Salud y Bienestar

La adrenalina y el estrés no son buenos amigos de la sexualidad en el hombre

El proceso de erección requiere la integración de diferentes sistemas. Primero debe existir un estímulo captado por los sentidos o evocado por la imaginación, que una vez procesado en el cerebro desencadena una respuesta excitatoria, la cual es transmitida a diferentes puntos a través de los nervios, los cuales funcionan a manera de cables eléctricos conectando el cerebro con cada rincón del organismo.

Cuando el estímulo llega a nivel genital se produce la apertura de unos vasos sanguíneos que van a llenar dos cilindros que se extiende a lo largo del pene, llamados los cuerpos cavernosos, incremento en su longitud, grosor y rigidez.

El estrés provoca un incremento de la tensión, del estado nervioso y de las preocupaciones, por lo que deriva en un aumento de segregación de adrenalina en el organismo.  Esta actúa como un potente vasoconstrictor que hace que se reduzca la capacidad circulatoria. Por tanto, la erección, al tratarse de una respuesta vascular que se consigue cuando los vasos cavernosos del pene se llenan de sangre, puede verse afectada por este exceso de adrenalina continuado.

                El Urólogo, Ricardo Soto-rosa explica «La pandemia ha motivado situaciones de tensión que pueden ser muy perjudiciales. Los hombres que tienen profesiones de mucha responsabilidad tienden a sufrir ansiedad y estrés constante, estos tienen más riesgo de padecer una disfunción eréctil. Además, normalmente llevan una vida sedentaria y hacen poco ejercicio, suelen tener malos hábitos alimenticios y en el caso de los fumadores, abusan más de la nicotina».

El 74 por ciento de los hombres que padecen disfunción eréctil han reconocido que están estresados, por lo que el estrés incide directamente en la salud sexual y en la calidad de sus erecciones según un estudio realizado por expertos del Boston Medical Group en Estados Unidos.

El mantenimiento de una vida sexual sana puede ayudar a la relajación y beneficiar al organismo ya que durante el coito se acelera el ritmo cardiaco de forma sana y mejora el estado general de las arterias.

“La adrenalina redistribuye el flujo sanguíneo hacia los grandes grupos musculares de brazos y piernas, aumentando así el aporte de oxígeno y energía necesarios para un desempeño eficiente en esta circunstancia. El hombre con angustia e inseguridad, al sentir el cambio en su erección, incrementa la secreción de adrenalina, perdiendo más esta, cayendo en un círculo vicioso: más angustia, menos erección, generando más intranquilidad hasta finalmente perder la totalmente la erección” Explica Soto-rosa.

Para mayor información sobre este y otros temas te espero en mis redes sociales @Drsotorosa.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba