Entretenimiento

Las ventajas de la timidez

El cine contemporáneo Americano podría ser visto como una competencia entre discotecas, a cada cual más estridente.

El retorno de las superproducciones, ancladas ahora en el matrimonio con el comic, la omnipotencia de los efectos visuales, la eterna semidivinidad de las estrellas y , por supuesto, la inagotable disponibilidad de capitales, les hacen ganar, por mucho la guerra por las pantallas. Como en una buena película de ciencia ficción, sin embargo, un puñado de rebeldes resisten en las catacumbas. Son los independientes (los indies en la jerga del caso), un paraguas amplio en el que entra tanto que su definición es discutible. Pero digamos que es todo lo que está a la vera del camino de las grandes producciones (del mainstream para volver a la jerga). A falta de una caracterización estricta podríamos arriesgar rasgos muy generales: un presupuesto razonable cuando no exiguo, falta de estrellas muy nombradas, un privilegio de los personajes sobre la trama y un gusto por el riesgo que se traduce en dramas pequeños, íntimos y tímidos frente a la rimbombancia de los magnates de la 3D.

Y una Meca que es una meta: el siempre mentado festival de Sundance, templo mayor y ágora de los independientes.

Un último punto a discutir por los futuros historiadores: tal vez, y solo tal vez, los independientes de hoy sean unos émulos de la serie B, aquellos films que los estudios realizaban como rellenos para los dobles programas de los cines de pueblo, y de los que salieron los Samuel Fullers, Edgar Ulmers y Raoul Walshs de este mundo. Solo que los independientes de ahora tienen algo más de glamour y han sustituido el arte por el oficio. Y por suerte, tienen estatura propia en su propio tiempo (a diferencia de la serie B solo reivindicada tardíamente por los franceses a fines de los 50). En todo caso son una bocanada de aire fresco entre mucha tontería.

Las ventajas de ser una flor de pared, sería el título original de este típico producto independiente. Su director ha escrito también la novela original, acaso de tan bajo perfil como su protagonista. Hacia comienzos de los 90, cuando todavía no había teléfonos celulares ni DVds y aún se usaban audiocassettes para escuchar música, un adolescente entra en la secundaria. Es tímido y arrastra un doble duelo. Por su tía favorita muerta en un accidente y su mejor amigo, suicida. Y, como en todo rito iniciático (la secundaria es un espacio desconocido, con amenazas y matones) tiene también sus guías, dos hermanastros (ella y él) para el lado hedónico y terrenal y un profesor para las aventuras literarias. Y ese espacio, a la vez tan extenso y tan poco extraordinario es la película. Una serie de situaciones que revelan mucho sobre el personaje, al tiempo que escamotean referencias al momento histórico, el lugar o al apunte sociológico. Lo único, lo mucho que interesa es ese espacio interior, muy rico del protagonista, aislado de sus padres por la incomprensión y del mundo por el dolor. En rigor lo que lo aqueja no es la timidez sino el miedo a salir de su mundo para colisionar con el que lo rodea. Y si bien el tiende pocos puentes (tal vez ninguno), los que se le ofrecen son equívocos: la droga, el sexo, la conversación mediocre. El único refugio son los libros y las cartas en estilo de diario enviadas a nadie. Toda una audacia en estos tiempos que corren. No hay estridencia alguna en la trama, excepción hecha de flashbacks del accidente, alguna pelea en la cafetería y una delicada sugerencia a una relación irregular entre tía y sobrino. Por lo demás es un film que se permite el lujo de la timidez.

Una virtud que lo honra.

LAS VENTAJAS DE SER INVISIBLE.(The perks of being a wallflower). USA. 2012. Director Stephen Chbosky. Con Logan Lerman, Emma Watson, Ezra Miller.

fuente:talcualdigital.com

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba