OpiniónOpinión Nacional

El Sexto día del Génesis: Rómulo Gallegos y Mario Vargas Llosa

En 1935 Rómulo Gallegos (1844-1969) publica su novela “Canaima”, desarrollando  su visión sociológica y política de Venezuela, presente ya en su narración: Reinaldo Soler, 1920. El drama de  Canaima  transcurre  en las sociedades criollas  alrededor del  Orinoco, que giraban   en torno a    la extracción del látex o caucho,  la  fiebre  del oro,  de  ambiciones desbocadas  y ante  la  presencia del caudillismo,  antivalor mutado en valor   en  Venezuela.  Las narraciones  sobre las sociedades aborígenes de R. Gallegos   no se plantean tener validez etnográfica.  La novela  se filmó  en México, en 1945,  protagonizada por Jorge Negrete.   El nombre del  personaje principal  de  Canaima  es Marcos Vargas, y será un escritor joven peruano con  un  apellido similar   Mario Vargas Llosa (1936), el ganador del Premio Rómulo Gallegos en 1964, con la novela La Casa Verde, y del premio Nobel en  el 2010.  Ambos personajes: Marcos Vargas en Canaima, y Saúl Zurita,  alias Mascarita,  en  El Hablador le dan la espalda a la civilización, para vivir entre las  culturas Selváticas.

“Mascarita (Saúl Zurita-el hablador) debió  vivir con una intensidad particular…, las grandes devastaciones que los civilizados perpetraban en la selva, y la manera como, en cambio, los machiguengas convivían armoniosamente con el mundo natural”. (M.V.Ll, El Hablador, 1987, p.151)Ambos   escritores    tienen empatía por el universo selvático,  tal como se evidencia en un fragmento de la conferencia de Rómulo Gallegos en Nueva York, en 1931,  al referirse al Amazonas:

“En estas tierras de impresionante silencio y trágica soledad, se siente que todavía no ha terminado el día sexto del Génesis, y que aun circula por ellas el soplo creador. Y por eso las llamó tierras de Dios”.  

Escribió Vargas Llosa  casi a fines del siglo XX   la novela   “El Hablador”, 1987,   busca   acercar al  lector  a la visión del mundo que tiene   de las culturales ancestrales,  a través de  los machiguengas,   que   coexisten en equilibrio y  armonía  con la selva tropical. Recrea cuentos,   cosmovisiones y mitologías. Ficciona personajes,  como el  Hablador,    paradójicamente  la ficción tiene su paralelo en la realidad, aunque ese no era  el objetivo del  escritor,  solo deseaba escribir una bella historia como en efecto lo hizo, con tantas lecturas como lectores.  

El antropólogo  de  Pierre Clastres en sus investigaciones entre los tupi-Guaraní, delimitó  un personaje que tenía estos rasgos, al igual que Richael Dolmatoff entre los Kogi de Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia, identificó otro personaje, con roles similares al  hablador; con funciones diferentes al chamán,  y al curandero, su destino es la palabra. 

Marcos Vargas, el personaje central de Canaima, descubre la piedad roussoniana, tal como la percibía Rómulo Gallegos entre las tormentas Amazónicas, a través de una frase shespiriana.

 “-¿Se es o no se es? Las raíces más profundas de su ser se hundían en el suelo tempestuoso, era todavía una tormenta el choque de su sangre en sus venas, la más íntima esencia de su espíritu participaba de la naturaleza…” (R.G, Canaima, 1985, p.170)

En el siglo XXI ambas novelas, tienen actualidad, debido a  la destrucción de grandes áreas de la selva amazónica y de diversas sociedades tradicionales, debido al Arco Minero del Orinoco y los apocalípticos incendios. Solo bastaría surfear segundos en internet, en Facebook, Instagram, Twitter para conocer  la magnitud de estos ecocidios,  que  han destruido miles de hectáreas y parte de la biodiversidad selvática.  Aproximadamente el  60% de las especies del planeta se encuentran en esa zona y  más del 30% están por descubrirse. A su vez generan el 20 % del oxígeno del planeta y un porcentaje similar de agua dulce. Se  puede incluso visualizar en la red, los efectos   casi a tiempo real  de  estas hecatombes   contra la  ecología planetaria,  como  serían los drásticos cambios climáticos, el deshielo de los glaciales, la desertificación…

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba