OpiniónOpinión Nacional

Las Agallas del Poder

Miguel Molero 

Según John Hudson, un articulista del The Washington Post, Mike Pompeo, secretario de Estado de los EEUU habría revelado en una reunión con líderes judíos lo tremendamente difícil que ha resultado mantener unida a la oposición venezolana. Según Hudson, Pompeo manifestó en esta reunión que habría más de 40 personas que se creen legítimos sucesores de Nicolás Maduro.

Esta revelación Mike Pompeo no representa ninguna sorpresa para los venezolanos, por cuanto lo “presuntamente” manifestado por Pompeo ha sido el “dolor de cabeza” más terrible de nuestra oposición después de los acontecimientos del 2002.

En medio de este debate por las aspiraciones de poder de nuestros dirigentes de la oposición lo trascendental, en mi criterio, son las diferentes interpretaciones del modo y la naturaleza de la lucha política para salir de estos criminales del régimen para alcanzar los objetivos propuestos y sobre esto habría que hablar con la verdad asumiendo los riesgos políticos que ello implica, tendríamos entonces que comenzar por decir: que dentro de la unidad hay partidos de maletín que no representan a nadie más allá de las “individualidades” de su dirección política las cuales algunas de ellas actúan cínicamente dentro de la unidad, pues estas “individualidades” han tenido y tienen posturas anti políticas de rechazo a los partidos que estas “individualidades” califican como partidos tradicionales, irrespetan al mismo tiempo a sus dirigentes llamándolos despectivamente, Dinosaurios. Estas individualidades lamentablemente se ven a veces favorecidas por matrices mediáticas que las hacen a veces lucir como fortalecidas políticamente. Si nos detenemos a revisar y analizar sus discursos, encontraremos una elevada “dosis” de simplicidad sobre la crisis geopolítica que viene padeciendo Venezuela desde el 2002, y un preocupante déficit de profundidad en el análisis.

Dentro de la unidad de nuestra oposición hay políticos curtidos con experiencia, nivel político e intelectual, que han tenido que armarse de paciencia, serenidad y tolerancia para soportar el cinismo de los políticos mediáticos.

El problema real de nuestra unidad no son las aspiraciones de los “mediáticos opositores” con partidos de maletín, sino la falta de decisión de estos liderazgos curtidos con experiencia y con nivel político para denunciar públicamente los intentos de los “mediáticos opositores” de llevarnos a una intervención militar armada extranjera liderada por los EEUU, lo cual hace que muchos venezolanos se hagan de la idea de una intervención tipo Panamá para desalojar del poder a Manuel Noriega en 1989, frente a la defensa de una salida pacífica, constitucional, electoral y negociada, que evite una salida de fuerza que produciría cifras impredecibles de muertos y heridos para el país.

Hagamos algunas reflexiones sobre las invasiones militares de los EEUU en algunos países y empecemos entonteces por la de Panamá en 1989.

La cifra de muertos de la invasión de Panamá el 20 de diciembre de 1989 todavía se desconoce, aunque algunos organismo internacionales la sitúan en siete mil (7.000), otros en cuatro mil (4.000), muchos de estos muertos fueron incinerados y otros sepultados en fosas comunes. Así mismo tenemos que estudios que suelen realizar personas que trabajan en el ámbito de la salud pública tales como: Les Roberts de la Universidad de Colombia, Gilbert Burnham de la Universidad Hopkins, ambas universidades de los EEUU, Riyadh Lafta de la Universidad de Mustansiriya de Bagdad, destacan que en Irak ocurrieron alrededor de 2,4 millones de muertos (https://umoya.org). Habría que advertir que, en estas invasiones de los EEUU, no tuvieron implicados intereses de otros países, lo cual no es el caso de Venezuela. “Desde que se instauró la dictadura en febrero de 1998, Chávez comenzó a aliarse con gobiernos extranjeros afines, como son los comunistas cubanos, los fundamentalistas iraníes, los neoimperialistas rusos y chinos, y terroristas de las FARC, el ELN, Hamás y Hezbolá, y comprándoles armas a unos, o entregándoles riquezas o partes del territorio a otros, a cambio de que le presten servicios para combatir a la oposición o enfrentar una invasión extranjera.” (Manuel Malaver 9 de junio 2019).

A los radicales de la oposición se les olvida que el escenario geopolítico del conflicto del país no es el mejor escenario para los extremos, de allí que las arengas a de la intervención militar extranjera no solo son contraproducentes, sino irresponsables. Veamos una opinión del excanciller chileno Ignacio Walker: “Fue un error pedir la salida de Pinochet antes de negociar con él” (…) “Estamos en dinámicas de movilización y negociación. No basta con la movilización. En Chile, en el período 1982-1985, la movilización nos hacía ver que Pinochet estaba caído, cosa que era falsa. Así, pedíamos que Pinochet renunciara antes de sentarnos a negociar”

(http://www.noticierodigital.com/2019/06/excanciller-chileno-fue-error-pedir-la-salida-pinochet-negociar/)

Pero a pesar de estas y otras experiencias, los radicales y apologistas de la intervención militar extranjera al parecer no han aprendido nada de las mismas, pues ya que sus ambiciones, sus agallas de poder y su conciencia de dirigentes mediáticos, les exige apresurar el paso antes  de que les apague la luz de los reflectores de las cámaras de la Televisión y los flash de las cámaras de los reporteros gráficos de la prensa, pues su popularidad se mide en centimetrajes periodísticos y en apariciones de Televisión.

Los apologistas de la de la invasión militar extranjera se los olvida, al igual que Trump, que el mundo y el lugar de los EEUU ha cambiado y que por lo tanto ya no puede imponer por la fuerza sus intereses por encima de los demás países.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba