Opinión Internacional

Del ALBA y de la Cumbre

Los eventos internacionales, cualquiera sea su índole, levantan general expectación. Se trata de concilios de expertos. Digamos en el Tute, que analizarán los distintos lances de ese juego con barajas, incluidos los “cantos” y el conteo de los puntos, para ofrecer a los ludópatas un escenario de progreso.

De allí que, quienes habitamos en países integrantes del ALBA, sintamos que nuestros mandatarios han infligido profunda herida al legítimo orgullo de ser latinoamericanos. Pero ¿qué esperar de un cónclave concurrido por menesterosos malvivientes, catapultados al solio reservado a estadistas por desajustes político-sociales propulsores de aberrantes decisiones colectivas? Nada que trascendiera los límites del pasado y se eleve por encima de la medianía.

Así, en medio del huero palabrerío comunista, lograron articular dos proposiciones debatibles en foro que se precie de tal, con el añadido del publicitado propósito de boicotear la Cumbre de las Américas, próxima a reunirse en Trinidad, con asistencia del Barack Obama, Presidente de USA, más el canto al cisne entonado por Raúl Castro al manifestar su disposición al diálogo con el de USA, sin exclusión de temas.

Con altanería de condesa descalza, la señora Kirschner, en el discurso de apertura, bazofias aparte, puntualizó cuestiones como la de revisar el papel de usurero del Fondo Monetario Internacional y adoptar fórmulas de reciprocidad diferentes a las impuestas por la Guerra Fría. La prepotencia y la exigencia, con cara de plañidera sumida en absoluto abandono, por la vuelta de Cuba a la OEA ensombrecieron su discurso.

Para mayor vergüenza intervinieron dos analfabetas funcionales. El pobrecito de Morales que no tiene la culpa y Ortega, violador convicto, que afea el rostro de Centroamérica, acompañados de un cura de bragueta alegre. Todos, sin ocultar el platillo pedigüeño, pasaron factura por viejos agravio. Pidieron dinero para erradicar el analfabetismo y frenar el narcotráfico, lo cual es válido. ¿Pero sin condicionamientos administrativos? Así actúan los choros. Eso sí, manteniendo “en alto la dignidad” del petardista.

Y he allí que boicoteador, resultó boicoteado. Obama les rompió la nuez de su estrategia. Sin inmutarse por facturas de vieja data, ofreció 90 mil millones de dólares para el desarrollo social, sin que ello impida la fluidez de aportes para el desarrollo científico y avances tecnológicos, temas ignorados por los izquierdosos suramericanos. Exigió respeto a los derechos humanos.

En cuanto a la cuestión cubana que atormenta a los integrantes del ALBA, Obama recogió el guante lanzado por Raúl Castro en Cumaná y, como los enamorados de tiempos idos, le pidió alguna prueba de amor hacia la democracia. Fidel dijo que Raúl no había dicho lo que dijo. Grave contradicción. Los Castro no quieren regresar a la OEA, de donde fueron echados por atentar contra la seguridad continental. Raúl quiere negociar con USA y deja en la estacada a las plañideras del comunismo en desuso.

El bellaco rojo rojito que nos desgobierna reprisó, en la audiencia zonal privada y con inusual moderación, el CD anti-imperialista. De lambiscón, siempre atento al lente de las cámaras, forzó un estrechón de manos con Obama, rogándole que fuera su amigo, a tiempo de obsequiarle un libro, guía para débiles mentales, que autografió sin ser el autor.

¿Quién tuvo estatura de líder? ¿Quién superó las expectativas?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba