Lavarse las manos: ¿Para qué sirve y cuándo hacerlo?

Este sencillo hábito podría salvar más vidas que cualquier vacuna y evitar un 25% de las muertes por infecciones respiratorias agudas.

La frase “lavarse las manos como Pilatos’’, sacada de los relatos bíblicos, se suele usar para hacer referencia a personas que desvinculan de un tema y no asumen responsabilidad. Sin embargo tiempos de Coronavirus, lavarse las manos puede significar todo lo contrario.

Con esa sencilla práctica se pueden salvar muchas vidas al prevenir el contagio de enfermedades producidas por virus, bacterias, hongos y otros microorganismos que transmiten infecciones intestinales, respiratorias, cutáneas y oculares, entre otras.

No en balde la Unicef y la Organización Panamericana de Salud promueven desde 2008 la campaña del Día Mundial del Lavado de las Manos, que se celebra cada 15 de octubre en 70 países de los cinco continentes y que fue en sus inicios una importante estrategia para detener la propagación del virus H1N1 durante aquella pandemia.

«El principal mensaje que queremos hacer llegar es la importancia del lavado de manos, pero no cualquier enjuague rápido: es importante lavarse las manos correctamente con agua y jabón en momentos clave del día», indica Therese Dooley, del Programa sobre Saneamiento e Higiene de UNICEF.

Según los informes de los expertos, «enraizar la práctica del lavado de manos con jabón antes de comer y después de usar el inodoro podría salvar más vidas que cualquier vacuna o intervención médica, reducir las muertes por diarrea casi a la mitad y evitar un 25% de las muertes por infecciones respiratorias agudas del mundo».

Según sus datos, extender la costumbre de lavarse las manos con jabón podría salvar alrededor de 230.000 vidas al año, especialmente en países subdesarrollados.

Cuándo lavarse las manos

  • Después de ir al baño.
  • Después de toser, estornudar o sonarse la nariz.
  • Antes de iniciar la manipulación o preparación de los alimentos.
  • Antes de comer.
  • Luego de tocar mascotas o tener contacto con sus excrementos.
  • En actividades al aire libre.
  • Antes y después de visitar un enfermo.
  • Tras cambiar el pañal al bebé.
  • Antes de curar una herida o atender un enfermo.
  • Antes de manipular o colocarse los lentes de contacto.
  • Si viene de lugares públicos, escuelas u hospitales o del gimnasio.
  • Luego de viajar en transporte público
  • Tras haber manipulado objetos como dinero, teléfono o llaves.

Cómo lavarse las manos

  • Las manos deben lavarse con jabón y agua tibia en lo posible. De lo contrario utilice jabones líquidos que no requieren agua y que se pueden llevar en la cartera, carro o bolsillo.
  • La operación debe durar por lo menos 20 segundos. Frotar enérgicamente las manos entre sí. Incluir los lados de ambas manos, las muñecas, entre los dedos y alrededor de las uñas
  • Evite utilizar toallas de paño que se encuentren húmedas.
  • Las jaboneras deben tener orificios para evitar la acumulación de gérmenes
  • Usar toallas descartables en baños públicos para bajar la poceta, abrir y cerrar la puerta, pues los pomos son lugares donde abundan los gérmenes.
Modo correcto de lavarse las manos con jabón / Imagen: Unicef
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba