OpiniónOpinión Internacional

Nuestro Everest

La crisis que atraviesa las democracia brasilera —descrédito de sus electores, caos partidista, alianzas espurias, emparejamiento del estado con el partido y la corrupción— hace que se olvide la crisis del propio concepto en el mundo global: unidos a sus electores locales y a la próxima elección, los políticos no están estructuralmente preparados para enfrentar los problemas planetarios y de largo plazo. Dentro de los límites nacionales y electorales, resulta imposible enfrentar problemas como el calentamiento global, la migración, el terrorismo, el crecimiento o el decrecimiento, la energía, la corrupción.

Pensando en eso, con base en una iniciativa mía y del Premio Nobel de la Paz de 2014, Kailash Satyarthi, parlamentarios de diferentes países nos reunimos la semana pasada en Nepal y creamos el Movimiento Parlamentarios sin Fronteras, escogiendo como primer tema de acción global los “Derechos de la infancia en el mundo”.

En su discurso de clausura del encuentro que fundó el Movimiento Parlamentarios sin Fronteras, Kailash Satyarthi dijo: “Aquí estamos no apenas unidos parlamentarios que defienden los derechos de los niños del mundo. Estamos iniciando también una nueva cultura política, adaptada a los tiempos globales, para enfrentar problemas globales.”

No se trata de reunir parlamentarios nacionales para representara sus países en la discusión de un tema, sino de reunir parlamentario comprometidos con un tema mundial para que, unidos por el tema, atraigan a sus países hacia una posición común en el mundo, llevando esas ideas hacia adentro del propio país.

Al reunir a “PsF” en torno al tema de los derechos infantiles, los parlamentarios fueron a Nepal, en primer lugar, como defensores de los derechos de la infancia en el mundo, sólo después como representantes de sus países. A decir verdad, ellos van a representar a esta bandera dentro de sus países.

La idea de aglutinar al máximo de parlamentarios nacionales de diversos países en la búsqueda de soluciones para problemas globales, rompiendo con la frase verdadera de Obama, en Copenhague, en el 2009: “No hay político elegido por electores mundiales.” Pero si cada parlamentario se queda atado sólo a los límites de sus electores y de la próxima elección, es posible que las próximas generaciones sean sacrificadas en todos los países.

En los tiempos de hoy en día, casi todos los problemas de cada país pasan por soluciones planetarias y de largo plazo. De allí que el movimiento haya escogido   los derechos de la infancia como su primer tema, mientras prepara nuevas reuniones sobre otros temas, como energía, terrorismo y pobreza.

Muchas personas a Nepal para escalar el Everest. Nosotros no somos tan fuertes como ellas, pero somos más idealistas. Como dije en la reunión colectiva internacional de prensa, fuimos allá para salvar mil millones de niños si escuela de calidad, que trabajan en vez de estudiar, sujetos a explotación sexual, sin atención médica y sin comida.

Ese es nuestro Everest.

Cristovam Buarque es senador (PDT-DF).

Traducción del portugués por Carlos Armando Figueredo

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar