Tecnología

Samsung Galaxy S8 tendrá una pantalla 4K

Si bien los rumores de la llegada de una pantalla 4K al hipotético Samsung Galaxy S8 se remontan a meses atrás, las previsiones de UBI Research aparecidas en la web a lo largo del día de hoy toman otros tintes. Y es que la firma de investigación ofrece una perspectiva acerca de la llegada de este tipo de pantallas de ultra alta definición al próximo buque insignia de los surcoreanos. Una serie de puntos más que razonables si analizamos el comportamiento del mercado y visualizamos los avances que se producirán durante los próximos meses. A continuación os exponemos los motivos por los que creemos que la irrupción de un Samsung Galaxy S8 con display 4K no es para nada descabellado.

El sector abrazó con alegría la introducción de las pantallas FullHD en smartphones. Innegablemente fue una característica bien recibida dado que supuso una mejora notable en lo que a calidad de imagen se refiere. No obstante, poco después empezaron a aparecer las primeras pantallas 2K, paneles con 2.560 x 1.440 píxeles de resolución que generaron una gran controversia. ¿Era necesario este aumento de puntos por pulgada? ¿Era el ojo humano capaz de distinguir la mejora en la nitidez de la imagen? Y en caso afirmativo, ¿compensaría esa mejora con el mayor gasto energético que genera un display 2K y el de los propios chips necesarios –más potentes- para renderizar las imágenes a dicha resolución? Lejos del potencial marketing en torno a esta característica, algunas marcas se negaron a implantarlas por sus escasos beneficios. Sin embargo, hoy día existen modelos con pantallas 4K. Si se debatía por las pantallas 2K, ¿qué hay de estos paneles UHD de 3.840 x 2.160 píxeles?

Samsung Galaxy S8 hacia los 4K

Actualmente los modelos con pantalla 4K son minoritarios, tanto como que el primero de su estirpe nacía de la mano de Sony, el Sony Xperia Z5 Premium. Sin embargo, no será el único y vendrán más en camino. Uno de esos que aterrizará con display 4K será el hipotético Samsung Galaxy S8, sucesor del actual Galaxy S7. Así lo indican los analistas de UBI Research en base a la evolución del mercado y la tecnología en disposición del fabricante asiático. Esta información fluye por la Red de redes desde hace meses, pero existen motivos para pensar que es algo más que un rumor. De hecho, el pasado mes de marzo Samsung presentaba en la conferencia Display Week de San Francisco su primer prototipo de pantalla 4K para smartphones. Se trata de un panel OLED de 5.5 pulgadas con los mencionados 3.840 x 2.160 píxeles de resolución y densidad de 806 puntos por pulgada. Sin duda un guiño de los surcoreanos hacia la realidad virtual a través de smartphones.

No menos importante es el movimiento realizado por Google al incluir su propia plataforma de desarrollo para la realidad virtual en la próxima versión de Android. Y es que tal y como pudimos ver en el Google IO, Android N integrará de forma nativa Daydream VR. Un indicativo más de la importancia que va a adquirir la realidad virtual en smartphones.

La realidad virtual llega a los smartphones

Entonces, ¿por qué smartphones con resoluciones de pantalla tan elevadas si aún se debate la viabilidad de los display 2K? Sin duda la respuesta la encontramos nuevamente en la realidad virtual (RV) y los últimos acontecimientos ensalzan el lanzamiento de teléfonos inteligentes con este tipo de pantallas. Actualmente ya existen fabricantes que disponen de gafas RV estándar como las Oculus Rift, PlayStation VR y las HTC Vive. Si bien estos productos son los más indicados para disfrutar de una experiencia de uso pleno de la realidad virtual por sus características técnicas, las que realmente están haciendo popular la realidad virtual son las gafas VR para smartphones, principalmente por su precio. Sin entrar en detalles, estas gafas disponen en esencia de la carcasa y las lentes, pero no de la pantalla para generar el ambiente virtual. Aquí es donde los smartphones entran de lleno.

La alta resolución es vital para la realidad virtual

Y es que la realidad virtual está íntimamente relacionada con la resolución de la pantalla de las gafas, en este caso de la pantalla del smartphone. Cuanto mayor es la resolución, mayor sensación de realidad es capaz de ofrecer este tipo de accesorios. Pero hay más, y es que la realidad virtual genera una imagen en tres dimensiones, por lo que el software de las gafas divide la pantalla en dos secciones en las que se reproduce el contenido en tiempo real para después ser combinada y generar una imagen 3D. Por tanto, caja ojo visualiza a través de la lente de las gafas esa porción de pantalla. Este efecto propicia que la resolución recibida por cada ojo no sea la nativa, sino que se reduce a la mitad (en la horizontal). De hecho, éste es el motivo por el que las actuales gafas VR dedicadas como las Oculus Rift, una de las más potentes en este sentido, no son capaces de generar una imagen real en FullHD, sino que se queda en 1080 x 1.200, la mitad de los 2.160 x 1.200 que ofrece la pantalla integrada en las mismas.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba