Entretenimiento

Exposición Utopías en la Galería 39

(%=Image(6306913,»C»)%)

Las utopías modernas están orientadas al futuro, son teológicas, progresistas y sobre todo son un reclamo frente al orden.

La utopía puede ser idealista o práctica, pero el concepto ha adquirido una fuerte connotación de perfección optimista, idealista e imposible. Desde esta perspectiva las utopías modernas están orientadas al futuro, por ello no sería posible entender el arte sin su carácter utópico.

Los componentes utópicos de libertad radican en la acentuación del carácter de flujo de la identidad como una estabilidad inmutable, no un estado a lograr, sino al contrario, como un proceso sin fin, donde lo que importa es el proceso mismo.

La imagen utópica es la de un éxtasis permanente conseguido por medio de la renovación continua de las experiencias que van sedimentado el placer del cambio.

Utopía es, en nuestros días, sinónimo de inalcanzable, pero en sus orígenes, se utilizaba en nombre de la tierra donde la justicia, la solidaridad y el amor se conjugaban para producir una sociedad perfecta.

Todas las culturas humanas imaginaron sus propias Utopías desde la espiritual Shangri-la hasta la soñada Atlántida.

En la obra de Pepe López se transforma la trama geométrica en una trama numérica y orgánica, redimensionando la obra: concepto, espacio y tiempo, para comunicarse de una forma directa con un público acostumbrado a consumir productos industriales; descubriendo encuentros entre diferentes representaciones culturales, entre obra de arte y producto. Joel Casique conjuga una poética del espacio y un minimalismo llevado a su máxima expresión, es la filosofía artística que sutilmente brota desde lo más profundo de las formas multiplicadas en la luz y sombras. Allí relucen antiguas verdades de civilizaciones pasadas. Milton Becerra va armando laboriosamente su camino, lo sigue mientras lo esta tejiendo, se distancia, profundiza y se hunde en la materia, en el soporte cósmico de su naturaleza, con una percepción que alterna simultáneamente macro y micro cosmo. Pedro Terán integra medios y épocas en un esfuerzo por recrear una historia individual que se sustenta por sí misma. Lo primigenio y lo actual confluyen en un tiempo: el de hoy; y en un espacio: el de sus obras, para poner ante nuestros ojos el recuento del tiempo y el espacio Concepciones que, de una u otra manera, han sido eje de su proceso plástico en el transcurso de su vida artística. Audino Díaz ofrece huellas de algo que no ha sucedido, es una contradicción intencional, con la cual quiere advertirnos sobre lo que nos espera si continuamos devastando la naturaleza. Las intervenciones que realiza el artista en la piel tienen evocaciones diversas, por una parte aparecen pequeñas líneas sucesivas a manera de huellas de un caminante que recorre el territorio de un lado a otro. Cuando estas huellas son múltiples y en todas direcciones, evocan la estampida de una manada. Así mismo aparecen las rectas que conforman límites territoriales que aluden a la colonización de la naturaleza.

En Marylee Coll hay una vocación lúdica, coherente con su producción anterior, en estas obras que recrean el lenguaje pictórico constructivista, donde la trama de franjas y planos geométricos pierde la rigidez de su condición rectangular al proyectarse, más bien al expandirse hacia el espectador: una expansión (dominada por las líneas curvas) que no es virtual, como la de las obras cinéticas, sino absolutamente real, y que acontece mediante la transformación que hace la artista del cuadro plano en un objeto con volumen real.

Carlos Anzola intenta acercar su obra a la cotidianidad de las personas como parte de su entorno habitacional; propiciando un cambio de calidad ligados a las formas de vida común generando nuevos estilos de libertad.

José Antonio Fernández toma, se recrea y parodia la naturaleza. Lo vegetal, lo mineral y, en ocasiones lo animal. Escultura figurativa, por definición, que cuando se acerca en su indagación de la naturaleza, puede llegar a síntesis propias del arte abstracto. Pero la abstracción en su obra no corresponde al concepto plástico sino a una cualidad de la naturaleza, a la pureza de unas formas, a la complejidad de lo espacial. Las obras de Daniel Medina están hechas a partir de objetos existentes sin más alteración que las articulaciones con las que unen las piezas y pueden ser leídas de modo individual o grupal. La obra tiene como unidad básica la figura de una caja que crece indefinidamente, lo que les permite ser interpretadas como un conjunto.

Nela Ochoa se dirige a ese particular entrelazamiento de naturalezas biológicas y culturales que vivimos hoy en día. Apropiándose de los códigos genéticos, cuyo poder social reside en buena parte en su carácter críptico, abstracto e intangible, trasformándola en una realidad concreta y cercana.

La búsqueda de la perfecta armonía ha inspirado a los hombres y no se ha detenido aún.

39 galería
Tiene el gusto de invitarle
A la exposición
 
UTOPÍAS


 
De los artistas


 
CARLOS ANZOLA
MILTON BECERRA
JOEL CASIQUE
MARYLEE COLL
AUDINO DÍAZ
JOSÉ ANTONIO FERNÁNDEZ
PEPE LÓPEZ
DANIEL MEDINA
NELA OCHOA
PEDRO TERÁN


 
Domingo 20 de Mayo, 07
De 11:00am a 5:00pm.

 
Calle Bolívar con Calle Instrucción. La Casona. Galería 39. El Hatillo.
Teléfono: 9610023/ 04142466598 Fax: 9613692. 39galerí[email protected]
 
Directores:
Luisa Elena Sánchez J.
Juan Carlos Lazo A.

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba