Cultura

Vasco Szinetar y su juego con los espejos en La ONG

Hoy las selfies están de moda. Pasan por los filtros de luces y colores de Instagram y se pasean entre el Facebook, entre los trinos de Twitter, y los momentos instantáneos de Snapchat. Pero antes de que las redes se transformaran en un banco de autorretratos, ya un fotógrafo caraqueño de sangre rumana entre la década de los 80 y los 90 transitaba ese camino, y no lo hacía solo. En sus fotografías le acompañan Émile Cioran, Jorge Luis Borges, Gabriel García Márquez y muchos otros, jugando frente a los espejos. Fotógrafo, fundador de la galería de fotografía El Daguerrotipo, y poeta, es uno de los más destacados retratistas del país, y este sábado 6 de agosto estará en La ONG (Organización Nelson Garrido) para hablar sobre su trabajo en el conversatorio El retrato – autorretrato.

Víctor Guédez, en su capítulo sobre el fotógrafo en La poética de lo humano en 5 fotógrafos venezolanos (1997), distingue cuatro series fundamentales en Szinetar: Los retratos, los espejos, los contactos autorretráticos y los riesgos; siendo la primera la expresión más tradicional del oficio del retratista, la segunda una especie de juego del fotógrafo con su “víctima” ―el retratado― animado a posar frente al espejo de un baño, la tercera una forma de confrontar directamente al personaje, y la cuarta su exploración personal con fotografías intervenidas con procesos químicos en el laboratorio durante los procesos de revelado, ampliación y copiado. “Podemos decir que la fotografía es un espejo de la realidad y de los sueños”, dijo Szinetar en una entrevista en febrero de este año.

Registro histórico

Vasco Szinetar realizó estudios superiores en la Escuela de Cine León Schiller en Lodz, Polonia, entre 1970 y 1972, y en la London International Film School entre 1973 y 1976, año en que obtuvo el diploma de Art Technique of Film Making. Entre 1985 y 1988 fundó y coordinó la galería de fotografía El Daguerrotipo, que funcionó en el foyer del Teatro Municipal (Caracas).

Ha participado en numerosas exposiciones colectivas y salones. Como fotógrafo ha publicado Retratos (Caracas: Monte Ávila, 1987) y también poemarios. Asimismo, ha colaborado en libros como La hoja que no había caído en su otoño, de Julio Garmendia (Caracas: Las Voces de Orfeo, 1979); Así es Caracas, de Soledad Mendoza (Caracas: Ateneo de Caracas, 1980); Cuarenta años después (Caracas: Grupo Credival, 1983), y Jacobo Borges, de Dora Ashton (Caracas: Armitano, 1986). Sus fotografías han aparecido regularmente en publicaciones periódicas como las revistas Zona Franca, Calicanto e Imagen y en periódicos como El Nacional y su suplemento cultural, Papel Literario. La GAN posee una colección importante de sus registros fotográficos.

Szinetar, quien ha usado con fidelidad su cámara de 35 mm, han tendido a sobrepasar el simple registro para volverse indagaciones sobre el soporte fotográfico y la psicología de los retratados.

La cita es este sábado 6 de agosto a las 6:00 p.m. en la sede de La ONG. La entrada es libre.

Para mayor información visita laong.org o contacta a la organización vía telefónica al número (212) 632.52.91. La ONG está ubicada en la avenida María Teresa Toro, residencias Carmencita, a 6 cuadras de la estación del metro Los Símbolos, paralelo a la avenida Victoria.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba