Opinión Internacional

Nada que explicar

Ya Chávez perdió el favor de la prensa internacional, ahora comienza a perder el de los gobiernos.

Cuando el chavismo trató  de desprestigiar el Informe de la CIDH, ante la OEA, para ocultar las denuncia sobre las violaciones de los DD.HH. y “el creciente debilitamiento de la democracia” en Venezuela, se encontró con la fuerte oposición de EE.UU., Canadá, Panamá e incluso Argentina. Y lo que es más grave, con el silencio de los “albanos”, a excepción hecha de Nicaragua

Aún no ha habido reacción de la Unión Europea, pero la posición a veces timorata de esa organización seguramente cambiará con el caso FARC-ETA. La acusación de que el gobierno bolivariano tiene relaciones con la ETA y las FARC, ha sido criticada por los revolucionarios, por estar basado en las computadoras de Reyes, pero qué mayor prueba que una Gaceta Oficial donde el coordinador de la ETA en Venezuela, es nombrado en un cargo público, amén de las denuncias de varios indiciados.

Los indicios apuntan a que hubo esta relación, pero si Chávez insiste en ignorar las peticiones de información, al remachar que no tiene nada que aclarar, y si ni el gobierno de Zapatero ni Chávez pueden presionar al juez español, el ruido aumentará y la condena será imparable.

Entonces el gobierno complaciente de Zapatero, no podrá hacerse el loco en cuanto a la ingerencia del gobierno chavista en la alianza ETA-FARC para atentar contra figuras de estos países, y  tendrá que cambiar su posición. Y al perder España- y PSOE- el chavismo pierde Europa. Es más, este caso podría ir a otras instancias internacionales, recordemos que la Corte de La Haya esta buscando información sobre los apoyos internacionales que recibe las FARC desde el exterior, incluyendo a Venezuela.

Por ahora la comunidad internacional no hará mucho con el Informe de la CIDH. Pero, si en el país se plantea otra crisis en que la OEA tenga que intervenir como fue el caso en 2003, con la creación de la “Mesa de Negociación y Acuerdos”, seguramente la posición de la comunidad internacional y de la OEA misma será muy diferente, debido a las denuncias muy bien documentadas que se han establecido en el Informe.

La posición altanera de “no le doy cuenta a nadie”, que intenta ocultar hechos patibularios con el ropaje de defensa de la soberanía nacional terminará explotándole al gobierno bolivariano. Chávez ha querido seguir la ruta de Fujumori y pedir la salida de la CIDH , sin recordar que este camino llevó al peruano a la cárcel por violación a los DD.HH. 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba