OpiniónOpinión Nacional

¿Cómo vamos?… ¿Impacientes por una batalla de toda la guerra que estamos ganando?

Werner Corales Leal

Hoy comenzaron algunos compatriotas impacientes, en rol de analistas estratégicos por twitter y whatsapp, a plantear que el presidente Guaidó era blandengue e irresoluto por no solicitar la intervención militar y por no haber previsto que los sucesos de ayer tenían que suceder, con el argumento de que la alianza que oprime a Venezuela no es un gobierno normal sino un conglomerado vil, capaz de hacer cualquier cosa para mantenerse en el poder.

Lamentablemente lo de la vileza es cierto, pero también lo es que hacer de analista frente a nuestra situación exige ponderación y cerebro frío, demanda conocer cómo funcionan los mecanismos de poder político y militar en el mundo, requiere estudiar fortalezas y debilidades de los actores que se enfrentan, y con base en todo eso, estudiar potenciales escenarios de cada confrontación y del conjunto de la guerra en marcha.

No están procediendo así los compatriotas que hoy lanzan sus resoplidos contra el prestigio bien ganado del presidente Guaidó y de su equipo de jóvenes políticos. Mas bien parecieran predecir hoy domingo los goles del partido de ayer sábado, y terminan equivocándose en el score.  Ayer, 23 de febrero, se dio en nuestras fronteras una batalla que es parte de la guerra que están librando dos alineaciones de actores por la liberación de Venezuela, conflicto que no tenemos bases para predecir como fácil o corto, pero una guerra que estamos ganando y en la cual contamos con capacidades estratégicas muy superiores a las de quienes debemos desplazar.

En una alineación de este conflicto está la alianza non sancta que montaron Hugo Chávez y los hermanos Castro entre fuerzas del narcotráfico, grupos terroristas internacionales, lo más ignaro y corrupto del estamento militar criollo y el aparatchik de la revolución cubana, alianza que tiene compromisos financieros y conexiones políticas con dos potencias de la tercera guerra fría, que son China y Rusia.

En la otra están los gobiernos de más de 50 países incluido el gobierno legítimo de Venezuela; los EEUU, la potencia más poderosa del planeta, cuya seguridad se ve afectada por los negocios de la alianza vil; la mayor parte de los europeos; y casi todos los gobiernos de sur america que están sufriendo las consecuencias del éxodo venezolano. Estos países no son neófitos en el juego de la geopolítica o en el análisis estratégico. De hecho, está a la vista de todos los venezolanos cómo en menos de un mes se ha volteado casi todo el mundo a apoyar a Venezuela.

El desenlace final de esta situación puede no estar muy cercano en el tiempo y el nuevo gobierno que resulte puede, además, incluir a actores que no fueron protagonistas en los últimos días.  No es de descartar que en el muy corto plazo el régimen de Maduro logre una nueva distracción ofreciendo llamar a «elecciones libres»… Eso le ganaría tiempo con la expectativa de que, en el camino, Europa se despegue del plan aparentemente trazado por los EEUU. Pero de este lado hay la conciencia clara de que la alianza non sancta debe dejar el poder, y hay la capacidad de recomponer los equipos y los planes.

No pretendo a esta altura hacer un análisis de escenarios, solo quiero con esta última reflexión llamar a mis compatriotas impacientes a considerar que ya concluyó el primer tiempo del partido, contamos con los mejores jugadores, tenemos un joven capitán muy hábil, todavía el score nos favorece 4 a 1, en el segundo tiempo el equipo contrario juega contra la luz del sol vespertino y todas las gradas del stadium están abarrotadas de hinchas que nos dan ánimo. No podemos decir otra cosa que #VAMOSBIEN, VAMOS MUY BIEN.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar