Opinión Internacional

Deberíamos imitar a México

La dirigencia política y democrática de México, unida y agrupada en pro de la nación, ha decidido dar un paso importantísimo en la reestructuración de las políticas económicas estructurales internas y externas de Estado. Existen expectativas de que los cambios propuestos y aprobados por mayoría calificada y convincente resultarán exitosos, para bien de economía de México y el bienestar económico y social de su población.

La primera decisión importante tomada fue la unirse al grupo de naciones latinoamericanas que participarán en el enorme mercado de intercambio comercial con Asia, Europa y naciones colindantes con el océano pacifico, en condiciones atractivas que garantizan mayores oportunidades de ingresos económicos adicionales para el País.

Estas decisiones las toma México en medio de una polémica latinoamericana, sobre la preferencia ideológica del sistema económico a utilizar en las economías de los diferentes países de la región. ¿Socialismo marxista o Capitalismo?

El bloque de los países del Alba, junto a Argentina han escogido al socialismo marxista como sistema económico predominante, razón por la que Ecuador no aceptó incorporarse al bloque del pacifico, cuando por su ubicación geográfica, le correspondía hacerlo. Posiblemente se incorpore al Mercosur, junto a Bolivia, ambos miembros del Alba.

Otro bloque económico que prefiere al sistema económico socialista para intercambiar productos, es el de Mercosur, donde participan Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay y Venezuela. En dicho bloque existen divergencias entre sus participantes, por la adopción definitiva del sistema económico de mercado a utilizar. Como sabemos, varios países de ese bloque, utilizan al socialismo y al capitalismo alternativamente, sin definir claramente sus preferencias.

Otra decisión trascendental tomada por el actual gobierno de México, ha sido la de reestructurar profundamente al sistema educacional mejorándolo en todas sus partes básicas; deslastrándolo de sindicatos y mafias extremistas de izquierda que impiden su evolución, para perjuicio de las grandes mayorías. El gobierno actual decidió modernizar el sistema educativo para impartir mayor y mejor educación para toda la nación.

La reestructuración energética pareciera ser la más importante y decisiva a favor de la economía de esa nación. Pemex, la empresa de petróleo de México, nacionalizada desde inicios del siglo XX, ha venido confrontando serios problemas de operatividad, flujo de caja, retraso en la generación de reservas petroleras, disminución de su potencial de producción de petróleo, envejecimiento de sus instalaciones, manejo capcioso de su administración, etc.

Abrirse al capital privado nacional e internacional de libre mercado, eliminar vicios internos, aunado al cambio de Junta Directiva por una más actualizada, moderna, capaz, eficaz y eficiente, parecieran garantizar una reforma necesaria para mejorar sustancialmente las actividades de Pemex para generar más divisas y facilitar el creciendo económico en otras actividades del país.

En escritos anteriores he alertado sobre el proyecto latinoamericano iniciado por el gobierno comunista de Cuba y el Foro de Sao Paolo instalado en Brasil; aupado por el ex presidente de esa nación y miembro del partido comunista de los trabajadores, Luiz Inácio Lula da Silva.

Dentro de los objetivos de esta enorme conspiración anti imperialista, anticapitalista y anti democrática, México es considerada como una de las próximas conquistas del Foro de Sao Paolo, que como es sabido está conformado por los partidos de ultra izquierda de Latinoamérica. Afortunadamente, este cambio estructural que está anunciando e iniciando México, lo hace oportunamente y pudiera neutralizar la amenaza política que desde hace años se cierne sobre esa norteña nación, de ganar las elecciones el Partido de la Revolución Democrática, PRD.

México tiene por delante una gigantesca tarea renovadora que requerirá de muchos esfuerzos, así como de unidad política sostenida y en consenso, para resolver las múltiples necesidades que padece. Entre éstas estarían; las desigualdades sociales, las controversias ideológicas estériles, la ingente pobreza, la inseguridad ciudadana, la expansión de la delincuencia organizada, la alta corrupción en el gobierno Federal y en los gobiernos regionales y locales.

De acá en adelante, será un gran reto para el gobierno actual y los sub siguientes gobiernos democráticos que actúen en México. Si algo necesitaba México con urgencia, era esta gran reestructuración y apertura económica. Auspicio que vendrán más reformas en la medida en vayan avanzando en la consolidación de esta restructuración. Como demócrata cabal, apostaré a la suerte de este gobierno y sus Aliados políticos para que les vaya bien en esta importante cruzada. De hecho, la opinión internacional ha recibido la iniciativa con mucho optimismo.

A sabiendas de las diferencias existentes entre México y Venezuela, entre las cuales la única e inobjetable igualdad común es haber nacionalizado ambas naciones las actividades petroleras. También podría destacarse la importancia del petróleo para ambas naciones. Sin embargo, para Venezuela el petróleo es de mayor relevancia que para México, puesto que ésta es prácticamente, la única fuente de ingresos de divisas que tiene Venezuela.

Solo el gobierno de Venezuela, apoyado por la sociedad civil venezolana unida, con contribución del capital privado nacional e internacional, puede tomar la iniciativa de resolver la crisis económica del país tal como lo está haciendo pacíficamente en democracia el gobierno de México. Pareciera ser lógico y deseable que Venezuela imite a México y reestructure a PDVSA, que como sabemos está muy deteriorada y disminuida en sus operaciones básicas.

Según opinión calificada de expertos venezolanos e internacionales en economía, las medidas económicas anunciadas hasta ahora por el gobierno, son insuficientes, para resolver la enorme crisis económica. ¡Imposible generar mayor cantidad de dólares bajo las condiciones actuales de deterioro que presenta PDVSA! Para colmo, el presidente Nicolás Maduro ha declarado que “contra viento y marea”, seguirá adelante con el “SOCIALISMO”, a pesar de su gran fracaso a nivel mundial. Como dice el refrán, amanecerá y veremos. Dios proteja y salve a Venezuela.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba