Entretenimiento

Buhonero

(%=Image(1687436,»R»)%) Desde Londres, una amiga venezolana me consulta acerca del origen de la palabra buhonero. En un trabajo escrito en Inglés que ella presentó como evaluación en un curso de postgrado usó esa palabra, y como no encontró una traducción que la dejara satisfecha, la escribió en Castellano. El profesor, que es inglés, pero habla bien nuestro idioma, le preguntó sobre dicha palabra. Y ella me pasó la pregunta. Yo le respondí con lo que ahora escribo para mis lectores.

La palabra buhonero es de formación onomatopéyica. Viene del antiguo buhón, y este a su vez de bufón, pero no con el significado como sinónimo de payaso, sino el de una forma desusada de llamar al buhonero. Este bufón, a su vez, deriva de la palabra buff, expresión onomatopéyica que se empleaba para referirse a la palabrería o charlatanería del vendedor callejero, con que promovía y ensalzaba su mercancía. El DRAE define el buhonero como una «Persona que lleva o vende cosas de buhonería», y buhonería se define en el mismo diccionario como «Conjunto de chucherías y baratijas de poca monta, como botones, agujas, cintas, peines, etc. «.

Esta definición, si bien correcta, es incompleta. Antes fue así, pero la dinámica de la vida moderna hace que las cosas cambien, y por eso el diccionario tiende a quedar obsoleto, por lo que hay que estar renovándolo cada día. Hoy los buhoneros venden de todo, y no sólo las chucherías y baratijas de que habla el DRAE. En las calles de Caracas hay puestos de buhoneros donde se exhibe toda clase de mercancía; desde alfileres y pilas o baterías para todo tipo de artefacto, hasta ropa para hombres y mujeres, pasando por utensilios de cocina, aparatos eléctricos, libros de todo tipo viejos y nuevos, adornos de todas clases, cosméticos, artesanías, juguetes, esculturas, etc. Hay incluso puestos buhoneriles de venta de ropa que tienen espacios reservados para que el comprador o compradora se pruebe las prendas que desea llevar.

El DRAE da también buhonero con marca de venezolanismo, definido como «Vendedor ambulante», en términos generales, es decir, que puede vender de todo. Esta definición también se ha quedado corta, porque hoy el buhonero venezolano no tiene que ser vendedor ambulante, sino también el establecido en un kiosco o tarantín, improvisado o estable, ubicado en un mismo lugar.

Buhonero es palabra vieja en Castellano. Corominas la documenta ya en el siglo XIV. Cobarruvias la registra en su precioso Tesoro de la Lengua Castellana o Española (1611): «El que vende cosillas menudas de tienda, como tocas y bufos». Este autor remite, además, a la forma bohonero, y de esta dice: «El que trae su tienda acuestas en una arquilla, con diversas cosas menudas, y díxose quasi boxonero, porque al principio devieron de traer cosas labradas de box, que es madera aparejada para hazer della muchas cosas menudas, y estas llamaron por la mesma razón buxerías, y buxetas unos vasitos de box para tener dentro olores. Otros dizen averse dicho bohonero, quasi bufonero, porque vende tocados, y entre los demás unos que llaman bufos, y por otro nombre papos, que se ponen sobre las orejas y las cubren»
También el Diccionario de Autoridades (1726) trae buhonero: «El tendero que en una cesta grande, que trae colgada del pescuezo, anda por las calles vendiendo cosas de poco valor: como son agujas, alfileres, dedales, cuchillos, tixeras, y otras semejantes».Este diccionario no registra bohonero.

De mi ya lejana infancia, en Guanare, donde me crié desde la edad de año y medio, recuerdo una graciosa anécdota. Había un viejo buhonero libanés, que iba de pueblo en pueblo ofreciendo su mercancía. Lo llamaban Miss Caracas, porque vendía y pregonaba por las calles unas medias para mujer marca Miss Caracas. Periódicamente llegaba a Guanare, y durante dos o tres días ofrecía por las calles y en las casas sus productos. Hasta que la vejez y el cansancio lo vencieron, y decidió aposentarse en aquella entonces pequeña ciudad, donde vivió hasta su muerte. Allí se puso a vivir -como solía decirse- con una señora llamada María Antonia Tirado. Y los muchachos, en nuestras travesuras, decíamos con picardía: «María A. Tirado» con «Miss Caracas»

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba