Entretenimiento

El 2011 fue un año de logros para El Sistema

El  2011 fue un año de recolecta de cosechas para el Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, que pertenece desde marzo a la Fundación Musical Simón Bolívar. El trabajo constante e ininterrumpido que se ha venido realizando desde hace casi 37 años sigue rindiendo frutos, al tiempo que se hacen nuevas siembras en el terreno artístico social.

Las buenas noticias comenzaron el 12 de febrero con la inauguración definitiva  del Centro de Acción Social por la Música, que funciona de lunes a lunes, casi los 365 días del año. En sus dos salas, la Simón Bolívar y la Fedora Alemán, se han presentado algunas de las agrupaciones más destacadas de El Sistema y en sus espacios estudian y ensayan diariamente cientos de niños y jóvenes.

Este año, el programa del Sistema de Orquestas y Coros se ha expandido a más municipios en diversos estados. El número de núcleos aumentó a 286 en todo el país y la matrícula ascendió a 400 mil niños y jóvenes.

La Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar se convirtió en la Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela. La crítica internacional afirma que aunque es una orquesta de jóvenes,  comparada con las orquestas de Europa, su calidad interpretativa ya roza con las orquestas de más alto nivel. Sin el adjetivo de juvenil, y dirigidos por el maestro Gustavo Dudamel,  los 200 músicos venezolanos conmemoraron en una gira por Brasil, Uruguay, Argentina, Chile y  Colombia, los bicentenarios de independencia de los países latinoamericanos. En Venezuela protagonizaron un concierto histórico el 5 de julio con más de 1700 músicos en escena, entre coro y orquesta, en la Plaza Diego Ibarra de Caracas.
Dirigidos por los maestros Alfredo Rugeles y Christian Vásquez, los músicos de la Simón Bolívar triunfaron al presentarse  por primera vez en el Victoria Hall de Ginebra, Suiza, con un concierto a beneficio del Fondo de Contribuciones Voluntarias de las Naciones Unidas para las Víctimas de la Tortura y, luego,  en el Teatro Filarmónico de Verona, Italia, concierto que abonó el terreno para una gira que tendrían más adelante por ciudades italianas como Milán, Roma, Turín, Palermo, Nápoles y Reggio Emilia, bajo la batuta de Gustavo Dudamel y Diego Matheuz, que este año se convirtió en el director musical del Teatro La Fenice en Venecia.
 
Orquesta hermana. Luego de un arduo trabajo de preparación, la Sinfónica Juvenil de Caracas pisó por primera vez suelo extranjero. Los jóvenes músicos venezolanos ofrecieron dos conciertos en Noruega: atendieron la invitación que les hizo el prestigioso Festival Internacional de Bergen, el más antiguo e importante encuentro artístico del país nórdico, e hicieron su segunda presentación internacional en Oslo. En octubre emprendieron una nueva travesía musical. Los talentosos jóvenes, dirigidos por el maestro Dietrich Paredes, conquistaron el territorio asiático, al presentarse en Beijing, República Popular China y en Seúl, Corea.

Reconocimientos 2011. El Sistema de Orquesta ha sido galardonado a través de su Director Fundador, el maestro José Antonio Abreu, a quien le fue otorgada la Orden del León de Finlandia, la Cruz de Honor Austríaca de las Artes, el Premio a la Trayectoria de una Vida de la Fundación de la Cultura y las Artes de Estambul y, en Berlín,  el prestigioso Premio Echo Klassik de la industria discográfica alemana por su labor social.

Por su parte, este año el maestro Gustavo Dudamel recibió el Premio Women Together que otorga la Asociación Women Together de la Organización de las Naciones Unidas. Además fue nombrado Artista del Año por la casa Gramophone. El director tiene su primer perfil biográfico titulado Gustavo Dudamel. La sinfonía del barrio, escrito por el periodista cultural José Pulido.

Diego Matheuz continúa consolidando su carrera en Italia. Este año fue nombrado Director Musical del Teatro La Fenice, mientras que Christian Vásquez se convierte en director principal invitado de la Sinfónica de Gävle, en Suecia y fue nombrado Director Musical de la Sinfónica de Stavanger, Noruega.

El trabajo de la nueva generación de directores venezolanos ha dado sus más gratificantes frutos en conciertos que se han llevado a cabo en el Centro de Acción Social por la Música y en el interior del país, así como en escenarios internacionales como el caso de Dietrich en Noruega y Asia; Manuel Jurado y Jesús Parra en Turquía, Joshua Dos Santos, becado por la Filarmónica de Los Angeles. Además, en el Festival de Juventudes que este año destacó la labor de los jóvenes conductores frente a las principales orquestas juveniles.
Por otra parte, hubo una intensiva labor de las agrupaciones del Conservatorio de Música Simón Bolívar: fue el primer año de trabajo  de agrupaciones como la Orquesta Latinocaribeña,  la Orquesta de Rock Sinfónico y la Orquesta de Música Venezolana. Destaca el despunte internacional de la Simón Bolívar Big Band Jazz, que se presentó en los principales escenarios de jazz en los Estados Unidos.  
La Sinfónica de la Juventud Zuliana giró por Italia demostrando que el trabajo que se hace en el interior del país es arduo y de alto nivel. El Coro de Manos Blancas recibió el Premio Oscar della Lírica, en Italia. Ángel Hernández ganó el Concurso Internacional de Composición Antonid Dvorak.

Se llevaron a cabo los Festivales Internacionales de Flauta y Piccolo, Oboe, Fagot, así como el Festival Villalobos, el Festival de las Juventudes, el Festival Internacional de Música de Mérida. Lanzamiento del Programa Alma Llanera, que aspira promover la formación constante en materia de Música Popular, algo que se venía haciendo en núcleos de toda la geografía venezolana. En Guárico, por ejemplo, ya existe una orquesta con casi 200 niños y jóvenes que interpretan arpas, cuatros, bandolas, mandolinas y guitarras entre otros. Dos de estos niños triunfaron en el VII Festival de Arpa de Villavicencio con el primer y el segundo lugar.

Varios maestros internacionales como Krzysztof Penderecki, Sung Kwak, Rafael Frübeck de Burgos, Benjamin Zandler,  Bernhardt Kerres, coordinador de Niños Cantores de Viena,  Johan De Meij y Alondra de la Parra vinieron a trabajar con orquestas venezolanas y con los coros.

En el 2012. El año que viene El Sistema abre su programación con un evento inédito propiciado por el maestro Gustavo Dudamel. La Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela y la Filarmónica de Los Angeles tocarán todas las Sinfonías de Mahler tanto en Los Angeles como en Caracas, entre enero y febrero. Las orquestas se alternarán las sinfonías, pero también harán algunas obras tocando juntas.

El Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela hará una nueva fase del Festival de Orquestas Infantiles, proyecto que busca promover aún más el trabajo de calidad que se hace con los niños con edades comprendidas entre los 6 y 13 años.
Por otro lado, entre mayo y junio la Orquesta Binacional Noruega Venezuela, creada en el 2011 durante la gira de la Sinfónica Juvenil de Caracas por el país nórdico,  realizará un concierto en el país escandinavo en el que participará el Ensamble de Metales de Venezuela, dirigida por Thomas Clamor.

La orquesta Sinfónica Simón Bolívar visitará Escocia para compartir con los niños y jóvenes del Sistema Scotland, un proyecto inspirado en El Sistema venezolano. Luego, los músicos venezolanos se presentarán en el Royal Festival Hall de Londres, en Ámsterdam y en España. Al finalizar el año harán una gira por los principales escenarios de Estados Unidos.
La Sinfónica Juvenil de Caracas y la Juvenil Teresa Carreño también cumplirán en países como Italia, Alemania, Francia, España y Suecia.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba