OpiniónOpinión Internacional

La evolución de la diplomacia pública: el caso de Azerbaiyán

El mundo donde la diplomacia pública era considerada como una de las reliquias del diálogo diplomático está desapareciendo rápidamente. Así mismo el universo en donde la diplomacia pública se consideraba como un intento de manipular a los públicos extranjeros esta fácilmente descartado. Para entender justamente a la nueva diplomacia pública, no es útil aferrarse a imágenes pasadas de la diplomacia (que todavía prevalecen en la literatura de muchos estudios diplomáticos), ni es aconsejable hacer una proyección hacia adelante de las antecedentes prácticas en la historia para encarar el entorno internacional actual (en el caso de igualar a la diplomacia publica con la propaganda tradicional).

La nueva diplomacia pública va a ser un componente cada vez más estandarizado de la práctica diplomática general y es mucho más que una forma de propaganda realizada por diplomáticos.

Cierto, muchos ministerios de relaciones exteriores todavía están luchando para poner el concepto en práctica en un entorno internacional con múltiples actores, y algunos servicios diplomáticos de hecho, están construyendo su diplomacia pública basados en una formidable tradición de hacer propaganda.  Pero las imperfecciones de la diplomacia pública no deben ocultar el hecho de que gradualmente este se entrelaza con el tejido de la actividad diplomática convencional.

En una variedad de relaciones bilaterales ya se ha convertido en el pan de cada día de muchos diplomáticos, como por ejemplo en la relación entre Estados Unidos y Canadá, en las relaciones entre países de Europa occidental, o entre algunos países vecinos del sudeste asiático. Como observó un embajador canadiense en Washington: ‘La nueva diplomacia, como yo la llamo, es, en gran medida, diplomacia pública y requiere habilidades, técnicas y actitudes diferentes a las que se encuentran en la diplomacia tradicional».

En Europa, la diplomacia pública también se ha convertido en el producto básico en los asuntos internacionales. En un informe muy citado del 2002 del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, se llegó a una conclusión de proporciones históricas sobre el papel de las embajadas de la Unión Europea en otros países miembros: ‘en Europa la diplomacia pública es vista como la prioridad número uno en todo el espectro de problemas.” Ambos ejemplos acentúan un punto más amplio: en regiones caracterizadas por una gran cantidad de interdependencia económica y / o política, así como un alto nivel de interconexión en el lienzo de la sociedad civil, la diplomacia pública se ha convertido en eje esencial en las relaciones diplomáticas.

Aparte de esto la amplia presencia del multiculturalismo de Azerbaiyán en Europa y América del Sur, ha atraído un tremendo valor agregado en la diplomacia pública de este país europeo.  La apertura de las cátedras del multiculturalismo de Azerbaiyán en Romania, Italia, Alemania, Portugal, Lituania, Republica Checa y España es una iniciativa estratégica liderada por el Presidente de Azerbaiyán, S. E.  Ilham Heydar oglu Aliyev; que fue realizada por el Académico y famoso escritor Kamal Mehdi oghlu Abdullayev, rector de la Universidad de Lenguas en Azerbaiyán.  En la misma sintonía ha sido fundamental la participación – con el entrenamiento impecable de los diplomáticos de carrera y expertos en diplomacia cultural de Azerbaiyán – de la Universidad Estatal de BAKU, bajo el liderazgo del Prof. Dr. Elchin Safarali oghlu Babayev, rector de dicha casa de estudios. 

Asimismo, el multiculturalismo de Azerbaiyán y los instrumentos auténticos de diplomacia pública de Bakú han llegado hasta Buenos Aires (Argentina), Uruguay, Paraguay y Brasil; donde (en octubre – noviembre del 2019) la profesora Irina Kunina pudo inaugurar las cátedras del multiculturalismo de Azerbaiyán en la universidad de Belgrano, Universidad El Salvador, la Universidad Nacional de la Plata (en Septiembre del 2016 fue inaugurado el Departamento de Estudios de Azerbaiyán en la Universidad Nacional del Este – Paraguay).  El apoyo del Embajador Rashad Aslanov, en este proyecto de diplomacia pública y promoción de la cultura de Azerbaiyán ha sido un aporte muy importante en el concepto de fortalecer los vínculos bilaterales entre la República del Paraguay y Azerbaiyán, así mismo entre Argentina y Azerbaiyán.

Quizás la definición más sucinta de la diplomacia pública es la de Paul Sharp, que lo describe como ‘el proceso por el cual se buscan relaciones directas con las personas en un país para avanzar intereses y ampliar los valores de los que están representados».  También Hans Tuch escribió sobre la diplomacia pública: «el proceso de comunicación de un gobierno con el público extranjero bajo la tentativa de atraer más comprensión de las ideas e ideales de su nación, sus instituciones y cultura, así como sus objetivos y políticas nacionales».  Con las nociones de Tuch, tenemos evidente el rol de los gobiernos de América del sur para promover la cultura, idioma y valores históricos en el escenario internacional, y tendrán una agenda nutrida para promover en Europa y Asia a las culturas de sus respectivas naciones y fortalecer todos los elementos de la imagen nacional (de cada país) en el concierto de naciones. 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar