Opinión Internacional

Kirchner juega con fuego

«Si algún hijo de puta te molesta, no dudes en llamarme. Coge, éste es el número de mi móvil privado… » le dijo José María Aznar a Kirchner, como convencido el jefe del gobierno español, de que Kirchner no es otro Chávez. Pero, ¿cómo saberlo? en apenas 2 meses de gobierno que lleva el nuevo presidente argentino. El tiempo lo dirá.

Mientras tanto, pareciera que el primero en molestar habría sido el juez Garzón, y sus bulímicos autos de detención; a través de los cuales pretende en la distancia y aparentemente de común acuerdo consigo mismo (pareciera no haber mas jueces en España) procesar por genocidio a miembros de las Juntas Militares, que ejercieron el poder en Argentina desde el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976.

Así las cosas, Kirchner quien fue perseguido por el régimen militar de la última dictadura, desde que asumió el poder demostró que no le tiembla el pulso, ni para depurar la Corte Suprema de Justicia, ni para cambiar al Alto Mando Militar. En ese sentido, al día siguiente de emitida la rogatoria de Garzón, Kirchner revocaba el decreto que prohibe las extradiciones; el cual había sido firmado por el ex presidente De La Rúa en diciembre 2001.

De ahí que quepa preguntase si fue que le torcieron el brazo a Kirchner; si será una hábil jugada de ilusionismo político por parte del nuevo presidente argentino o anda Kirchner alborotando a las oscuras golondrinas.

Como quiera que sea, la orden de detención contra 45 militares y un civil, y la respectiva extradición a España preocupa a destacados juristas argentinos. Hablan de contradicciones, puesto que algunos ya fueron condenados, otros están enfermos y un numero importante de los solicitados tiene mas de 70 años y les corresponde prisión domiciliaria. Además que, luego de años en los que se cruzaron leyes, decretos e indultos a militares condenados y procesados, la situación de los juicios a militares se convirtió en un berenjenal jurídico, donde todo es interpretable, y las extradiciones serían «jurídicamente inviables» dicen los expertos.

¿Habrá considerado esto, el mediático juez Garzón?

« Mientras la cuestión se resuelva en la Argentina, no habrá problemas. Creo que no debería haber una sola extradición » señaló el Ministro de Defensa, José Pampuro; dejando entrever que en su despacho hay plena conciencia de las consecuencias y el alcance real que tendrían las extradiciones. En Buenos Aires, se bromea que en ésta ultima semana Pampuro ha cruzado desde el edificio Libertador (Ministerio de la Defensa) hasta la Casa Rosada, el equivalente a todo un período presidencial.

¿Estará lista la democracia argentina para enjuiciar a sus propios genocidas?

No hay duda que el clima político argentino se ha enrarecido, al tiempo que se ha inflando la popularidad de Kirchner hasta 80%; la gente está de acuerdo con la decisión presidencial de habilitar los juicios de extradición.

Una vez desinflado el tema, Kirchner será recordado como el presidente que metió en cintura a los militares genocidas, sin que en realidad ninguno sea ni extraditado ni encarcelado; como ilusionismo político sería una obra maestra ˆ si todo sale bien -, por parte de Kirchner.

Sin embargo, el entorno del presidente argentino sabe que la legislación vigente impide la extradición de argentinos; y hasta dejan entrever que en el fondo al propio Kirchner no le gustaría, que jueces argentinos se pusieran a acordar pedidos de extradición. Dicho esto, podemos deducir que al final se aplicara la jurisprudencia chilena, aquélla que se produjo como consecuencia del pseudoarresto londinense de Pinochet, el cual hizo tambalear a la púber democracia chilena.

Suerte que tienen los hijos de puta genocidas.

(*): Site del autor (%=Link(«http://www.luisdelion.net/»,»www.luisdelion.net/»)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba