Entretenimiento

Catalino “Tite” Curet Alonso Coquí de pueblo y suceso

Camilo Manrique falleció
Plantación adentro, camará.

Sombras son las gentes nada más…

«Plantación Adentro», canción de Tite Curet Alonso,
popularizada por Rubén Blades y Willy Colón

(%=Image(2501896,»C»)%)

Sabiéndote ciertamente

asomado a los pesares,

los asombros más que mares
para tu lumbre presente.

Vislumbraremos luceros

bordados entre la hierba

mientras fanal en rocío

palmaflora te recuerda.

Sigue invocando la vida

que no tan sólo la muerte,

entre soles tu partida

mientras te cubra la suerte.

Primorosa, dulce aurora,

en jardín de madrugada

alba, jazmín, muy señora,

te despide como hada.

Sueño de lumbre en azul,

fogarada, sol, lejura,

la lejumbre cuando jura

entre ventanas de tul.

Dormido pétalo en cierne,

tras el negro mestizaje,

en frágil, leve equipaje

nada la muerte discierne

En alta mar sin confín,

ramazón y ramalazo,

un mismo y único hartazgo:

encontrar el mismo fin.

El nacimiento es marea,

ráfaga, botonadura,

pena, dolor, llagadura,

aunque nadie casi crea.

Cielo arriba, cielo abajo,

sortilegio, nube, cumbre,

por donde va la costumbre

de este triste embudo viejo.

Feroz, enceguecida,

en su infinita constancia,

encubierta en su fragancia

siempre la parca homicida.

Ya Tite Curet Alonso

—lumbre, varón, argamasa—

con su muerte en este agosto

comprueba lo de la causa.

Catalino Curet Alonso,

guayamés de pura cepa,

curtido al son de la mar

lejos murió de su arena.

Del Barrio del Hoyo Inglés,

al Barrio Obrero en Santurce,

del Caribe hasta su cielo

no hay ola que lo perturbe.

Salsa de pura conciencia,

de negritud caribeña,

zarza mestiza, caribe,

como se escucha en La Perla.

El más grande de la salsa,

lo dice la negra Lil,

el de la cara más linda

sin conocer casimir.

Caras lindas de su gente,

caras de su raza prieta,

llanto, pena, paz ausente,

grito que en la vida reta.

En San Juan, en Nueva York,

supieron de este cartero

que traerá desde el cielo

las misivas de su Dios.

Cronista de alto coturno,

su pluma la más fecunda

el caribe afán inunda,

dejando al hermano turno.

Indio de raza cautiva,

Decano sólo del sol,

en Saint Joseph, Baltimore,<
Con sabor de pura salsa,

cuentero al cual más cuentero,

lo tiene Dios en su casa

alborotando su cielo.

Poeta culto del barrio,

indio de sangre sonora,

plantación adentro, el barrio,

el mundo entero lo llora.

Negro negrito por fuera,

orgulloso de su raza,

debajo de aquella pena

más que alianza pan su alma.

Plantó bandera y escudo,

nunca de segunda mesa,

testigo de la pobreza,

con los pobres siempre estuvo.

Buen albañil, sentimiento,

amante sin contraseña,

con la mano en la conciencia,

amanecer caribeño.

Tropicalísimo loco,

de la salsa la locura,

muy cercano a la negrura

por lo que tuvo de poco.

Feliz, efectivamente,

acero, nervio, fulgor,

pa’ que los pobres afinquen

el tambor de su ilusión.

Con más de dos mil canciones,

setecientas ya grabadas,

cabalga sobre la gloria

de sus cien mil cabalgatas.

Juglar, jaguar antillano,

jaguar cortando la tarde,

el rugido de su pueblo

le corría por la sangre.

La esencia del guaguancó

en carcajada final,

la que hasta el diablo bailó,

la sentirá el huracán.

La fuerza de la justicia

volcada en su cancionero,

boicoteada, hoy pernicia,

liberarán los salseros.

Tres grandes para la América:

Celia Cruz, Juancito Torres,

Catalino Curet Alonso,

más inmortales que el bronce.

Con plena idea de su gente

cuando llegue su momento,

cuando el gringo por su cuenta

nos devuelva nuestro sueño.

Porque Juanito Alimaña

ése sí que sabe de eso,

esconde en amplio bostezo

parte de una y otra maña.
Como alma que lleva el diablo
sale detrás con el viento

en sorprendente portento

rezándole al Santo Pablo.

Plantación adentro, Dios,

agosto de 2003,

tan sólo en un dos por tres

se nos murió un viejo sol

Encendido en su garganta

Catalino no murió,

quedó sembrado en canción,

florecerá dulce planta.

De frente en página entera

salió con el alba al mundo

a pregonar el submundo

con la más grande arrechera.

Catalino Curet Alonso,

Tite, Coquí, camarada,

ancho boricua fogoso,

abrazo, nunca celada.

Coquí, de noche Coquí,

marejada, timbre, grito.

nocturno duende caribe,

intermitente alarido.

No te decimos adiós

aunque te vas de regreso

al cielo que te parió

Coquí de pueblo y suceso.

Pablo Mora
Venezuela
(%=Link(«http://www.poiesologia.com/»,»www.poiesologia.com.ve»)%)
(%=Link(«http://www.poesia.com.ve/»,»www.poesia.com.ve»)%)
(%=Link(«http://www.poesia.org.ve/»,»www.poesia.org.ve»)%)

www.poesia.org.ve

Adiós al ‘decano de los compositores’
miércoles, 6 de agosto de 2003
————————————————————————

Por Servicios Combinados «EL DECANO de los compositores de salsa», Catalino «Tite» Curet Alonso, falleció ayer a consecuencia de un paro respiratorio en un hospital Baltimore, donde se había radicado junto a su hija Hilda, en abril.

A fines del mes pasado, el cuadro clínico del compositor -que presentaba una delicada afección cardiaca y problemas de circulación- deterioró considerablemente, por lo que su familia lo ingresó en una institución de cuidado extendido bajo el programa Hospice.

Aunque se ha pensado en la posibilidad de sepultarlo en Baltimore, se harían gestiones con el Instituto de Cultura Puertorriqueña o el Ateneo Puertorriqueño para determinar si pueden contribuir al traslado de sus restos a la Isla, donde sería velado y sepultado, según informó a la agencia de noticias EFE un allegado de la fami-lia.

Autor de unas dos mil canciones, muchas exitosas a nivel internacional en voz de má-ximas figuras de la música tropical como Tito Rodríguez, Cheo Feliciano, La Lupe, Celia Cruz, Héctor Lavoe, Rubén Blades.

Transmisión frenada
Billy Fourquet, vicepresidente de programación de la empresa Spanish Broadcasting Services, que controla la emisora de salsa Z-93, explicó ayer a Prensa Asociada que debido a un pleito vigente iniciado por la disquera Acemla, la estación está impedida de transmitir la música de Curet.

«Tenemos órdenes de que mientras se dilucida qué va a pasar con ese caso, no debemos perjudicar el asunto legal», dijo Fourquet. «Sí hay una intención de que eso se dilucide cuanto antes. Nos encantaría que eso se resuelva ya para poner la música de Tite», agregó Fourquet.

Catalino «Tite» Curet Alonso
Fecha de nacimiento: febrero 12, 1926
Lugar: Barrio Hoyo Inglés, Guayama,
l Su madre era costurera. Su padre era músico de la orquesta de Simón Madera y profesor de español.

l Tras la separación de sus padres se mudó con su madre a Barrio Obrero en Santurce.

l Comenzó su carrera en la música con educación básica en teoría y solfeo con el profesor Jorge Rubián.

l Cursó estudios universitarios en sociología, farmacia y periodismo.

l Laboró como periodista deportivo en el diario La Prensa de Nueva York, posteriormente cambió a periodismo de espectáculos.

l En 1965, Joe Quijano y su Conjunto Cachana le graba su primera canción: El son efectivamente.

l En 1968, la bolerista La Lupe le graba el tema La Tirana, que originalmente compuesto para el bolerista Roberto Ledesma.

l Entre las décadas de 1970 y 1980, el compositor se mantuvo muy ocupado escribiendo pedidos para la agrupación Fania All Star.

l Su presencia en competencias internacionales se dio con la participación de Los Hermanos Castro en el Festival de Río, donde interpretaron su composición en portugués Y después del amor.

l En Buga, Colombia, obtuvo el primer lugar con Deja al poeta cantar que interpretó Irma Bruno.

l En el Festival de la Salsa en Venezuela llegó a la posición cimera con Sal saludando interpretado por Cheo Feliciano.

l Trabajó versiones en español de numerosos temas internacionales. Le dio letra en español a Candilejas de Charlie Chaplin que grabó Wilkins, su versión de Si yo fuera rico le dio un gigantesco éxito a Chucho Avellanet, así como trabajó las primeras versiones al español que grabó Nelson Ned.

l Dominar el portugués le permitió hacer composiciones en español para muchos artistas brasileños.

l Sus composiciones han formado parte de la banda sonora de películas como Mujeres al borde de un ataque de nervios, Bad Habits y Godfather II.

l Entre las publicaciones en las que ha cola-borado se encuentran las revistas Variedades, Estrellas, Vea y los periódicos El Mundo, El Reportero y Primera Hora.

l En 1993 publicó el libro De la vida misma, en el que narra anécdotas de su carrera musical y de su vida.

l En el 2002, la empresa West Side Latino editó el disco Aquí estoy con un poco de algo, que fue grabado en septiembre de 1974. En esta producción el compositor interpretó guarachas como Caunabo, Triste Vendabal, El Solitario, Lo que fue tu amor, Eres la mulata.

l El 20 de febrero de 2002, la estación Radio Universidad de Puerto Rico, donde el compositor mantuvo un programa semanal, lo homenajeó nombrando el estudio de grabación digital como estudio Catalino «Couret» Alonso y develando un mural creado por el artista plástico Dennis Mario.

l En marzo de 2002, el coleccionista y escritor venezolano Juan Manuel Alvarez escribió el libro Sentimiento tú, una recopilación de las experiencias de Curet y Cheo Feliciano.

l Don Tite escribió más de dos mil temas, de los cuales al menos 700 han sido grabados por importantes intérpretes.

Notas relacionadas:
· Talento ‘irreemplazable’
· Lamenta Rubén Blades la pérdida

http://www.endi.com/noticia.asp?newsid=30748

ENDI > EL PAÍS
Una tregua para honrar a Tite Curet
viernes, 8 de agosto de 2003
————————————————————————

Por Sandra D. Rodríguez Cotto
[email protected]
De El Nuevo Día DON «TITE» Curet Alonso, inmortal por el legado de sus letras y su música que llevaron al mundo entero a conocer cómo somos y cómo sentimos los caribeños, podrá ser escuchado en la radio y la televisión de Puerto Rico desde hoy hasta el martes por una dispensa especial.

El presidente de la sociedad autoral Asociación de Compositores y Editores de Música Latinoamericana (ACEMLA), Luis Raúl Bernard, anunció ayer que se tomó la decisión de otorgar una licencia especial ante el pedido directo que hizo la gobernadora Sila M. Calderón y con el permiso de los familiares de Curet Alonso.

«Vamos a dar una licencia para que todas las emisoras de radio y de televisión toquen la música de Tite Curet (Alonso) desde el viernes (hoy) hasta el martes que viene libre de costo», dijo Bernard. «Esto nos perjudica porque hay emisoras que pagan esas regalías, pero lo hicimos ante el pedido de la Gobernadora y de los familiares de Tite, y porque entendemos que él se merece un tributo».

Curet Alonso, quien falleció el martes a los 77 años de edad, compuso más de 2,000 canciones que han hecho famosos a muchos de los principales cantantes de Puerto Rico y se le considera el compositor de música popular más importante del país de la segunda mitad del siglo 20.

Compuso desde salsa hasta guarachas y boleros. Canciones como «Anacaona» y «En los entierros de mi gente pobre» que hicieron famoso como solista al cantante Cheo Feliciano; «Plantación adentro» de Rubén Blades; «Barrunto» de Willie Colón; «Las caras lindas de mi gente negra» y «La Perla» que interpretaba el sonero mayor, Ismael Rivera; «Periódico de ayer» de Héctor Lavoe; y «Huracán de pasión» de Frankie Hernández con Bobby Valentín, situaron a Curet Alonso entre los grandes de la salsa. Pero trascendió a otros géneros como el bolero «Tiemblas», que cantaba Tito Rodríguez y «Brujería» de LosLos Condes.La casa editora del compositor permitirá que se difunda su música sin pagar por cinco días
Sin embargo, su música ya no se escucha en muchas emisoras de radio y televisión desde el 1995 cuando firmó con ACEMLA para que esta sociedad controlara su catálogo musical. Esto provocó un pleito legal con otras dos empresas, la ASCAP y BMI, que tenían los derechos de autor de su música antes del 1995, y el tribunal federal ordenó paralizar esa música y la de otros compositores que representa ACEMLA hasta que no se dilucide el caso.

El martes Calderón pidió a las partes que hicieran un paréntesis para que se pudiera escuchar esa música.

Eso se logrará a partir de hoy en varias emisoras como la Z-93 que tocará «única y exclusivamente» la música de Curet Alonso por los próximos cinco días. «Esto es un tributo a don Tite», dijo Pedro Arroyo, director de programación.

Notas relacionadas
· Muere pobre y sin oir su música
· Menospreciados los compositores
http://www.endi.com/noticia.asp?newsid=30790

ENDI > EL PAIS
Muere pobre y sin oir su música
————————————————————————

viernes, 8 de agosto de 2003
Por José A. Delgado
[email protected]
BALTIMORE, Maryland – Tite Curet Alonso murió pobre y, peor aún, sin poder escuchar sus composiciones que tanta elegancia le han brindado a la música de salsa. «Situaciones de poder e injusticia» le han impedido cobrar las regalías por la difusión de su música en las emisoras de radio de Puerto Rico, lamentó ayer su hija, Hilda de los Angeles «Angie» Curet Velázquez, quien le atendió durante las últimas seis semanas en Baltimore, donde conversó con El Nuevo Día .

Curet Velázquez advirtió que nadie tiene idea de «cómo papi terminó sus últimos días, pobre, con el dinero congelado y sin poder escuchar su música».

La hija de Curet Alonso, enfermera de profesión que hace 15 años reside en Baltimore, dijo que esta noche comenzará el traslado del cadáver de su padre hacia Puerto Rico.

«Angie» Curet Velázquez se trajo a Baltimore a sus padres debido a la condición de salud de ambos. Su madre, Hilda Velázquez Cotto, le acompañará en el viaje hacia Puerto Rico, al igual que su marido y sus dos hijos (José Andrés y Astrid), los únicos nietos del laureado compositor boricua.

El otro hijo de Curet Alonso, Eduardo, reside en Puerto Rico. Al compositor le sobreviven, además, sus tres hermanas.

«En sus últimos días sólo podía emitir algunas frases», pero Curet Alonso siempre estuvo consciente de lo que sucedía a su alrededor y se mantuvo escuchando la música de La Lupe, Celia Cruz, Elena Burque y Caetano Veloso, recordó su hija. Nunca se le informó, sin embargo, de la muerte de sus amigos Celia Cruz y Compay Segundo, glorias cubanas que murieron el mes pasado.

«SU CONDICION era muy delicada y quise evitarle sobresaltos», sostuvo Curet Velázquez.

A sólo horas de comenzar la peregrinación hacia San Juan, donde el pueblo puertorriqueño podrá rendirle tributo, Curet Velázquez lamentó que la Legislatura de Puerto Rico se retrasara tanto en aprobar el proyecto de la senadora Velda González que promovía otorgarle a su padre una pensión vitalicia de $1,000 mensuales.

«Nunca pudo disfrutar de esa pensión. Las cuentas médicas están ahí y siguen llegando», dijo, al mencionar que la Legislatura debería hacerle llegar el dinero que debió recibir su padre durante el último año. «Más allá de las colaboraciones que puedan hacerse ahora, ese dinero se necesita. El ya estaba cansado de tanta placa y pergamino», indicó Curet Velázquez.

http://www.endi.com/noticiat.asp?newsid={8CDAB55E-BCF0-4103-9648-9D3E6723AB14}

Talento ‘irreemplazable’
————————————————————————

miércoles, 6 de agosto de 2003
Por la Redacción de Por Dentro
EL FALLECIMIENTO de Tite Curet Alonso ha vestido de luto una vez más el mundo de la música latinoamericana. Reconocido como una de las plumas más fecundas del país y cronista de nuestra cultura, ayer varias de las personas que lo conocieron de primera mano reaccionaron a su partida: Cheo Feliciano: (En el momento en que El Nuevo Día contactó al cantante, éste se encontraba en Panamá con motivo de un homenaje a Celia Cruz, y aún sus compañeros -Tito Nieves, Andy Montañez, Ismael Miranda, India, Víctor Manuelle y Gilbertito Santa Rosa, entre otros-, que habían salido del hotel, desconocían la lamentable noticia.) «En las presentaciones que hice en Colombia días atrás le pedí al público que orará por Tite y tenía planificado el lunes ir a verlo en Baltimore y la muerte se me adelantó. A Tite le debo mucho, mi regreso a mi profesión y todos los éxitos obtenidos desde el 1970. Cuando lo conocí por primera vez en el Hogar Crea me dijo: ‘Tengo un regalo para ti’. Era un sobre lleno de composiciones que tenía para que le grabara. Fue el productor de mis primeros discos con la Fania. Fue mi hermano, mi compinche, mi compadre, un amigo bien grande. Es tanto lo que le debo a ese negrito…»
Johnny Pacheco: «Fuimos buenos amigos y nos admirábamos como compo-sitores. La última vez que lo vi fue en el Día Nacional de la Salsa que me dedicaron. Le grabé sobre diez temas, incluyendo el famoso Isadora Duncan. Siempre tuvo un sentido de humor muy bonito… Fueron tres los amigos queridos que se fueron en menos de un mes: Celia Cruz, Juancito Torres y ahora Tite… Se nos han ido tres grandes».

Ruth Fernández: «Se va uno de nues-tros grandes. El mundo entero aplaudió sus canciones, que interpretaron los grandes cantantes de nuestra América. Pude hablar con él cuando estuvo enfermo y estaba preocupado por unas regalías. Tenía un sentido de la dignidad, de orgu-llo, de raza y un gran sentido del humor. Lo quise, admiré y respeté, y lo querré por siempre».

Flor de Loto: «Grabé un disco con todas las composiciones que él escribió expresamente para mí y éramos amigos desde hace más de tres décadas. Nos admirábamos y nos queríamos entrañablemente. Puerto Rico ha perdido uno de los compositores más fecundos y auténticos que poseía un alma blanca».

Dennis Mario: «Acabamos de perder un valor nacional irreemplazable. No se tiene perspectiva del regalo tan grande que nos deja ni del castigo que se le ha dado al no tocar su música. Se queda un espacio vacío porque se fue el cronista de la salsa y un cuentero con sabor».

Sila María Calderón: «Todos los puertorriqueños tenemos una deuda de gratitud con Tite por su calidad humana, por su sensibilidad y por su magnífica y extensa producción de temas románticos y salseros en el pentagrama musical de nuestro país como alcaldesa de San Juan y mantuvimos la amistad y aprecio mutuo desde aquí, en La Fortaleza. Hace un tiempo, cuando convaleció en un hospital en San Juan, le visité y oramos juntos. Sé que Dios le tiene separado un lugar privilegiado».

http://www.endi.com/noticiat.asp?newsid={8837B00C-A37C-4365-AFF7-6D159BE91869}target=_blank
Lamenta Rubén Blades la pérdida
————————————————————————

miércoles, 6 de agosto de 2003
Por Jaime Torres Torres
[email protected]
CHEO FELICIANO y el Apollo Sound de Roberto Roena eran la atracción del Club Casa Blanca en el Condado. Rubén Blades idolatraba a Cheo y una noche del verano de 1972, el entonces desconocido cantautor panameño llegó temprano al salón sin imaginarse que primero conocería al compositor Tite Curet Alonso. Tite, el «decano de los compositores de salsa», escuchó sus primeras canciones y lo motivó a seguir componiendo. En poco tiempo, Blades, quien le grabó los números Vale más un guaguancó, Plantación adentro y La palabra adiós, despuntaba como uno de los nuevos escritores de la salsa.

Anoche, tras enterarse de la muerte de Tite, se dedicó a escuchar sus discos y a mirar su álbum de fotos con el fenecido autor.

«Cuando Tite supo que también yo escribía, su posición fue un reflejo de su persona. Para él, la idea de que yo escribiera le entusiasmaba mucho. Tite no era un tipo egoísta. Yo sabía quién era Tite gracias a Cheo. Cuando escuchas una canción como Mi triste problema o una canción como Eso es el guaguancó, tú lo que sientes es admiración y reconocimiento inmediato porque te dice cosas íntimas en términos populares con una elegancia sinigual. En ese sentido, Tite siempre fue un compositor más completo que yo, porque escribía de la ciudad y del amor con una sofisticación que pasaba inadvertida», expresó anoche Blades, quien recordó que compartía con Tite su gusto por la música brasileña.

Tite era un ídolo en Panamá, país que visitó en la década de 1970, invitado por Blades. Allá, frente al Mar del Sur, concibieron el concepto del disco para niños La campana en el fondo del mar, el cual -por los múltiples compromisos de Blades y los quebrantos de salud de Curet- no concretizaron. Lamentó que las emisoras de Puerto Rico, con la excepción de Sensación 99, no hayan adquirido la licencia de la editora ACEMLA para difundir las canciones de Tite.

«El trabajo de Tite es exitoso porque si pones La tirana, hoy te provoca la misma impresión. Uno revalida cuando el trabajo sobrevive el tiempo y las presiones de la moda. Aún así, su música no la tocan en Puerto Rico, pero no creo que sea por una animosidad hacia él ni consecuencia de falta de respeto o admiración hacia a su trabajo. Esto es el resultado de la manera en que se ha manejado el asunto de su música en términos económicos. Me da vergüenza, por Tite y por el valor de su trabajo.»
La última canción que Rubén Blades le grabó a Tite Curet Alonso se titula Desahucio, una bomba inspirada en el asesinato de Adolfina Villanueva en Loíza, estampada en el cd Tras la tormenta que grabó con Willie Colón en 1995.

Extensa trayectoria de éxitos
A lo largo de su vida, Tite Curet compuso cientos de canciones. Sería imposible enumerarlas todas. A manera de muestra, a continuación presentamos sólo una breve porción de sus temas y los intérpretes que los llevaron a la cumbre del éxito:
A la yumbae (Tommy Olivencia)
A mi pai Changó (Tommy Olivencia)
Alafia cumayé (Ray Barretto)
Amantes (Santitos Colón)
Anacaona (Cheo Feliciano)
Aquella mujer (Bobby Valentín)
Aquellos que dicen (Roberto Roena) Auditorio azul (Marvin Santiago)
Babaíla (Pete ‘Conde’ Rodríguez)
Brujería (Los Condes)
Carcajada final (La Lupe)
Chotorro (Roberto Roena)
Con los pobres estoy (Roberto Roena)
De mí para Puerto Rico (Justo Betancourt)
De todas maneras rosas (Ismael Rivera)
Don Fulano (Tito Rodríguez)
El antifaz (Willie Rosario)
El eco del tambor (Dimensión Latina) Felicitaciones (Cheo Feliciano)
Flor de los lindos campos (Ray Barretto) Fiel (Santos Colón)
Galera tres (Ismael Miranda)
Huracán (Bobby Valentín)
Isadora (Celia Cruz)
Juan Albañil (Cheo Feliciano)
Juanito Alimaña (Willie Colón/Héctor Lavoe)
La cura (Frankie Ruiz)
La esencia del guaguancó (Pacheco/El Conde)
La palabra adiós (Rubén Blades)
La tirana (La Lupe)
Las caras lindas (Ismael Rivera)
Los entierros (Cheo Feliciano)
Marejada feliz (Roberto Roena)
Mi triste problema (Cheo Feliciano)
Nervios de acero (Ismael Miranda)
Pa’ que afinquen (Cheo Feliciano)
Papel de payaso (Bobby Valentín)
Pedregal (Justo Betancourt)
Periódico de ayer (Héctor Lavoe)
Piraña (Willie Colón y Héctor Lavoe)
Plantación adentro (W. Colón y Rubén Blades)
Planté bandera (Tommy Olivencia)
Plato de segunda mesa (Héctor Lavoe)
Pueblo latino (Pete ‘Conde’ Rodríguez)
Puro teatro (La Lupe)
Que me lo den en vida (Roberto Roena)
Reunión en la cima (P.R. All Stars)
Salomé (Cheo Feliciano)
Temes (Vitín Avilés)
Testigo fui (Ray Barretto y Tito Gómez)
Tiemblas (Tito Rodríguez)
Tu loco, loco y yo tranquilo (Roberto Roena)
Vale más un guaguancó (Barretto/R. Blades)

http://www.endi.com/noticiat.asp?newsid={003D7FEE-9D1B-4D5D-9773-03781DE86B77}target=_blank

Tite: Libre su música por cinco días
PRIMERA HORA > ASI
viernes, 8 de agosto de 2003
KAROL JOSELYN SEPÚLVEDA PRIMERA HORA
————————————————————————
(%=Image(5716260,»C»)%)

EL PEDIDO colectivo que busca saciar l deseo de disfrutar las composiciones de Catalino «Tite» Curet a través de la radio fue escuchado, al menos provisionalmente.

Las emisoras y televisoras del país podrán programar todas las canciones del destacado poeta desde hoy, viernes, hasta el martes próximo. Esos cinco días, se espera, servirán para homenajear su obra que incluye más de 2.000 temas.

En una misiva cursada a las estaciones, el licenciado Ángel N. Caro –representante de la Asociación de Compositores y Editores de Música Latino Americana (ACEMLA)– informa que la decisión se logró luego de que Luis Raúl Bernard, presidente de la entidad, accediera a la petición.

La gestión que logró estos frutos fue realizada por Pedro Arroyo, director de programación de Z-93; el empresario Richie Viera y la hija del fenecido compositor, Hilda de los Ángeles Curet.

Actualmente, ACEMLA mantiene un pleito con varios radiodifusores por la alegada deuda en el pago de regalías, ya que, presuntamente, los derechos de autor de Tite Curet Alonso pertenecen a la corporación.

El problema, en varias versiones
No es nuevo que la música de Tite Curet está ausente de la radio. ¿A qué se debe? Hay varias versiones.

En Puerto Rico, como en otros países, existe la ley de los derechos de autor. En el caso de la música, incluye pagar unas regalías a todo aquel compositor que se escuche en las emisoras radiales, televisión, discotecas, centros artísticos, bancos, obras teatrales y centros comerciales, entre otros lugares.

El monitoreo para que todo aquel que utilice la música en cuestión pague lo realizan las sociedades de autores. De éstas se conocen la American Society of Composers, Authors and Publishers (ASCAP), Broadcast Music Inc. (BMI) y SESAC, entre otras.

Según Richie Viera, ligado a la industria discográfica en la Isla, en Puerto Rico hubo una compañía, la Sociedad Puertorriqueña de Autores, Compositores y Editores de Música (SPACEM), la que desapareció «por mal manejo».

Actualmente, Puerto Rico –dice Viera– es el único país que carece de una sociedad de autores, por lo que pide la celebración de vistas públicas «para que la Gobernadora cree una sociedad de aquí, como una agencia más» y que sea administrada por el Gobierno.

Desde Nueva York, luego, llegó la Asociación de Compositores y Editores de Música Latinoamericana (ACEMLA), que hizo un acercamiento a Tite Curet con el argumento «de que habían adquirido el catálogo de SPACEM, cosa que no es cierto, porque en la disolución se entregaron los derechos a sus autores», añadió.

El compositor firmó un contrato de diez años con la entidad, que también tiene su publicadora Latin American Music Company (LAMCO), propiedad de Bernard.

¿Cuál es el conflicto?
El problema consiste, según una de las versiones, en que ACEMLA ofreció a las emisoras su catálogo a un coste mucho mayor que las ya existentes ASCAP y BMI, lo que fue rechazado por varios radiodifusores y, puesto que hay un proceso legal inconcluso, la música de Tite no se escucha en la radio. Su obra sólo se difunde «legalmente» en emisoras Sensación, WEXS (Patillas), WHOY (Salinas) y Radio Gigante (Carolina).

Por parte de ACEMLA, su abogado Ángel Caro explica que la calidad de su catálogo se compara erróneamente con la cantidad de ASCAP.

«Luego que algunas emisoras siguieran tocando las composiciones de Tite sin pagar una licencia, se inició el proceso judicial», argumenta el licenciado.

A esto se suma el proceso de Fania Publishing contra Tite, pues el compositor mantuvo un contrato con la compañía, que nunca se disolvió, mas comenzó uno con ACEMLA. Fania reclama los derechos de autor sobre las composiciones.

Según Caro, Tite cobró alrededor de $50.000 con Fania, aproximadamente $150.000 desde 1996 hasta el presente con ACEMLA y estima que sin cobrar, causa del litigio, la suma debe oscilar entre los $3 millones en Estados Unidos «porque no conocemos a nivel internacional».

De los diez años de contrato entre ACEMLA y Tite, ocho han pasado en los tribunales. El licenciado espera que «en año y medio esto se resuelva».

Según Richie Viera, Curet murió el mismo día que firmó el contrato de ACEMLA hace ocho años: el 5 de agosto.

http://www.primerahora.com/noticia.asp?guid=9694C65055714AD79B751470B2BACCD1

Adiós al ‘decano de los compositores’
miércoles, 6 de agosto de 2003
————————————————————————

Por Servicios Combinados «EL DECANO de los compositores de salsa», Catalino «Tite» Curet Alonso, falleció ayer a consecuencia de un paro respiratorio en un hospital Baltimore, donde se había radicado junto a su hija Hilda, en abril.

A fines del mes pasado, el cuadro clínico del compositor -que presentaba una delicada afección cardiaca y problemas de circulación- deterioró considerablemente, por lo que su familia lo ingresó en una institución de cuidado extendido bajo el programa Hospice.

Aunque se ha pensado en la posibilidad de sepultarlo en Baltimore, se harían gestiones con el Instituto de Cultura Puertorriqueña o el Ateneo Puertorriqueño para determinar si pueden contribuir al traslado de sus restos a la Isla, donde sería velado y sepultado, según informó a la agencia de noticias EFE un allegado de la fami-lia.

Autor de unas dos mil canciones, muchas exitosas a nivel internacional en voz de má-ximas figuras de la música tropical como Tito Rodríguez, Cheo Feliciano, La Lupe, Celia Cruz, Héctor Lavoe, Rubén Blades.

Transmisión frenada
Billy Fourquet, vicepresidente de programación de la empresa Spanish Broadcasting Services, que controla la emisora de salsa Z-93, explicó ayer a Prensa Asociada que debido a un pleito vigente iniciado por la disquera Acemla, la estación está impedida de transmitir la música de Curet.

«Tenemos órdenes de que mientras se dilucida qué va a pasar con ese caso, no debemos perjudicar el asunto legal», dijo Fourquet. «Sí hay una intención de que eso se dilucide cuanto antes. Nos encantaría que eso se resuelva ya para poner la música de Tite», agregó Fourquet.

Catalino «Tite» Curet Alonso
Fecha de nacimiento: febrero 12, 1926
Lugar: Barrio Hoyo Inglés, Guayama,
l Su madre era costurera. Su padre era músico de la orquesta de Simón Madera y profesor de español.

l Tras la separación de sus padres se mudó con su madre a Barrio Obrero en Santurce.

l Comenzó su carrera en la música con educación básica en teoría y solfeo con el profesor Jorge Rubián.

l Cursó estudios universitarios en sociología, farmacia y periodismo.

l Laboró como periodista deportivo en el diario La Prensa de Nueva York, posteriormente cambió a periodismo de espectáculos.

l En 1965, Joe Quijano y su Conjunto Cachana le graba su primera canción: El son efectivamente.

l En 1968, la bolerista La Lupe le graba el tema La Tirana, que originalmente compuesto para el bolerista Roberto Ledesma.

l Entre las décadas de 1970 y 1980, el compositor se mantuvo muy ocupado escribiendo pedidos para la agrupación Fania All Star.

l Su presencia en competencias internacionales se dio con la participación de Los Hermanos Castro en el Festival de Río, donde interpretaron su composición en portugués Y después del amor.

l En Buga, Colombia, obtuvo el primer lugar con Deja al poeta cantar que interpretó Irma Bruno.

l En el Festival de la Salsa en Venezuela llegó a la posición cimera con Sal saludando interpretado por Cheo Feliciano.

l Trabajó versiones en español de numerosos temas internacionales. Le dio letra en español a Candilejas de Charlie Chaplin que grabó Wilkins, su versión de Si yo fuera rico le dio un gigantesco éxito a Chucho Avellanet, así como trabajó las primeras versiones al español que grabó Nelson Ned.

l Dominar el portugués le permitió hacer composiciones en español para muchos artistas brasileños.

l Sus composiciones han formado parte de la banda sonora de películas como Mujeres al borde de un ataque de nervios, Bad Habits y Godfather II.

l Entre las publicaciones en las que ha cola-borado se encuentran las revistas Variedades, Estrellas, Vea y los periódicos El Mundo, El Reportero y Primera Hora.

l En 1993 publicó el libro De la vida misma, en el que narra anécdotas de su carrera musical y de su vida.

l En el 2002, la empresa West Side Latino editó el disco Aquí estoy con un poco de algo, que fue grabado en septiembre de 1974. En esta producción el compositor interpretó guarachas como Caunabo, Triste Vendabal, El Solitario, Lo que fue tu amor, Eres la mulata.

l El 20 de febrero de 2002, la estación Radio Universidad de Puerto Rico, donde el compositor mantuvo un programa semanal, lo homenajeó nombrando el estudio de grabación digital como estudio Catalino «Couret» Alonso y develando un mural creado por el artista plástico Dennis Mario.

l En marzo de 2002, el coleccionista y escritor venezolano Juan Manuel Alvarez escribió el libro Sentimiento tú, una recopilación de las experiencias de Curet y Cheo Feliciano.

l Don Tite escribió más de dos mil temas, de los cuales al menos 700 han sido grabados por importantes intérpretes.

Notas relacionadas:
· Talento ‘irreemplazable’
· Lamenta Rubén Blades la pérdida

http://www.endi.com/noticia.asp?newsid=30748

Cultura y Espectáculos
Catalino Curet Alonso siempre sonará en el Caribe
El compositor puertorriqueño, fallecido el martes en Baltimore, deja una estela de clásicos de la música afrocaribeña

CÁNDIDO PÉREZ
————————————————————————

Ganó el título de «Poeta culto del barrio»
PRIMERA HORA > ASI
miércoles, 6 de agosto de 2003
HIRAM GUADALUPE PÉREZ PRIMERA HORA
————————————————————————

SU estampa antillana de cartero mulato, adornada siempre de un sombrero de pajilla, se dibujó en cada recoveco que transitó.

Fue conversador, amable y locuaz. Como versador, siempre empleó palabras comunes y sencillas para contar sus historias.

Gran admirador del trabajo de Pedro Flores, a quien identificaba como su compositor favorito, Catalino «Tite» Curet Alonso marcó la historia de nuestra canción popular con temas románticos y de crónica social que fueron elevando su obra como la de un «periódico cantado», con lo que se ganó el título de «Poeta culto del barrio».

Tite, que al momento de su muerte dejó un catálogo de más de 2 mil canciones, fue un modelo para los compositores que iniciaron sus trabajos en los años 70.

Su propuesta lírica, de abordar la temática social y romántica cotidiana con el furor con que se vivía, exponiendo con claridad los escenarios y narrando con ímpetu los entresijos de las dificultades de la pobreza, lo elevó como exponente y promotor de la llamada «salsa de conciencia», a la que más adelante también se adscribe el cantautor panameño Rubén Blades.

Una de sus más importantes aportaciones fue la elaboración de temas que rescataron y reivindicaron la negritud caribeña, justo en un momento histórico en que cobraba auge la discusión de nuestra herencia antillana apoyada por la irrupción de investigaciones sociológicas e históricas que se realizaron en centros universitarios.

Con Tite, el debate de la «tercera raíz» adquiere sonoridad y relevancia en escenarios populares. Fue un abanderado del

antillanismo y defensor de los valores de la América mestiza.

De esa manera, su producción irrumpió en el debate del discurso nacional presentando nuevas voces, como «Salomé», la guahatabeya del Caribe; «Anacaona», la princesa taína; y la siboneya «Naborí».

Asimismo, rescató un espacio para contar la historia de «Plantación adentro», un escenario de confrontaciones y luchas que marcó el proceso que posicionó al negro cimarrón en la sociedad.

Igual hizo con la oda a la belleza de la negritud caribeña que destacó en su melodía «Las caras lindas», interpretada por quien fue su mejor interlocutor, Ismael «Maelo» Rivera.

Como cronista social, Tite no logró comparación. En sus trabajos retrató los rostros de nuestra Isla y su gente, como se escucha en «La Perla», «Los entierros», «Juan albañil», «Juanito Alimaña», «Galera tres», «Lamento de Concepción», «Chotorro» y «Pa’ los caseríos».

En el canto al amor también pudo representar lo sublime del sentimiento en temas como «Franqueza cruel», «Sentimiento tú», «Trizas», «Amantes», «Temes», «Tiemblas», «Puro teatro», «La tirana» y «Carcajada final».

Fue, además, un apasionado de la música brasileña y un fiel lector del novelista Jorge Amado, razón por la que se dedicó a aprender portugués y hasta llegó a trabajar en adaptaciones brasileñas a la salsa, como «Usted abusó», «La paz de tu sonrisa» y «La palabra adiós».

Como escritor, publicó varios libros, entre ellos «La vida misma», una antología de reseñas sobre artistas.

El verbo le corría por la sangre
PRIMERA HORA > ASI
miércoles, 6 de agosto de 2003

Madera. En sus años de adolescente, Tite tomó cursos de teoría musical y solfeo.

Temprano en los años 70, sus creaciones lo habían convertido en una figura destacada en la composición de boleros y de temas salseros; un baluarte para el desarrollo musical de las nuevas expresiones sonoras que emergían en Puerto Rico y Nueva York.

La primera composición que lo ubica como un prospecto artífice de melodías fue el son «Efectivamente», grabado en 1965 por Joe Quijano y su Conjunto Cachana. Su despunte como escritor, empero, lo adquiere a partir de 1968, cuando la afamada cantante Guadalupe Victoria Yoli Raymond, «La Lupe», graba el tema «La tirana», un bolero que en principio fue escrito para Roberto Ledesma pero que su autor asoció más al desplante y la irreverencia que representaba la efigie de la vocalista cubana.

Cuando la industria musical que dominaba la salsa, en manos del imperio Fania, comenzó a rechazar a La Lupe –aduciendo problemas de conducta– Tite logró colocarla en su cenit y la regresó a su sitial como gran intérprete de la canción caribeña. Para ello, puso a disposición un selecto grupo de composiciones románticas desgarradoras, alusivas a las experiencias del desamor y cargadas de tono hiriente que se recogieron en la producción «Un encuentro con La Lupe», grabado en 1974.

Con este disco, Tite confirmó que no sólo era dueño y señor del verbo sino que era de los pocos escritores de la época que había capturado en sus melodías la representación del mundo marginal que asediaba los barrios pobres citadinos en San Juan y Nueva York.

Este gran escritor, que además cursó estudios universitarios de sociología y farmacia y que trabajó 35 años como cartero, se inició como periodista deportivo del diario La Prensa de Nueva York, volcándose luego en el periodismo de espectáculos, en el que se destacó como columnista de la Revista Vea y del diario PRIMERA HORA.

Hasta poco antes de morir mantuvo la producción de su programa de radio, «Tropicalísimo», en Radio Universidad de Puerto Rico (WRTU).

Sigue vedada la música de Tite
PRIMERA HORA > ASI
miércoles, 6 de agosto de 2003

BILLY FOURQUET, vicepresidente de programación de la empresa Spanish Broadcasting Services, que controla la emisora de salsa Z-93, explicó que debido a un pleito vigente iniciado por la Asociación de Compositores y Escritores de Música de Latinoamérica (ACEMLA), la estación está impedida de transmitir la música del compositor Tite Curet Alonso.

El creador de «Planté bandera» estaba asociado a ACEMLA, que es dueña de su música, dijo Fourquet.

No se supo de inmediato el status del pleito legal.

«Tenemos órdenes de que mientras se dilucida qué va a pasar con ese caso, no debemos perjudicar el asunto legal», dijo el empresario, según AP.

«Sí hay una intención de que eso se dilucide cuanto antes. Nos encantaría que eso se resuelva ya para poner la música de Tite», expresó Fourquet, quien recordó que cuando fallecieron Celia Cruz y Juancito Torres, la emisora transmitió los números que ambos interpretaron del compositor boricua.

http://www.prensaescrita.com/diarios.php?referer=none&url=none&pagina=http://www.primerahora.com

Un pregón para el Tite Curet

El Nacional – Jueves 07 de Agosto de 2003
A/15

En una ocasión, Cheo Feliciano declaró que en su momento más difícil de la vida, cuando estaba sumido en el consumo de drogas, además de la ayuda de la institución que lo sacó del problema, tuvo el apoyo de Catalino Curet Alonso, «El Tite», quien le dijo: «En las oficinas de Fania hay un sobre que dice Proyecto Cheo Feliciano, que está esperando por ti».

Fue ese trabajo del «Tite» el que nuevamente encumbró a Feliciano, con un disco que incluyó clásicos de la música afrocaribeña como «Anacaona», «Pa’ que afinquen» y «Mi Triste problema».

Alonso, quien fue graduado en Sociología y ejerció el periodismo en su Puerto Rico querido, supo exponer en sus temas realidades comunes a los países de la cuenca caribeña, y de una manera en que la lírica no desmerecía el ritmo, y menos aún el contenido.

«Anacaona», ese tema que habla de una «india de raza cautiva», incluye el término «areito», una forma de expresión indígena que combinaba música, danza y teatro con intención ritual. Es decir, la compuso buscando en sus raíces a las musas que lo iluminaron. En «Plantación adentro», interpretado por Rubén Blades, también toca el problema de la opresión a los trabajadores del campo.

Pero su posición política de partidario de la independencia de Puerto Rico no lo limitó a los temas sociales. También abordó el amor y el desamor, con canciones que a más de un despechado o despechada hicieron rodar un par de lagrimones por las mejillas.

«Puro teatro», tema que grabó La Lupe (Victoria Lupe Yoli), destaca el engaño descubierto entre los amantes. «Mi triste problema» habla de aquel que quiere tomar un rumbo diferente al de su pareja, pero no se atreve por no lesionar a nadie. «Tite» contó que había compuesto ese tema justamente cuando estaba en una relación estupenda con su esposa, pero que al poco tiempo tuvo que divorciarse: «Fue como una premonición», dijo.

Desde luego, Curet sabía de su calidad, y en algunas ocasiones pecó de prepotente. De ello puede dar fe César «Albóndiga» Monge, trombonista y creador del sonido de la Dimensión Latina, a quien se lo presentaron en Nueva York y Tite le dijo: «La salsa soy yo».

Con sus virtudes y defectos, no hay en el ámbito caribeño una orquesta o un músico reputado que no haya grabado algún tema de Curet Alonso, quien al igual que Celia Cruz revivirá en cada acto festivo que tenga la esencia y el sabor del trópico. Posiblemente cuando el «Rey Momo» tenga su breve reinado de tres días, «El Tite» y Celia sean las deidades que le hagan compañía.

© 2002. CA Editora El Nacional.

Todos Los Derechos Reservados

________________________________________________________________________

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba