OpiniónOpinión Nacional

El arte desde la adversidad y la cárcel

Otto Albers, medico cirujano de Valencia, casado con una prima hermana mía, me envío un mensaje que decía:

“ Si te sientes desanimado por estar encerrado en casa sin saber cuánto tiempo, recuerda que Shakespeare escribió el Rey Lear cuando la peste había cerrado teatros. Tú también puedes contribuir a la humanidad algo con similar valor.

Al leer el mensaje, se me despertó la curiosidad y el espíritu investigativo, aprovechando que, por la adversidad de la pandemia que se expande a lo largo de todo el mundo y que afecta seriamente a Venezuela, recluido en mi casa me sobra el tiempo para escribir cómo, muchas veces, la adversidad puede ser propensa para crear arte.

En la historia de la literatura son muchos los que han escrito grandes obras, tanto al confrontar grandes adversidades o al estar presos.

Otto cita el caso de Shakespeare cuando escribió King Lear y se pusde añadir que, bajo las mismas circunstancias escribió Macbeth. En su misma época Thomas Malory escribió La Mort d’Arthur( también tituladaLe Morte d’Arthur).

Son muy numerosas, en la literatura mundial, las obras escritas desde la cárcel.

Volviendo a Inglaterra, tenemos Hymn to the Pillory (Himno a la Picota) de Daniel Defoe, y De Profundis, de Oscar Wilde. Verlaine, desde su calabozo en Bruselas, mientras cumplía condena por haberle disparado a su amante Rimbaud, escribió el poema D’Une Prison (Desde la cárcel) En España se sabe que Cervantes escribió El Quijote estando preso. También fue el caso de Fray Luis de León, con Los Nombres de Cristo. El peruano César Vallejo escribió el conocido poemario Trilce. No se queda atrás Italia, con Cuadernos desde la cárcel, de Antonio Gramcsi.

También los dictadores que aborrecemos escribieron desde la prisión: Hitler con Mein Kampf y Fidel Castro con La Historia me Absolverá.”

En Venezuela, José Rafael Pocaterra, desde la cárcel de La Rotunda escribió Juan de Abila y tradujo The Pathway of the Pioneers (El camino de los pioneros) de Dolf Willard y L’Aiglon (El Aguilucho) de Edmond Ronsard. Por su parte, Andrés Eloy Blanco, en Puerto Cabello escribió los poemas: Barco de Piedra, Malvina Recobrada  y Abigail.

No me detengo en la literatura desde la cárcel, en la adversidad y ahora me refiero a la música. Juan Sebastián Bach estuvo preso bajo una acusación del patrono para quien trabajaba y, en la cárcel compuso estudios para órgano. Michael Tippett, músico compositor y director de orquesta, fallecido en 1998, compuso en prisión una obra titulada A Child of our Time(Un niño de nuestro tiempo) un oratorio que expresa las experiencias de los oprimidos.

En las artes plásticas, en Italia, Caravaggio, el pintor nacido en el siglo XVI, en su extensa obra pictórica fue influenciado por el tiempo que pasó en prisión, aunque no se conocen obras pintadas por él en la cárcel. Otro es el caso de David Alfaro Siqueiros, el muy famoso muralista y revolucionario mexicano pasó largo tiempo en prisión. En 2017 se exhibieron obras suyas que pintó cuando estaba preso.

Al escribir este artículo, mi intención es enviar un mensaje a quienes, por adversidad, están reclusos en su hogares, así como también a quienes están presos, o como eufemísticamente dicen ahora, están privados de su libertad.

¡Se puede crecer en la adversidad y en la cárcel!

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar