Tecnología

Inteligencia Artificial es utilizada por los piratas informáticos

La denominada Inteligencia Artificial (IA) muestra avances acelerados que ha permitido a las empresas proporcionar valor a sus servicios, automatizar tareas complejas y mejorar día tras día en su interacción con los clientes. Sin embargo, se debe tener en cuenta que la IA es una herramienta, y como tal, el resultado de su aplicación se basa en el uso.

A partir de la utilización maliciosa de este instrumento, surgen nuevas amenazas, algunas inofensivas, otras delictivas, como es el caso de sistemas que simulan ser humanos para saltarse mecanismos o chatbots falsos que solicitan el ingreso de información sensible. Tales amenazas están contempladas como una de las predicciones que el equipo de investigación del proveedor de seguridad en redes WatchGuard desarrolló basadas en el análisis de seguridad y tendencias de amenazas ocurridos durante el 2018.

«Los delincuentes cibernéticos continúan modificando el panorama de amenazas a medida que actualizan sus tácticas e intensifican sus ataques contra empresas, gobiernos e incluso la infraestructura de internet», señaló Corey Nachreiner, director de Tecnología de WatchGuard. “En este escenario, las pequeñas y medianas empresas siguen siendo blanco de los ciberdelincuentes, por ello deben comenzar a revisar las actuales medidas de seguridad y hacer de alta prioridad la seguridad de sus redes, buscando implementar soluciones a través de las empresas de servicios gestionados”, agregó el ejecutivo.

Derrumbar la malicia        

El accionar de los hackers de sombrero negro (el que viola la seguridad informática por razones más allá de la mala intención o para beneficio personal), se implementa a través de salas de chat maliciosas en sitios legítimos. “El objetivo es dirigir a las víctimas para que accedan al enlace malicioso y de ese modo, descarguen archivos que contengan malware o compartan información privada, como contraseñas, emails, números de tarjeta de crédito o claves de acceso bancarias”, explicó Nachreiner  .

Un chatbot hackeado podría desviar a las víctimas a enlaces maliciosos en lugar de legítimos. Los atacantes también podrían aprovechar las fallas de las aplicaciones web en sitios legítimos para insertar un chatbot malicioso. Para tratar de detectar estos peligros, el directivo aconseja que es importante asegurarse en todos los casos que la comunicación esté cifrada, además de regular la forma en la que se gestionan o almacenan los datos de esas sesiones de chats.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar