Entretenimiento

Campaña de Coca-Cola truncada por Hitler

Como el gigante multinacional que es, Coca-Cola quiso aprovechar el Super Bowl para lanzar una campaña que buscaba generar sentimientos positivos y de esperanza basados en su imagen.

La marca lanzó una campaña en Twitter para convertir mensajes de odio en dibujos simpáticos con una carga de humor. Sin embargo, el experimento le salió mal. Para realizar la campaña, Coca-Cola utilizó ASCII, un forma de arte retro que utilizaba las letras del mensaje de odio y lo convertía en un dibujo.

Coca-Cola invitó a los usuarios a contestar a cualquier tuit negativo con el hashtag #MakeItHappy. Después, una aplicación convertiría automáticamente los mensajes de odio en dibujos simpáticos, como una cara sonriente.

La campaña de mercadeo funcionaba bien hasta que Gawker decidió poner a prueba al robot de Coca-Cola. Para hacerlo, envió un tuit con una frase de Hittler: «debemos asegurar la existencia de nuestro pueblo y un futuro para los niños blancos». Coca-Cola lo convirtió en un perrito.

Sin embargo, este fue solo el principio. Los administradores del Gawker decidieron seguir enviando palabras del «Mein Kampf», el manifiesto autobiográfico de Hitler que sintetiza la ideología nazi, para poner a prueba el famoso robot de Coca-Cola.

De esta forma, la marca de refrescos empezó a convertir la propaganda nazi a la filosofía #MakeItHappy.

En cuanto Coca-Cola se dio cuenta de que su iniciativa estaba siendo manipulada, canceló la campaña y borró los tuits. Sin embargo, usuarios de la red social hicieron capturas de pantalla.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba