Opinión Internacional

Bilateral, multilateral o trilateral

Nuestra América Latina, y específicamente nuestra América Andina atravesó una situación que por lo menos en el acontecer y contemporaneidad es novedosa. Jamás habíamos experimentado los países andinos y sus ciudadanos una situación tan subida de tonos, tan desbocada en términos de un posible conflicto armado como las horas y días que se registraron en la región, tanto así que se opto por convocar una Reunión Extraordinaria de los Estados pertenecientes a la Organización de Estados Americanos a través de la Cumbre de Rio celebrada en República Dominicana.

Cabe señalarse que en el abordaje llevado a cabo por diversos analistas, y naturalmente las respectivas cancillerías, ministros, asesores y otros, existía un punto de coincidencia y es condenar la incursión que el Estado Colombiano hiciera dentro del Territorio del Ecuador, afectando su soberanía. Sin embargo, ningún gobierno predico conflicto, choque, retiro sus embajadas y movilización de tropas, batallones y armamento, salvo naturalmente el gobierno del Ecuador encabezado por su presidente Rafael Correa, y de forma arbitraria, y un tanto extremista el gobierno del presidente Chávez.

La actitud del presidente Correa era de esperase por razones naturales. Lo que si no tiene justificación alguna es la alharaca y más aún, el retiro de nuestra embajada en Colombia, y peor aún, el envío de batallones, tanques y tropa a la frontera. La actitud del gobierno de Chávez es bajo todo punto de vista legítima pero desproporcionada. En la globalización donde privan los acuerdos en materia humanitaria, económica y demás, las relaciones con los países, vecinos y socios comerciales deben ser de más armonía y ponderación, nunca de zozobra o de propensión al conflicto.

Debemos recordar que el conflicto y la declaratoria de casi guerra de parte del presidente Chávez hacia el gobierno del presidente Álvaro Uribe no tenía asidero y justificación. El conflicto registrado puede asumirse como Bilateral (Ecuador – Colombia) o Multilateral (los países de América Latina) pero nunca Trilateral (Ecuador – Colombia y Venezuela). A ningún país andino y latinoamericano le conviene una escalada militar y violenta. Además, no perdamos de vista que el trasfondo de todo estuvo en una decisión de un gobierno y Estado que está absolutamente convencido de que con la guerrilla y el terrorismo no debe haber tregua, el golpe a la FARC es inobjetable, el asesinato de Raúl Reyes era un riesgo y costo que había que correr y asumir, sin que ello implique legitimar la violación de un territorio. Sin embargo, cabria preguntarse si igualmente no es una violación de la soberanía la forma como incursionan y se instalan por largo tiempo los campamentos de las FARC en territorio ecuatoriano o venezolano.

La cumbre y la intervención y el coraje de algunos presidentes y cancilleres en hora buena, es lo que milagrosamente acabo con el conflicto y posible guerra en la región. Álvaro Uribe fue el gran triunfador en dicho conflicto, nos sólo por descabezar a la FARC con la muerte de Raúl Reyes, y posteriormente Iván Ríos, sino además por colocar la condena a la FARC en la palestra global. Dios quiera y no volvamos a estar cerca de un conflicto planteado. Por lo pronto, deben de recuperase las relaciones entre los países afectados y aprovechar esta semana santa para repensar algunas actitudes y posturas. Venezuela necesita que su presidente y gobierno miren adentro y dejar a un lado un protagonismo que nos ha hecho daño. Que viva Venezuela.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba