Opinión Internacional

Ahora, el debate

En el marco de la más absoluta imparcialidad, cinco importantes instituciones del país han convocado el debate presidencial, que se llevará a cabo dentro de los 15 días previos a la fecha que determine el Jurado Nacional de Elecciones para la realización de la segunda vuelta.

Los organizadores -la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), El Comercio, Panamericana Televisión y Radioprogramas del Perú (RPP) con el patrocinio de la Confiep- buscan atender la imperiosa necesidad de que la ciudadanía conozca de manera suficiente las propuestas de los dos candidatos -el ingeniero Alberto Fujimori y el doctor Alejandro Toledo- y naturalmente el sustento de sus programas de gobierno.

Este tipo de exposición pública se realizó en el Perú hasta en dos oportunidades anteriores. La primera de ellas fue en 1990 y la segunda en 1995, bajo el auspicio de las mismas entidades que hoy promueven este necesario y trascendente dialogo.

El debate tendrá alcance y repercusión nacional e internacional, de forma tal que sus temas, así como su correspondiente tratamiento, contribuirán no sólo a que la población comprenda con mayor precisión los programas de ambos para cumplir sus objetivos sino, además, la proyección de una saludable imagen democrática y que así se interprete cabalmente el compromiso que adquirirían los candidatos con el país y sus electores.

El formato seguirá los mismos patrones con que se realizaron los grandes debates electorales recientemente en España y en Chile, así como los llevados a cabo en otros países de reconocida trayectoria democrática. La cita puede resultar gravitante en la decisión final de los ciudadanos.

Esta indispensable exposición de ideas viene siendo reclamada por todos los sectores sociales y ha sido recogida por la mayoría de las instituciones y medios de comunicación, que la han considerado de fundamental importancia para el proceso peruano.

Si la segunda vuelta de alguna manera atenuaría las circunstancias que se presentaron hasta el 9 de abril, este debate contribuirá a que tanto en el ámbito interno como en el exterior la percepción democrática de nuestro país se fortalezca y así se tenga la evidencia de que finalmente los peruanos elegiremos a quien dé mejores razonamientos y fundamentos a sus diversas propuestas programáticas.

Afortunadamente voceros de ambas agrupaciones -Perú 2000 y Perú Posible- han comentado la necesidad de asumir este compromiso cívico, que por las características de la coyuntura puede resultar histórico.

Los organizadores han establecido las bases de este trascendental debate de manera que el principal beneficiado sea el elector, buscando por cierto la más prolija imparcialidad en el desarrollo del mismo. Así, los dos candidatos invitados han recibido las bases de este debate con anticipación suficiente para que puedan preparar sus exposiciones con la antelación necesaria e informar a la ciudadanía sobre los detalles de sus planteamientos. Cada uno deberá nominar su personero para las coordinaciones pertinentes.

Se ha dejado establecido también que los dos candidatos invitados intervendrán en el tratamiento de los temas previstos según un orden previamente establecido por sorteo.

Los temas globales debidamente discutidos por los organizadores -en función del tiempo y de la funcionabilidad del programa-son los siguientes:

– El Perú ante el mundo: Los desafíos de la globalización.

– Instrumentos para la reactivación de la economía.

– El problema del trabajo.

– Institucionalidad democrática (gobernabilidad sin mayoría parlamentaria, poderes del Estado, descentralización, etc.).

En consonancia con la denominación de la cita y dada la naturaleza y el propósito del evento los candidatos participantes están especialmente invitados a formular propuestas creativas en torno a los temas de que eventualmente se ocuparían desde la Presidencia de la República. A su vez se asignará un tiempo de dos minutos para los saludos de cada cual. Posteriormente contarán con cinco minutos para tratar cada tema en forma alternada para luego ir ambos a una réplica de tres minutos. El esquema se mantendrá para cada uno de los cuatro temas planteados.

Las bases establecen también que tanto en las exposiciones como en las réplicas cada candidato puede referirse a la propuesta de su oponente en los términos propios de un alturado y respetuoso tratamiento personal y cívico. Se ha establecido igualmente que, al término de las intervenciones programadas para todos los temas, cada candidato podrá hacer uso de cinco minutos finales como conclusión y despedida, buscando eventualmente la recapitulación de sus exposiciones y propuestas.

Para los efectos de lograr un debate sin perturbaciones que puedan influir en el desarrollo de las exposiciones, los organizadores han previsto que se llevará a cabo en forma cerrada, sin público participante, y será difundido a través de los medios de comunicación involucrados en Creatividad Presidencial. Todo hace suponer que el debate tendrá uno de los más importantes ráting en virtud de las circunstancias en que ambos candidatos han llegado a la segunda vuelta.

Esta presentación será central para la definición presidencial y con su concepción y realización tanto los organizadores como los propios candidatos están cumpliendo con la responsabilidad que les corresponde frente a la ciudadanía, sirviendo así a los más altos intereses nacionales.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba