Vida con estilo

St Moritz: Un exclusivo lugar para esquiar

El pequeño pueblo de St Moritz ubicado en el cantón de Grissons de Suiza siempre tuvo la reputación de ser el más exclusivo lugar para las vacaciones de invierno en el mundo. En su historia se destaca haber sido sede de los Juegos Olímpicos en 1928 y 1948 y del campeonato mundial de esquí  en 2003. También tiene su merecida fama por haber sido inspiración para el famoso libro de Thomas Mann la montaña mágica.

Este pequeño pueblo de menos de 6000 habitantes es el lugar preferido por el jet set internacional para recibir el año nuevo y también es uno de los más costosos. Entre su gran cantidad de hoteles el más apreciado es el Kulm que ganó el premio Travellers Choice de 2015.

En su buena oferta gastronómica un restaurante que parece ser el preferido de la distinguida concurrencia de ese exclusivo lugar es el Ecco, aunque muchos prefiere el  tradicional Chesa Veglia.

Para esquiar tienes muchas opciones ya que hay 350 km de pistas. El pico Pitz Muriel tiene una altitud máxima de 2349 metros, pero el descenso más apreciado es la bajada de 9 kilómetros desde Pitz Corvatsch a 3300 metros.

Entre las curiosidades del sitio en la época navideña esta la carrera de caballos sobre el lago,conocida como el White Turf, tradición que se remonta a 1906.

Un must es ir a tomar unas copas nocturnas en el Dracula Club, que se considera como el sitio más legendario de las fiestas nocturnas en la nieve. Y si lo que desea es una buena discoteca el King’s Club tiene fama de ser una de las más animadas de Suiza.

Si tiene la oportunidad de ir a ese encantador sitio es esencial verlo desde el mirador Muottas Muragi.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba