Opinión Nacional

15 F y el ventajismo como sistema

El régimen ganó con 6 millones de votos aproximadamente (que lejos los 10 millones por el buche de otros tiempos y ni siquiera pudo conservar los 7 millones del 2006). En esta última elección la diferencia entre gobierno y oposición se reduce apenas a un 9% de diferencia, fue un triunfo donde en todo momento prevaleció el ventajismo y el abuso oficialista irrespetando la dignidad y el decoro de muchos electores. Los funcionarios públicos fueron acosados y obligados en una buena parte a votar por el gobierno bajo amenaza o chantaje.

La historia enseña que estas mismas personas que no son almas muertas, en su momento, denunciarán y derrotarán a estos domadores de almas, codiciosos de poder y riqueza. A pesar de todo, la Venezuela democrática avanza, la que quiere progresar en paz y en un país reconciliado y moderno.

Vamos a recuperar la democracia, sin lugar a dudas, con poderes autónomos y oportunidades para todos, sobre la base de la necesidad pero también de la capacidad y el esfuerzo personal, no hay libertad sin dignidad y no hay libertad sin responsabilidades.

El presidente viene en descenso electoral, político e histórico y los “tiempos” de la economía y la política ya no trabajan a favor de él. La oposición ganó el 2D del 2007; entre otros factores por la abstensión y la disidencia chavista. El 23N del 2008 gana el oficialismo pero la oposición gana en los grandes centros urbanos en la gran Caracas y en zonas estratégicas como el Zulia, Táchira y Carabobo. El 15F del 2009, la oposición pierde el proceso electoral con una diferencia mínima. El 2D, el 23N y el 15F son fechas que marcan un solo camino, la recuperación plena de nuestra democracia en consonancia con el siglo XXI.

Mención aparte merece el comportamiento del CNE, sordo y ciego frente a tantos abusos de poder y ventajismo oficialista y si quedara alguna duda bastaba ver como la mayoría de sus funcionarios festejaban el propio 15 de febrero con el anunció del triunfo oficialista.

Ministerios, PDVSA y todas las dependencias oficiales se convirtieron en oficinas electorales, contraviniendo todas las prohibiciones legales que existen al respecto. Vivimos en un estado electoral en donde todos se confunden y todo es puesto al servicio de una ambición de poder. A pesar de todo ello el país democrático seguirá avanzando e indefectiblemente recuperará la democracia plena que todos los venezolanos merecemos sobre la reinstauración del estado de derecho y las garantías necesarias para el disfrute de los derechos humanos para todos los venezolanos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba