OpiniónOpinión Nacional

Bienvenidos al circo de la pobreza

Por Luis Pedro España

No medió rueda de prensa, ni apareció el corifeo repetidor de supuestos logros a corear alguna épica victoria que, como nunca antes, se había logrado. El hecho era simple, la noticia no podía ser otra: la pobreza, en datos oficiales, había aumentado. Al primer trimestre de 2013 los pobres en este país crecieron de 32,6% a 34,2% y de 27,2% a 29,4% en hogares. La diferencia, por si el lector lo desconoce, se debe a que normalmente los hogares de las familias pobres son más numerosos que de las no pobres, es por ello que los porcentajes son entre 5 y 7 puntos más en personas que en hogares.

Ahora bien, suponiendo que las canastas desde donde se considera el ingreso de un hogar como pobre o no pobre (línea de pobreza) que utiliza la fuente oficial son las mismas, el asunto es que el país retrocedió hasta el año 2007 en su lucha contra la pobreza y, para el año en curso, no hay forma de que nos salvemos de un retroceso que nos lleva a 2006 o a 2005, con lo cual habremos perdido en sólo dos años, el supuesto milagro social que se logró en casi una década y con un boom petrolero de por medio.

En un intento desesperado por manipular, algunos tratan de ver una mejora al comparar los datos del primer semestre con el segundo. Tal comparación es indebida. Se trata de cosas distintas. Si quieren ver el fenómeno desde el segundo semestre del año, el resultado será el mismo, sólo que con porcentajes menores de pobreza. Entre los segundos semestres de 2012 y 2013, la pobreza aumento de 25,4% a 32,2% en personas y de 21,2% a 27,3% en hogares. Un aumento incluso mayor a si se ven los datos del primer semestre. La diferencia entre el comportamiento de la pobreza del primer semestre y segundo de cada año, se debe a que la encuesta de hogares recoge en el segundo semestre una realidad de ingresos un tanto diferente (aumentos salariales y bonificaciones de fin de año, además de los eventos vacacionales), que lo sistemáticamente supone un perfil de pobreza menor. La cifras a comparar son entre los mismos semestres, comparar el primero con el segundo para decir que la pobreza se redujo a finales del año pasado, no es más que una simple y burda lectura interesada de los datos.

Dicho lo anterior, y por donde quiera que se mire, el país retrocedió aceleradamente en materia de pobreza. Así es de cruel la historia de los populismos. La expansión del consumo genera un bienestar efímero que su insostenibilidad económica termina arrasando en la mitad del tiempo que costo mejorarla. La pobreza es elástica al alza e inelástica a la baja, por eso es que cada punto de reducción logrado en base a la inserción productiva es mejor que cualquier adelanto repentino logrado por medio de artificios fiscales, monetarios o cambiarios. En nuestro caso la reducción de la pobreza entre 2004 y 2008 fue producto de un proceso continuo de sobrevaluación del bolívar, lo que en el contexto de una economía que convirtieron en importadora, tras una sistemática política dirigida a expandir el consumo (aumento de la demanda fiscal, expansión del crédito, liquidez ilimitada), hizo que los venezolanos fuéramos unos insaciables consumidores.

Las cifras del BCV muestran que cada año el consumo crecía hasta 15%. Remodelaciones de casas, adquisidores de todo tipo, viajes al exterior, compras de bienes semidurables y un larguísimo etcétera, fue el resultado de la irresponsable política de consumir muy por encima de lo que se producía, asunto que hoy estamos pagando con sucesivas devaluaciones, correcciones en los precios y consecuente caída del poder adquisitivo.

El precio de no haber invertido la renta petrolera en la época de las vacas gordas, resultó en el aumento de la pobreza que recogen las cifras publicadas de 2013, las que, con toda seguridad, volverán a crecer en este año que va corriendo. Es absolutamente imposible que se reduzca la pobreza en 2014. No sólo porque no se está haciendo nada para combatirla desde una nueva y diferente política social, sino porque la inflación del año en curso con toda seguridad superará 70% y la de alimentos no menos del 100%.

En otras épocas los shocks económicos post-populistas suponían reordenamiento de la economía y su relanzamiento. La recesión del presente sólo augura nuevas penurias sociales. No se avizoran cambios en la política económica, garantías al productor o reordenamiento de la intervención del Estado sobre la economía. Todo lo contrario, el empecinamiento en seguir las mismas malas prácticas del pasado hace que la recesión social que padecemos sea a cambio de nada o, peor, de nuevas y mayores recesiones.

Pero lo más trágico de toda esta realidad para el Gobierno, sus verdades y supuestos logros, es que la crisis del populismo reciente dejó sin careta a las Misiones Sociales. Ninguna de ellas, por limitaciones de diseño y por ineficiencias de implementación, ha podido contener o compensar este deterioro social. La reducción del pasado no fue gracias a la política social misionera, así como tampoco en el presente pueden amortiguar el empobrecimiento de las mayorías.

Como lo hemos advertido tantas veces, la política social del Gobierno fue diseñada para lograr utilidad política, no fines sociales. En contextos de expansión económica sirvió como placebo para que la población creyera que la mejora del consumo fue consecuencia de ellas. Ahora en depresión no sirven para ninguna de las dos cosas. En el mejor de los casos, las Misiones de Chávez sólo tendrán el destino de seguir alimentando una rifa, una tómbola de favores (viviendas para ser exactos) del cual se aferran los sectores más dependientes y desesperanzados, pero que en modo alguno hará que termine la trágica función con que comienza todo ciclo post-populista como el que vivimos.

Hasta que el Gobierno no se decida a cambiar, o hasta que el Gobierno no cambie, los venezolanos seguiremos en este circo, repetitivo y vivido tantas veces después de todo ciclo populista. Bienvenidos pues, nuevamente, al circo de la pobreza.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. jhaaaa la pobresa y quien la creo este gobierno haaa ?entonces dime sabiondo por que los campecinos tuvieron que huir a la capital ,y dejar sus tierras haaa ?por que se tuvo que comer perrarina para poder subcistir haaa ? por que si disen ahora que son mayorias utilisan la violencoia ,y el magnicidio para poder llegar a el poder haaa ? quienes trajeron a todos esos para militares haaa el gpobierno siii luis que ingenuo heres tu jha jha jha

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba