Vida con estilo

Botox: todo lo que debes saber acerca de este tratamiento

Para mantener un rostro joven, terso y radiante lo más importante es alimentarse sanamente y utilizar productos adecuados para el cuidado de la piel, como bloqueador solar, hidratante, removedor de maquillaje, entre otros. Sin embargo, existen algunos tratamientos que pueden aumentar las posibilidades de cualquier persona para lucir un poco más mozo. Entre ellos, se encuentra uno del cual se habla mucho: el botox.

En los últimos años, este tratamiento se ha ganado muy mala fama, especialmente debido a los cambios radicales que ha causado en varias personalidades, por considerar que solamente sirve para dejar la piel ‘paralizada’.

Con esta sencilla guía podrás saber exactamente qué es y cómo funciona. Es importante recordar que antes de tomar cualquier decisión, debes consultarlo previamente con un especialista en el área.

¿Qué es?

La palabra botox es el nombre comercial con el que se denomina a la toxina botulínica, que es una versión muy diluida de las neurotoxinas. A diferencia de lo que se puede pensar, no es un tratamiento que «rellene las arrugas», en realidad se trata de un relajante del músculo que forma el pliegue, por lo que sí permite que el paciente realice ciertos movimientos que no comprometan su naturalidad facial.

El Botox puede usarse, además de como tratamiento antienvejecimiento, para mejorar problemas de las articulaciones o disminuir el sudor de las axilas. Incluso en la actualidad se realizan pruebas para utilizarlo como tratamiento para el acné.

¿Quién puede administrarlo?

Aunque en muchos lugares aplican el tratamiento, la mejor opción es acudir con un especialista en cosmética, pues el tratamiento necesita adecuarse a los patrones de las arrugas, la fuerza de tus músculos y la calidad de cada tipo de piel.

¿Cómo es el proceso?

El especialista deberá analizar exhaustivamente el rostro del paciente en una primera cita. Para ello, deberá pedirle a la persona que realice algunos gestos para decidir si es candidata para realizar el tratamiento.

Para administrar la inyección, la piel debe estar muy limpia. El primer paso es aplicar un analgésico tópico, y luego la inyección. El proceso debería durar entre cinco y quince minutos, dependiendo de las áreas que se trabajen.

¿Experimentarás dolor?

La inyección es lo que genera una pequeña molestia, pero al aplicar la anestesia, se podría reducir el tiempo del malestar hasta unos 45 minutos desde que se aplica hasta que hace efecto.

¿Tiene efectos secundarios?

Puede haber una alergia al Botox, la cual podría causar hinchazón. Para ello es importante consultar al especialista, él sabrá actuar adecuadamente en cada caso.

¿Cuánto tiempo duran los efectos?

En tres o cuatro meses recuperarás todo el movimiento de los músculos y los efectos serán menos visibles. Además, existe la posibilidad de que, con el tiempo, tu cuerpo se vuelva resistente a la toxina.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba