Entretenimiento

Hans Ertl : El vagabundo de la selva boliviana

Un portafolio del fotógrafo y cineasta alemán Hans Ertl, realizado en Bolivia en los años 50-51 durante una misión científica alemana, fue hallado en Venezuela. En las doce imágenes, blanco y negro de 20 x 25 centímetros cada una, está plasmada la majestuosidad del paisaje, la nobleza y la antiquísima cultura del altiplano andino. (%=Image(5966023,»C»)%) I Hans Ertl (Alemania, 1908-Bolivia, 2000) alpinista, innovador de técnicas submarinas, explorador, escritor, inventor y materializador de sueños, agricultor, converso ideológico, cineasta, antropólogo y etnógrafo aficionado, tuvo la mácula de ser reconocido para la historia y su posterior desgracia, como “el fotógrafo de Hitler”, aunque el iconógrafo oficial del Führer haya sido Heinrich Hoffman. (%=Image(7481037,»C»)%) Ertl alcanzó notoriedad al retratar a los dirigentes del partido nacionalsocialista cuando filmaba la majestuosidad, la estética corporal y las destrezas atléticas de los participantes en los Juegos Olímpicos de Berlín (1936), bajo la dirección de la cineasta Leni Riefenstahl. (%=Image(3007032,»C»)%) Fue víctima de la Schutzstaffel (SS) al prohibírsele viajar a Chile (1939) para un proyecto cinematográfico. Acompañó a Erwin Rommel, como fotógrafo y cineasta, a la sangrienta travesía por Tobruk, África (1941). Recibió la Cruz de Guerra de manos del Mariscal, a quien consideraba su verdadero jefe. (%=Image(4769749,»C»)%) II Al término la Segunda Guerra Mundial, los colaboradores o allegados al régimen nazi huyeron de la justicia europea refugiándose en diversos países, entre ellos, del continente americano con el beneplácito de sus respectivos gobiernos y el apoyo incondicional de Estados Unidos. Ertl se quedó en Alemania y trabajó en asignaciones menores a su status,hasta que emigró a Chile con su familia. En el austral archipiélago de Juan Fernández,“fascinante paraíso perdido», realizaría el documental Robinson (1950).

(%=Image(3884290,»C»)%) Ertl se establece en 1951 en Chiquitania, a 100 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz.Hemos encontrado tres versiones de su arribo a Bolivia: primera, como parte de una misión científica alemana de la firma Siemens (el portafolio presentado y editado por la casa de productos fotográficos Rolleiflex corresponde a esa expedición); segunda, que el empresario germano Klaus Altmann (seudónimo de Klaus Barbie (1913-1991) y ex jefe de la Gestapo en Lyon, Francia) lo ayudó a instalarse en las prósperas y vírgenes tierras; y, tercera, que atravesó sobre un corcel de hierro denominado Unimot, cual conquistador del siglo XV, la espesa e intrincada vegetación brasileño-boliviana, hasta una propiedad de 3.000 hectáreas. Ahí construiría con sus manos y materia autóctona lo que sería su hogar:La Dolorida.

(%=Image(3019195,»C»)%) Deambulaba, con su pasado a cuestas, por la inmensa naturaleza con la visión ávida de desentrañar y capturar todo lo percibido de su entorno mágico. No perteneció al partido nazi y detestaba la guerra, pero exhibía con orgullo la chaqueta del ejército alemán, símbolo de sus gestas de otrora, y su garbo ario. Aseguraba: «Nunca compartí los ideales nazis, yo no tenía nada contra los judíos”. (%=Image(8219221,»C»)%) III El vagabundo de la montaña, como es conocido por los exploradores y científicos, tuvo dos hijas: Heidi (Elizabeth) Wagner-Berger, vive en Alemania y asistió al entierro de su padre, y Monika Ertl (1937-1973). Defensora de los derechos de los indígenas, falleció al recibir un disparo de un supuesto escolta de Barbie, a quien llamaba tío, al intentar secuestrarlo con miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Estuvo implicada, junto a izquierdistas europeos, en la muerte (1971) de Toto Quintanilla, cónsul boliviano en Hamburgo, cómplice en la detención, ejecución y mutilación de Ernesto “Che” Guevara en La Higuera (1967). (%=Image(3291676,»C»)%) La relación de Ertl con Mónica fue difícil, por rebelde y luchadora social. Quizás ese desafío produjo en él cierta metamorfosis ideológica en los años 60, hasta convertirse en colaborador y defensor indirecto de los izquierdistas en Suramérica. (%=Image(9065540,»C»)%) IV La obra fotográfica de Erlt se conoce poco, no así su filmografía. La Biblioteca Nacional de Francia y el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) instituciones encargadas de resguardar, conservar y difundir la memoria artística de Europa y América no cuentan con trabajos de Ertl. De acuerdo con Sylvie Aubenas, curadora de Estampa y Fotografía del siglo XIX de la biblioteca francesa, hasta el 2004 no habían adquirido nada y en la Curaduría de Fotografía del MoMA consideran a Ertl un fotógrafo menor. (%=Image(8709721,»C»)%) V El viejo y cansado ermitaño de Chiquitania, Ertl, preparó su tumba entre dos pinos y tierra traída de su natal Bavaria. Solicitó ser enterrado en medio de la sosegada naturaleza de La Dolorida, lugar donde vivió 50 años. En publicaciones científicas y turísticas dio a conocer, la idiosincrasia de los nativos, la botánica y la zoología de la amazonía brasileño-boliviana (%=Image(2708479,»C»)%) Aunque vendida después de la muerte de Ertl, La Dolorida debió convertirse en un espacio destinado a la conservación y protección de flora y la fauna. Había expresado en una entrevista concedida a la agencia Reuters: «No quiero regresar a mi país. Quiero, incluso muerto, quedar en esta mi tierra». (%=Image(1402163,»C»)%)

Retrato de Hans Ertl cortesía © Frank Semper 2000.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba