunción vascular que puede impactar negativamente, sobre todo en el crecimiento durante el último trimestre.”

La consulta de perinatología especializada 

El doctor Márquez enfatiza en el control prenatal adecuado. “Hoy día, los pacientes pueden tener acceso a consultas altamente especializadas en el descarte de patologías congénitas del feto. El especialista recuerda que, un diagnóstico preciso permitirá la atención oportuna  de la condición y del bienestar del bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba