Entretenimiento

Gestión cultural pública en crisis financiera e institucional

(%=Image(7689915,»R»)%)

Desde hace cuatro meses y a medida que avanza el año la situación se torna más delicada y dramática

El viceministro de Cultura-presidente del Consejo Nacional de la Cultura (Conac) Manuel Espinoza, acompañado de los directivos de los entes tutelados y adscritos a esos organismos, entregaron una declaración en una rueda de prensa para exigir del gobierno los recursos imprescindibles para funcionar. En ella advierten de la grave situación financiera e institucional por la que atraviesa el sector cultura.

—No estamos aquí por la firma de 61 intelectuales que pidieron un cambio de rumbo en la cultura. Es al sector que estamos tratando de representar en este momento, no una gestión burocrática —señaló Alfredo Chacón, Presidente de la Fundación Biblioteca Ayacucho.

No se aseguran siquiera los recursos para el Festival Internacional de Teatro de Caracas, a celebrarse el mes que viene.

    Texto de la declaración

Desde hace cuatro meses y a medida que avanza el año la situación se torna más delicada y dramática. Los organismos competentes de la administración del presupuesto nacional adeudan al Conac y sus organismos los tres últimos meses del ejercicio fiscal de 2001, lo que significa 16,137 millardos de bolívares que equivalen al 25% del total de nuestro presupuesto. Iniciamos 2002 con compromisos adquiridos: salariales y operativos y con nuevo proceso de financiamiento ya bastante avanzado que, como siempre, genera grandes expectativas a las cuales no podemos responder de manera oportuna, a juzgar por las circunstancias actuales.

Hemos agotado ante las instancias competentes las acciones que están a nuestro alcance para solventar esta situación.

Por otra parte arrastramos un déficit estructural de presupuesto desde años anteriores: para que el sector cultural público pueda desarrollar todo su potencial creativo y productivo y atender a las necesidades generadas por las nuevas orientaciones y políticas necesita como mínimo el 1% del PIB, esto es, aproximadamente 260 millardos de bolívares.

La segunda vertientes de la coyuntura crítica es de carácter político-institucional: en la práctica, la figura del Viceministerio, lejos de significar un refuerzo político se ha convertido en un obstáculo, canalizando los procesos técnico-administrativos hacia el aparato burocrático del Ministerio de Educación, debilitando la presencia institucional del sector en el alto gobierno, su jerarquía política y su indispensable autonomía en los tiempos actuales, si así entendemos el mandato constitucional (artículo 99 de la CRBV).

La realidad cultural del país, la numerosa y variada acción institucional, el trabajo intenso, amplio y diverso de los creadores, artesanos y trabajadores de la cultura, las tradiciones, el acervo patrimonial, su historia, constituyen un complejo de valores y realizaciones demasiado importante en sí mismo que debe ser entendido apropiadamente por parte del Estado. Es una responsabilidad ineludible.

Es imposible una acción cultural expansiva, participativa, no excluyente, en equidad y justicia que alcance a todo el territorio nacional, si no se corrige esta situación político-institucional y presupuestaria.

Este componente social, como responsabilidad del Estado, representa el patrimonio simbólico, material y espiritual del país. Por ello requiere y aspira apoyo político y financiero con la magnitud de la tarea colectiva que nos toca cumplir.

Manuel Espinoza
Caracas, 18/2/02

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba