Opinión Internacional

Sobre el Allende Venezolano de Anibal Romero

Concuerdo con varias apreciaciones del profesor (%=Link(3346646,»Aníbal Romero»)%) sobre el papel de las izquierdas en América Latina, pues es obvio, en un mundo globalizado, sus proyectos sin ideología, ofrecen solamente un sueño de lo que pudo ser un proyecto marxista extraviado por Lenin y corrompido por Stalin y Mao, sin contar a Pol Pol, Abimael Guzmán y el propio Che Guevara quien fue un patán de las finanzas y un iluso de la revolución, transformado en ídolo por la meca del cine y por los impresores de objetos e imágenes “fálicas-pseudo ideológicas”, que imitaban al barbudo argentino, quien era un resentido debido a sus terribles padecimientos de salud: era, en buenas cuentas, un suicida en potencia.

Estamos de acuerdo en el fracaso de Fidel, quien habiendo nacido en “cuna de oro”, por circunstancias aún desconocidas, se transforma en un enfermo de resentimiento… Pobre hombre es lo que es, pero como muchos pobres hombres (Mussolini, Hitler, Franco, Mao Tse Tung,Idi Amin, Galtieri, Pinochet, y otros tantos) tenían desórdenes mentales que los hacía creer lo que no se creyó ni Napoleón: que cambiarían la historia. ¡Que pretensión!
También estamos de acuerdo con que Salvador Allende Gossen era un hombre de categoría, de clase, muy educado, simpático, orgulloso de su caballerosidad, valiente e intelectual, lo que obviamente deja fuera de juego cualquier comparación con el actual ocupante de Miraflores, quien es todo lo contrario. Me imagino que Allende vivo, habiéndolo conocido, no tendría entre sus amistades a tan tosca especie del mundo politiquero. Chávez, es Chávez y ninguna persona con dos dedos de frente lo hace su amigo.

Para Aníbal Romero el proyecto de Allende fue una tragedia para Chile. Yo más bien diría que el proyecto de Allende, aún vigente y bajo la conducción de ese gran estadista que es Ricardo Lagos, está dándole la razón al “Chicho”: la justicia social (socialismo se le decía antes) se alcanza solo mediante una alianza de clases (Allende concitó la atención y apoyo de la clase media, profesor Romero) y mediante la voluntad democrática. Claro que a Allende lo perjudicaron algunos locos fanáticos que hacían más ruido que las nueces que partían y que fueron usados por los intereses norteamericanos. Acuérdese Profesor que se vivía la guerra fría y el contexto histórico era diametralmente al actual.

Usted se olvida profesor que Allende no era querido por la URSS, pues era un mal ejemplo, peor que Tito, pues podría lograr pacificar a los mentes calientes del llamado socialismo real que no propiciaban otra cosa que el capitalismo de Estado, como Fidel y de lo cual no se daban cuenta. ¡Pobres ilusos! – Lo mismo pasaba con la República Popular China, la cual desde el mismo 11 de septiembre apoyó decididamente al Capitán General Augusto Pinochet Ugarte, pues no estaba de acuerdo con las posiciones anti maoisas de la izquierda chilena.

Por otro lado, usted seguramente no recuerda que el partido Comunista Chileno, segundo partido en importancia de la coalición de la Unidad Popular, no tenía relaciones con Fidel Castro; recién esas relaciones se iniciaron, más o menos en 1976 producto del exilio. El PCCh rompió con Fidel precisamente pocos días después de su larga visita a Chile, en donde el dictador quiso dictar cátedra revolucionaria y los comunistas chilenos lo mandaron para cierta parte, pues supe que la discusión fue bastante fuerte. El diputado orlando millas, quien para entonces era miembro del CC del PCCh fue el encargado de poner a Fidel en su lugar.

Como usted puede ver, estimado Profesor, es bueno de vez en cuando hurgar en la historia o conversar con los actores de ella.

Cuando Allende hablaba de cambiar la constitución lo hacía para modernizarla, pues la constitución era demasiado estatista y eso nos perjudicaba con las inversiones extranjeras y con la creación de organizaciones participativas para obligar al pueblo a solucionar sus problemas, tales como el de la vivienda (autoconstrucción) educación (extender la obligatoriedad escolar a 12 años, lo cual sólo se logró ahora con Lagos, y mejorar los sistemas de salud y ahorro de la población.

Allende, no era Chávez, y por supuesto no sucumbió jamás al espejismo de la revolución. Cuando él hablaba de la “revolución de las empanadas y del vino tinto”, obviamente se refería al respeto de la chilenidad y de su sentido nacional en un mundo que tenía que cambiar; recuerde Profesor que EE.UU., para entonces el mundo era bipolar y nosotros éramos aún considerados el “The back yard” de Estados Unidos, con todas las consecuencias que ello implicaba, especialmente para un país como Chile en donde existía una gran educación en las masas. Hoy por hoy, para poner un ejemplo, es uno de los pocos países en donde para ser policía y salir a dirigir el tránsito, se requiere de bachillerato, PAA, hablar dos idiomas y hacer un curso de tres años que incluye hasta la manera de asistir a un parto.

Allende pertenecía a la laboriosa burguesía chilena; claro, el tenía además, sangre judía lo que lo hacía bastante más inteligente (no quiero decir con esto que ser judío es sinónimo de inteligencia, pero hay que reconocer que el IQ de ese pueblo es bastante alto.

Usted también se equivoca al dudar de las intenciones democráticas de Allende. Claro que él era marxista, ¿qué hay de malo en eso? -¿Acaso usted no lo fue? El marxismo es un método de análisis, es una ciencia social y no es un dogma pues se sustenta en la dialéctica y en el materialismo histórico. Allende, por otra parte pertenecía a la Logia Irma 112 de la Francmasonería de Chile, lo cual, no deja de avalar su condición de hombre respetuoso de la democracia (sin apellidos).

Ahora bien profesor: ¿qué es estar históricamente equivocado? -¿Seguir el río de la historia o tratar de cambiar el curso de sus aguas? – Allende, era buen nadador, seguía los cambios, no los inventaba…

Finalmente, Profesor, Allende no fracasó. Lo mataron los traidores, fascistas y neoliberales iguales a Chávez. Pues, no creerá usted que Chávez es comunista ¿verdad?
No creerá usted que Fidel es comunista…. Pues, si es así le recomiendo la relectura de Marx y Hengel…

(*): Politólogo, autor de Neoliberalismo Miseria Humana, Vadell Hnos.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar