CiudadEspecial País

Solo nueve horas diarias puede estar Nicole con su madre

El nacimiento de un bebé es un acontecimiento importante para toda familia, y más cuando se trata del primer hijo, pero que Nicole viniera al mundo causaba más angustia que emoción para sus seres queridos, pues era incierto cuál sería su destino.

Yusimar Montilla, sargento técnico segundo del Ejército y presa política, fue trasladada cerca de las 6:15 a.m. del 15 de agosto al Hospital Central de Maturín en Monagas, fecha pautada para su parto por cesárea en su informe médico.

Esposada y acompañada por dos custodios recibió la atención previa a su cesárea, mientras tanto, la defensa aseguró que recibió una ola de comentarios por parte de los funcionarios a cargo quienes le aseguraban que le iban a quitar a la bebé mediante la aplicación de un artículo de La Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente (Lopna), el cual nunca fue especificado.

«Ve pensando a quién le vas a dar a la bebé. El juez ya nos dijo que estaba canalizando el artículo de la Lopna para quitarte a la niña», le decían.

Entretanto, la mañana de ese jueves se desarrolló en una sala de partos llena de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que según declararon sus abogados rondaban los 17 individuos divididos en dos puntos de acceso, que además, le quitaron los celulares a sus familiares para evitar llamadas telefónicas y no los dejaban ver a Yusimar.

Entre irregularidades y amenazas, finalmente Nicole nació a las 10:15 a.m, pesó 2 kilos 800 y midió 45 centímetros.

Lea también: Nicole tiene derecho a nacer en libertad

Pese a los intentos de los abogados para conseguir un permiso de maternidad por 45 días para que le permitiera amamantar desde su casa, el viernes 16 de agosto a las 11 de la mañana fue trasladada a la cárcel La Pica y recluida nuevamente en Deprocemil.

Virginia Silveira, coordinadora operativa nacional del Movimiento Penitenciario de Voluntad Popular, precisó a nuestra redacción que cuando Yusimar Montilla regresaba al sitio de reclusión se encontraba amamantando y, cuando le intentaron despegar de su pecho a la pequeña, se puso a llorar fuertemente.

Nicole solo pasó esa noche con su madre bajo contemplaciones del director de Deprocemil, quien se amparó en los artículos 28 y 29 de las Naciones Unidas para el Trato Mínimo de Reclusos o Reglas de Mandela, y determinó que el horario de lactancia para su hija sería de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. Las demás horas los familiares deben resolver entre fórmulas y bancos de leche.

Silveira alertó este lunes 19 de agosto que Yusimar Montilla sufrió una complicación de salud tras ser trasladada a la cárcel sin cumplir el reposo establecido, por lo que presenta un cuadro puerperio patológico con líquido lumbar y el Movimiento Penitenciario exigió su inmediato traslado a un centro de salud.

La coordinadora operativa reiteró que desde Voluntad Popular seguirán trabajando para defender el derecho de Yusimar a amamantar sin que la separen de su bebé durante los meses que corresponden por ley.

Rebelión y traición a la patria fueron los delitos que le imputaron el 15 de junio de 2019 a Yusimar Elisneth Montilla Ortega, una joven de 24 años, con el grado militar de sargento técnico segundo del Ejército, tras estar presuntamente involucrada en un intento de «alzamiento militar» en la entidad.

 

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. El horror, la injusticia, la alevosía son los pecados que diariamente se cometen en las cárcelas de la dictadura, engolosinando la dictadura de un hombre y su grupo de bestias que ignoran el sentido de la palabra justicia y menos el del vocablo democracia. Mujeres y hombres que han cometido el pecado de luchar por la libertad y la justicia, sufren hoy penas de càrcel, castigos y a veces la muerte, como lo hemos venido consignando.

Responder a Mariahe Pabon Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar